24th de February de 2021
CORONAVIRUS Pandemia de Coronavirus
05-05-2020 18:27

Igual, pero distinto

A partir de un estudio del IAE Business School y DCH las empresas Argentina, España, México y Portugal, tienen las mismas preocupaciones.

Julián Irigoin*
05-05-2020 18:27

Los directivos de Recursos Humanos de empresas en Argentina, España, México y Portugal, se encuentran lidiando con las mismas preocupaciones. Sin embargo, en otros aspectos y por varias razones sus realidades difieren. Ambos hallazgos pueden resultar interesantes para aquellos que se encuentren en posiciones de alta responsabilidad, así como también los aprendizajes que esta pandemia está dejando. La investigación que coordiné en Argentina desde IAE Business School y con DCH (Organización Internacional de Directivos de Capital Humano) en los otros tres países, confirma que la mayor preocupación es coincidente: caída de ventas. El 91% de las 296 empresas que participaron en el estudio cree que la tendrán. La mitad de ellos vaticina que esa caída será del 50% o más. Argentina y México son de los cuatro países los más preocupados por esta situación. Por otro lado, mientras en Portugal no pareciera inquietar, el corte en la cadena de pagos desvela a los directivos argentinos encuestados.

En la investigación nos propusimos sondear también sobre la toma de decisiones y gestión de crisis, y eso nos permitió confirmar que, aunque con matices entre países y tamaños – participaron empresas de entre menos de cincuenta a mas de mil empleados de la mayoría de los sectores – las decisiones relacionadas al personal en momentos de crisis se toman de manera colegiada. Esto es a través de un Comité Ejecutivo - en Argentina este es el mecanismo preferido – o un Comité de Crisis – el elegido en España. Son las Pymes de los cuatro países las que más muestran estar decidiendo de manera unipersonal a través del dueño o CEO, lo cual en Argentina se manifiesta claramente. Si bien es lógico, estar tomando decisiones tan relevantes en soledad puede ser, por lo menos, desgastante. Tal vez sea momento de sumar personas de confianza a la mesa de discusión.

Si bien muchos han tomado decisiones adicionales, un 28% dice no haber realizado más acciones que aquellas implementadas desde los gobiernos de los distintos países. Pareciera ser una oportunidad reflexionar sobre esto, ya que una situación extraordinaria puede ameritar decisiones extraordinarias. Las mismas podrían tener alto impacto cultural en la empresa y bien encausadas aportar al compromiso, sentido de pertenencia o meritocracia.

RSE en cuarentena: 3 cosas que deben hacer las empresas y 3 cosas que no

Siguiendo con las decisiones, solo un 59% de las empresas en Argentina tiene un protocolo escrito para el caso en que uno de sus empleados se enferme, comparado con un 90% de las empresas españolas.

Un capítulo aparte ofrece lo que los directivos de los cuatro países creen que serán sus aprendizajes. El ganador indiscutible es el “home office”. Antes del Covid-19, el 59% de las empresas no tenía empleados haciendo teletrabajo de manera regular. Ese porcentaje se redujo a casi cero, y no solo eso, ahora el 77% tiene a la mitad o más de sus empleados trabajando en sus casas. Esto en una realidad que indica que el 19% tiene a la mitad o más de sus colaboradores sin poder trabajar, siendo Argentina y España los países que más deben lidiar con esto.

Las otras enseñanzas que manifiestan se relacionan a la gestión de crisis y la necesidad de ser más ágiles, flexibles e innovadores. Los ejecutivos de alta dirección tendrían que estructurar esos aprendizajes. Y prepararse a dar respuesta a las definiciones que inevitablemente serán requeridas luego por parte de la organización.

Cualquiera sea el país, las empresas enfrentan una oportunidad única de revisar su diseño organizacional como consecuencia de las nuevas modalidades que han derribado barreras que de no ser por la crisis del Covid -19 no se hubieran franqueado. Ojalá no se limiten al “home office”. El trabajo con estructuras mínimas durante la pandemia puede dar también pautas que ayuden a redefinir jerarquías y dimensiones.

Las otras enseñanzas que manifiestan se relacionan a la gestión de crisis y la necesidad de ser más ágiles, flexibles e innovadores

Cualquiera sea el país donde se encuentren, los directivos enfrentan agendas iguales. O distintas. Pero en todos los casos, de ellos depende capitalizar la experiencia.

*Profesor IAE Business School, Universidad Austral.

En esta Nota