martes 21 de septiembre de 2021
CORONAVIRUS Pandemia de coronavirus
05-06-2020 03:23
05-06-2020 03:23

Expertos advierten sobre mayor sobrepeso y obesidad por la cuarentena

Un cóctel de hábitos cambiados violentamente están generando esta situación: alteración de horarios de sueño, falta de socialización, sedentarismo y el incremento de la ingesta de alimentos poco saludables.

05-06-2020 03:23

La población de Argentina se enfrenta al riesgo de mayor sobrepeso y obesidad ante el cambio de hábitos producto de la cuarentena que rige desde marzo por el nuevo coronavirus (COVID-19), coincidieron médicos, nutricionistas y psicólogos.

"Se observan factores como incremento del sedentarismo, alteración de horarios de sueño, aumento del estrés por falta de socialización, alteración en horarios de alimentación e incremento de consumo de alimentos poco saludables", señaló el médico Juan Carlos Marcillo.

Marcillo, profesional de Bionut Obesidad, programa interdisciplinario que aborda la problemática, dijo que cada año mueren al menos 2,8 millones de personas por esa enfermedad, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El experto planteó también que "si bien no se da en todos mis pacientes, me atrevería a decir que afectó al 70 por ciento de ellos, en algunos casos produciendo estancamiento y en otros incremento de peso. Sólo el 30 por ciento pudo continuar con hábitos saludables".

Desde el Ministerio de Salud confirmaron que 6 de cada 10 adultos argentinos presentan exceso de peso y que en el caso de niños en edad escolar, un 30 por ciento de ellos tiene sobrepeso y un 6 por ciento obesidad.

 

Por su parte, la licenciada en Nutrición especializada en obesidad, Daniela Natale, explicó a la agencia informativa Xinhua que "después de 77 días de encierro, la obesidad o el aumento de peso en esta cuarentena es una de las preocupaciones. Estar aislados, el miedo y la angustia, llevan a un aumento de alimentos ultra procesados con azúcares y harinas para bajar la ansiedad y calmar nuestra hambre emocional". "A ello se suma el sedentarismo por no poder seguir con nuestras actividades diarias. La pandemia de COVID-19 va a intensificar la pandemia de obesidad, que ya la tenemos declarada desde hace tiempo", advirtió la experta.

Natale dijo que es importante establecer rutinas en la cuarentena, como incorporar cuatro comidas principales, armar platos inteligentes con algún aporte de hidratos en almuerzo o cena, incorporar entre 2 a 3 frutas por día y tener un ambiente "seguro" en casa, no tener alimentos que sabemos que si o si vamos a comer. "Es recomendable movernos durante el día para evitar el sedentarismo y poder manejar las emociones, identificarlas y transformarlas en algo positivo, que nos llene sin necesidad de terminar buscando en la alacena comida y comer sin hambre", señaló.

Las claves: cuatro comidas al día, platos con aportes de hidratos en los almuerzos, 2 a 3 frutas por jornada, moverse para evitar el sedentarismo, manejar las emociones para no aportar ingestas por ansiedad, y alejar los alimentos ultra procesados con azúcares y harinas.

La psicóloga Silvana Czerwacki, experta en nutrición, explicó que "el aislamiento dentro del contexto de la pandemia nos somete a fluctuaciones en nuestro estado anímico, sumado a conflictos disfuncionales o intrafamiliares que suelen aparecer debido a la convivencia, generando malestar y potenciando nuestra ansiedad". "La imprevisibilidad, la falta de certezas a futuro, son todas fuentes generadoras de un alto impacto de estrés, angustia y de mucha inquietud, resultando un ingrediente más a tener en cuenta en el aumento en nuestros niveles de insatisfacción. Frente a esta situación es factible que se genere una pérdida en el control de la ingesta y el 'comer consciente'", dijo la experta.

La profesional de Bionut Obesidad sostuvo que, producto de la cuarentena ,se generan desórdenes en los horarios, resultando dificultoso seguir una rutina alimentaria y cumplir con las ingestas bajo un ritmo habitual. "Un dato recurrente que manifiestan los pacientes es que, al trasnochar por diversas circunstancias, por ejemplo, viendo una película, se genera una mayor probabilidad de 'atracones'", consideró Czerwacki. La experta dijo que es indispensable armar rutinas que favorezcan la organización diaria y den un marco de contención para evitar situaciones de desborde.

 Además, propuso "resignificar el sentido que le otorgamos al encierro, producto del contexto en que nos encontramos. Con el cumplimiento de la cuarentena no sólo estamos haciendo algo por nosotros mismos, sino también por nuestros afectos y la comunidad".

La cuarentena por COVID-19 inició en Argentina el 20 de marzo y se extiende hasta el 28 de junio, según anunció el presidente Alberto Fernández la noche del jueves.

Xinhua / HV / DS