lunes 02 de agosto de 2021
CULTURA Conmoción en el mundo del arte
10-04-2021 14:15

Caso Caravaggio: casi venden en 1.500 euros un cuadro que valdría más de 50 millones

Una casa de remates de España nunca imaginó que un lienzo que ponía a remate sería un "hallazgo histórico". El gobierno bloqueó la venta para que el cuadro no salga del país y tiene ahora la prioridad de compra.

10-04-2021 14:15

El “Caso Caravaggio” conmociona a España y puso en alerta al mercado del arte mundial. Una obra que se ofrecía a remate por 1.500 euros, costaría en realidad unos 50 millones de euros. Esa diferencia numérica y la autoría real de la obra hizo de esto,  “el tema” entre casas de remates, historiadores y coleccionistas internacionales. Incluso el ministerio de cultura de España intervino para sumar tensión al asunto. España ahora pasa a tener prioridad de compra sobre el cuadro de Caravaggio.

En Madrid, Casa Ansorena expuso en su local del centro de Madrid la obra “Coronación de espinas”,  uno de los items a subastarse este abril. Ese lienzo del siglo XVII, según la información del catálogo, se atribuía al círculo de José de Ribera. Ribera fue un pintor español que murió en 1652 y de quien, por ejemplo, el Museo Nacional de Bellas Artes (argentino) tiene una obra en su colección.

Rembrandt es un ícono cultural neerlandés, pero se perdieron la oportunidad de sumar un cuadro suyo. 

Como en una novela policial, los medios españoles detallan que había un creciente rumor entre coleccionistas, historiadores, especialistas y marchands internacionales acerca de la verdadera autoría de “Coronación de espinas”.  Eso llevó a que se sacara la obra del catálogo de subasta, se dejara de exhibir en Casa Ansorena y se bloqueara la venta.

Una obra de Klimt robada por los nazis vuelve a sus dueños, en Francia.

El ministerio de Cultura de España fue alertado por especialistas del Museo del Prado sobre los indicios y documentación existentes sobre que “Coronación de espinas” no era un lienzo del círculo de José de Ribera sino del milanés Caravaggio. Ese detalle hizo que la obra pasara a categoría de “no exportable”, es decir, no podría salir de España. Y, por supuesto, alteró su cotización: el lienzo que estaba a la venta en 1.500 euros pasó a cotizar unos 50 millones de euros o más. Incluso viajó especialmente a Madrid una experta en Caravaggio para ver in situ “Coronación de espinas” y no tuvo dudas de su autoría.  Y los más entusiastas hablan de que es el descubrimiento más hermoso e importante de la historia del arte de las últimas tres décadas.

Un británico pensaba pagar 23 millones de euros por el cuadro descubierto y venderlo en 80 millones de euros.

Ante la aparición por casualidad de una obra desconocida de Caravaggio queda ahora que la Comunidad de Madrid califique el lienzo de “bien de interés cultural”. Eso habilita a que se haga el proceso de verificación de su autoría a cargo de un equipo privado o uno estatal. Esta decisión corresponde a los propietarios de “Coronación de espinas”. Lo mismo que su venta posterior. Es ese caso, la prioridad de compra la tiene el estado español.