sábado 01 de octubre de 2022
CULTURA polonia en la argentina

La realidad, sombra de la palabra

El Instituto Goethe, en coproducción con el Filba, anuncia el estreno sudamericano de La República de los Sueños, un proyecto de exploración multimedia que invita al público a sumergirse en el mundo del escritor Bruno Schulz.

09-10-2021 00:01

Se puede apostar sin temor alguno a que son muy pocos los que tienen algún conocimiento o referencia, incluso en el ambiente académico, de la obra –muy breve, por cierto– de Bruno Schulz (1893-1942). Los que pueden dar cuenta de su paso por este mundo seguramente se habrán acercado a ella a través del volumen 227 de la Biblioteca Básica Universal del Centro Editor de América Latina, que reúne muchos de sus relatos, o tal vez por saberlo inspirador del trabajo con los maniquíes y el Teatro de la Muerte de su compatriota, el director teatral Tadeusz Kantor o, los menos, por el precioso corto de animación que los Quay Brothers hicieron basado en su cuento La calle de los cocodrilos. Algunos necesarios datos, entonces. 

Bruno Schulz fue un escritor, pintor y artista visual polaco de origen judío, asesinado por los nazis en su ciudad natal, Drohóbych (en la actual Ucrania) en 1942, el preciso día en el que se había decidido a poner en práctica un plan para escapar de la ocupación. Los pormenores de su muerte hielan la sangre, por su maligna banalidad: un oficial nazi, que desde una ventana practicaba su puntería con los transeúntes, simplemente lo “eligió” como blanco. Schulz estaba volviendo a casa con un pan bajo el brazo. Sus breves escritos impiden toda clasificación, abren las puertas de la imaginación y están llenos de peculiares situaciones que acontecen en ambientes extraños, donde lo fantasmático se manifiesta de manera exquisita. 

Será entonces una excelente oportunidad para conocer el trabajo de este gran artista –y la calificación aquí es exacta– el estreno sudamericano de La República de los Sueños (The Republic of Dreams), un proyecto de exploración multimedia que invita al público a sumergirse en su mundo de fantasía y ensueño. A modo de “instalación”, la presentación está compuesta de elementos audiovisuales, ilustraciones, piezas acústicas o musicales y fragmentos recitados de toda su producción estética. Es una instalación inmersiva que lleva a las y los visitantes a un recorrido en el cual, como explica Mika Johnson, su creador, “Schulz puede ser un excelente guía a través de nuestros propios sueños y recuerdos de la infancia. El escritor nos recuerda que la fantasía es una esfera sin límites y que soñar o sumergirse en los vastos mundos de la imaginación puede no solo ser un consuelo, sino también un placentero viaje”.

La República de los Sueños fue producida originalmente por el Adam-Mickiewicz-Institut, una organización cultural nacional cuya misión es generar un interés duradero en la cultura polaca a nivel mundial, y el Goethe-Institut Varsovia. Fue cofinanciado por el Ministerio de Cultura, Patrimonio Nacional y Deporte de la República de Polonia. Su realización estuvo a cargo de un grupo internacional de artistas bajo la dirección del mismo Mika Johnson. El proyecto incluye obras acústicas de Jackson Bierfeldt y Eli Stine, gráficas de Marta Lissowska y un video 3D de Jakub Krejcí. El sitio web https://republicofdreams.online fue realizado por Dávid Lipkovic; la asistencia de producción estuvo a cargo de Ján Tompkins. El Goethe-Institut Buenos Aires y el Goethe-Zentrum Asunción trabajaron junto a los creadores en una adaptación de la instalación al castellano con traducción de Eleonora González Capria y la voz de la actriz Wendy Rosas.

Si de algo podemos estar seguros –y en estos tiempos de expresa cotidianidad estética y planicie imaginativa eso resulta la gloria misma–, es de que no retornaremos de la visita al país de Schulz con las manos vacías, ni mucho menos. La visión que tiene el escritor polaco de las cosas es clara: “En la actualidad, consideramos que la palabra es simplemente una sombra de la realidad, su reflejo, pero lo contrario sería más preciso: la realidad no es más que una sombra de la palabra”. Entonces, el mundo está hecho de lenguaje, y más allá del lenguaje… solo hay sueños. Hay aquí una promesa y una recompensa que seguro será pura maravilla: lo que aprenderemos en esta visita es muy probable que altere nuestra forma de comunicación, que nos vuelva inquietos, que lo que nos rodea desde siempre nos parezca desconocido e intrigante y que a nuestra prosaica existencia se le agregue eso que no sabíamos que faltaba. 

La República de los Sueños será presentada por el Goethe-Institut de Buenos Aires en coproducción con el Festival Internacional de Literatura (Filba), en el marco de dicho festival entre los días 20 y 24 de octubre.

En esta Nota