CULTURA
Hallazgo cultural

México recupera piezas arqueológicas robadas

El gobierno de México, junto a organizaciones internacionales y gobiernos de otros países, se propuso identificar, ubicar y "rematriar" objetos culturales robados o adquiridos de manera ilegal que habían llegado a museos y colecciones privadas de todo el mundo. Las piezas ahora se exhiben en "Un halo de esplendor", muestra que puede visitarse hasta marzo.

Muestra Halo de Esplendor
Los curadores de la muestra, Rafael Toriz López y Rodrigo Fernández de Gortari, junto a algunas de las piezas recuperadas gracias a la gestión de la Dirección Ejecutiva de Diplomacia Cultural, bajo la dirección de Juan Patricio Riveroll. | INAH y Luis Alberto Nava

Hace demasiado tiempo que objetos de valor cultural y arqueológico han sido sustraídos de México, como resultado de prácticas coloniales y una expoliación sistemática. Ante ese fenómeno, la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador tomó como uno de sus estandartes la repatriación o, dicho de otra forma, la rematriación de estas piezas y trabaja, en conjunto con organizaciones internacionales y gobiernos de otros países, para identificar, ubicar y rematriar objetos culturales robados o adquiridos de manera ilegal que han llegado a museos y colecciones privadas de todo el mundo, en particular de países occidentales. 

Ante ello, y gracias al esfuerzo sostenido tanto de la Cancillería de México como de la Dirección Ejecutiva de Diplomacia Cultural de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, con el apoyo y la colaboración del Instituto Matías Romero y del Instituto Nacional de Antropología e Historia, de la Secretaría de Cultura, se presenta la muestra Un halo de esplendor. Rematriación de piezas arqueológicas de las culturas de México, una exposición temporal que tiene como eje conceptual la restitución del patrimonio cultural mexicano, cuyo objetivo es cuestionar la noción misma de patrimonio.

Cadáveres de "alienígenas" peruanos: aseguran que contienen "huevos de reproducción" extraterrestres

México

En los últimos años, acorde con una agenda global que empodera a los países expoliados, ha habido un interés creciente en la repatriación de dichos objetos, centrales para las identidades culturales de los países afectados; sin embargo, cambiar el concepto de repatriación por el de rematriación implica un enfoque más allá de la mera restitución, ya que busca no sólo recobrar las piezas sustraídas de diversas maneras, sino también restablecer la conexión con sus culturas, identidades y territorios. Este término resalta la importancia de considerar tanto el retorno físico de los objetos, como su reingreso simbólico y cultural y toma en cuenta la necesidad de explicar a un público amplio la naturaleza compleja de dicho proceso.

La rematriación, parte de un enfoque más amplio y se encuentra en plena sintonía con los aires políticos del presente, reconoce que el patrimonio cultural tiene un valor más allá del económico y material, dado que su devolución puede contribuir a sanar heridas históricas, reconfigurar la identidad cultural y fortalecer las relaciones entre países, regiones y naciones. Así, la rematriación se ha convertido en una aproximación decisiva para abordar las disputas sobre patrimonio cultural y promover la justicia cultural en el presente

Es indispensable señalar que la restitución de bienes culturales es un proceso continuo y en evolución que exige del Gobierno de México un trabajo crítico y atento, en conjunto con organizaciones internacionales y gobiernos del mundo para identificar y devolver bienes culturales sustraídos, lo cual no se limita a objetos prehispánicos, sino que involucra también obras de arte colonial, moderno e incluso contemporáneo. 

Imprevisto hallazgo arqueológico en la Manzana de las Luces

La intención de esta muestra no es sólo destacar la importancia histórica y cultural del material recuperado sino, de manera central, apreciar las obras en su dimensión estética y simbólica, para comprender tradiciones y técnicas, temas iconográficos, recursos expresivos y la historia misma de un país que continúa en una búsqueda comprometida con sus identidades: México es la posibilidad permanente de un futuro luminoso sostenido en su pasado milenario. 

Un halo de esplendor. Rematriación de piezas arqueológicas de las culturas de México nace y se ejecuta como una iniciativa que permite entender, compartir y apuntalar qué es y cómo se recupera dicho patrimonio, proyectado como una vocación de inmanencia hacia el porvenir. 

La muestra puede visitarse gratuitamente en el Museo de la Cancillería del Instituto Matías Romero (República de El Salvador No. 47, Centro Histórico de Ciudad de México), de lunes a sábado, de 11:00 a 17:00 horas.