lunes 17 de febrero de 2020 | Suscribite
DEPORTES / los cambios en el nuevo boca
sábado 25 enero, 2020

De forma y fondo

Salvio remarcó que con Russo se apuesta mas a la tenencia de pelota. Mientras tanto, Ameal se esfuerza por enviar mensajes para distanciarse de la gestión Angelici.

por Agustín Colombo

Como nueva. El exterior de la Bombonera fue pintado a través de un canje con dos empresas. Adentro, también hubo modificaciones. Foto: twitter boca

Hay dos o tres postales que en los últimos días simbolizaron el cambio de época en Boca. Postales deportivas y de las otras. Porque si bien algunas personas dirán que es cosmético, desde lo visual y arquitectónico también se mandan mensajes: el acrílico que la nueva dirigencia mandó a sacar para que los abonados a la platea baja tengan mejor visión es una de esas imágenes. La fachada de la Bombonera pintada a nuevo es otra. La nueva camiseta de Adidas rompiendo los récords de ventas completa la tríada que Jorge Amor Ameal tiene para ofrecer en su primer mes de gestión.

Hay más gestos, obvio. De hecho, la reunión que mantuvo Ameal con el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio –y el posterior intercambio de elogios–, sirvió para despegarse, un poco más, de lo que fue la gestión de  Daniel Angelici. Cambió la dirigencia, cambió la relación con el rival de siempre, cambió algo de la visual de la Bombonera y también cambió el entrenador y el concepto de equipo.  

Miguel Angel Russo empezó su ciclo en el club en medio del desierto noticioso que significa fin de diciembre y enero. Y si bien en lo deportivo –por la época– no pasó demasiado, los dos amistosos que el equipo jugó y ganó dieron algunas pistas de lo que puede pasar a partir de mañana, cuando el clásico contra Independiente abra oficialmente su segunda temporada como técnico xeneize (en la primera salió campeón de la Libertadores), la de Juan Román Riquelme como vicepresidente segundo a cargo del fútbol, y la de Ameal como presidente.

Es cierto que todavía es temprano para hacer análisis sobre qué sostendrá o qué cambiará Russo respecto de lo que fue el equipo de Gustavo Alfaro. Pero el que marcó la diferencia sustancial entre uno y otro fue Eduardo Salvio: “Los entrenamientos cambiaron completamente. Ahora se prioriza la tenencia, el buen manejo de la pelota”, dijo. Protagonizar o especular, esa parece ser la cuestión.  

La llegada de Guillermo “Pol” Fernández puede ser central en ese aspecto. El mediocampista, que viene del Cruz Azul y que fue clave en el Racing campeón de Eduardo Coudet, llegó y enseguida entró al equipo titular en el amistoso contra Paranaense. Se supone que esa posición es de Salvio, que compartirá el medio con Campuzano y Bebelo Reynoso. El cuarto volante, por lo que ensayó esta semana el DT, podría ser una sorpresa: Agustín Obando es una de las alternativas. La misión de Russo es que Salvio y Pol puedan complementarse, algo que deberá aceitar con el correr de las semanas. Desde afuera y desde adentro, el que podrá disfrutar o sufrir con esos vaivenes será Riquelme, que desde mañana verá cómo el club que ahora dirige se parece o no a lo que él siempre quería como jugador y como hincha.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4908

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.