lunes 05 de diciembre de 2022
DEPORTES un objetivo cumplido

Modelo Riquelme: Boca ya promovió a más de treinta juveniles en sus tres años de gestión

El vicepresidente, máximo encargado de todo lo relacionado al fútbol del club, promueve ascensos. En lo que va de su mandato, 32 juveniles subieron a Primera. En los ocho años de Daniel Angelici como presidente xeneize, hubo 39. Aaron Molinas, nacido en 2000; Alan Varela, en 2001; Exequiel Ceballos o Luca Langoni, ambos de 2002, se convirtieron en los emblemas de este Boca que revalorizó su cantera y está cerca de salir campeón de la Liga Profesional. La importancia del Boca Predio y el plan de fogueo que funciona.

Salga campeón o salga segundo, hay un objetivo que Juan Román Riquelme ya cumplió en los tres años que lleva como vicepresidente de Boca: poner a las divisiones inferiores del club como prioridad. Cada fin de semana esa premisa se homologa con el equipo que entra a la cancha, cualquiera sea el técnico. Tanto Miguel Ángel Russo como Sebastián Battaglia y ahora Hugo Ibarra tuvieron la misma orden: buscar refuerzos en la cantera y no recurrir exclusivamente a la tesorería para comprar de otros clubes.

El Boca Predio, la nomenclatura para aludir a la gestión de Riquelme en todo lo relacionado al fútbol de la institución, ya promovió a 32 juveniles a la Primera desde que asumió en diciembre de 2019. ¿Es mucho? Si la comparación es con la anterior gestión, encabezada por Daniel Angelici, queda claro que sí: en los ochos años del Tano como presidente xeneize, hubo 39 jugadores que debutaron.

Hay mucho más de uno por año de nacimiento. Pero algunos se convirtieron, en poco tiempo, en referencia ineludible de un modelo que los tomó como protagonistas de una política institucional. Aparecen Aaron Molinas, nacido en 2000; Alan Varela, en 2001; Exequiel Ceballos o Luca Langoni, ambos de 2002, y ambos emblemas de este Boca teen. Desde que lesionaron al Changuito en un partido por la Copa Argentina contra Agropecuario, Langoni asumió ese rol.

También están los otros pibes, que esperan su chance y entran para suplir a lesionados o suspendidos. El partido más paradigmático en ese sentido fue contra Godoy Cruz, el 23 de septiembre, por la vigesima primera fecha de la Liga Profesional. En esa oportunidad, Ibarra dispuso una formación inicial con nueve jugadores nacidos y criados en Boca. La defensa, por ejemplo, estuvo compuesta por Marcelo Weigandt, Facundo Roncaglia –surgió de las inferiores pero en 2007–, Gabriel Aranda y Agustín Sandez.    

Hace un año, en septiembre de 2021, Riquelme puso en valor –y en palabras– lo que implica el trabajo de inferiores. Román dijo: “Tenemos la suerte de que nos reforzamos de la manera que lo queríamos hacer. Tenemos a todos al día, ahora tenemos plata a favor, el predio que tenemos, solo falta el sueño de tener el hotel…. Debe ser de las pocas veces que los chicos de inferiores tienen tantas posibilidades. Los cuidamos muchísimo, tenemos muy buenos jugadores en inferiores y tenemos la ilusión de que puedan triunfar con la camiseta de Boca”. El hotel es otro de los objetivos a cumplir: el presupuesto económico financiero y de inversiones 2022/2023 incluye la construcción de un edificio destinado para tal fin en el predio de Ezeiza. Se prevé un gasto cercano a los 2.200.000 dólares.

Riquelme convocó a viejos compañeros de su época como jugador para que se hicieran cargo de las distintas categorías del fútbol juvenil. Recibió críticas por varios de esos nombramientos, como el de Antonio “Chipi” Barijho, actual entrenador de la séptima división. Sin embargo, el balance sigue siendo positivo.

Los más de 30 nombres que debutaron en este tiempo también son la consecuencia de un plan diseñado por el propio Riquelme, que pidió armar una selección de quinta, sexta, séptima, octava y novena para que dos veces al mes disputen un partido contra la Reserva. A esos partidos muchas veces asiste todo el Consejo de Fútbol: a veces descubren y le ponen la lupa a talentos que no conocían en profundidad.

Justamente, al frente de ese proyecto estaba Ibarra, el ex DT de la Reserva que hace meses ocupó el cargo de entrenador de Primera, luego de la desprolija salida de Battaglia, concretada a las apuradas en una estación de servicio. Esos modos son acaso una de las facetas menos favorables de esta gestión. La de las inferiores es la inversa: ahí Riquelme sabe que, si quiere ser presidente en 2023, puede jactarse de haber cumplido su promesa.

 

Visita a Newell’s para alejarse de Racing

Boca, asediado por Racing, visitará hoy a Newell’s en busca de un triunfo que le permita encaminarse a un nuevo título.

Boca, que venció a Sarmiento de Junín (1-0) en su último compromiso, se mantiene como líder del certamen con un punto de ventaja sobre Racing, aunque tiene un partido pendiente con Gimnasia y Esgrima La Plata.

Hugo Ibarra, entrenador del xeneize, utilizaría a Facundo Roncaglia en lugar de Marcos Rojo, quien sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y mañana será operado.

Además, en el mediocampo, Guillermo “Pol” Fernández volvería a la titularidad por Óscar Romero y Juan Ramírez ocuparía la posición de Martín Payero, mientras que en el resto del equipo no habría cambios.

Por su parte, Newell´s llega a este encuentro con un andar irregular ya que cayó en su última presentación ante Tigre (2-0) y le puso fin a una racha de tres encuentros sin derrotas. Adrián Coria volverá a repetir los mismos once.

En esta Nota