domingo 26 de septiembre de 2021
ECOLOGíA Internacionales
28-07-2021 17:11
28-07-2021 17:11

Las inundaciones en Europa exigen medidas de mitigación al cambio climático

Las catástrofes sucedidas en Alemania, Bélgica, China e India demuestran la necesidad de implementar medidas de adaptación y mitigación, como algo cada vez más necesario y urgente.

28-07-2021 17:11

El mundo lucha contra el clima extremo y se hace todavía más evidente la imperante necesidad de adaptarse frente al cambio climático ahora mismo. Como consecuencia de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) por parte de la actividad humana, se ha generado un desbalance en la atmósfera, afectando al sistema climático en su conjunto.

Este desequilibrio ya está comenzando a alterar la vida tal y como la conocemos: entre junio y julio del 2021 se hizo evidente una vez más. El agua tomó la calle con una fuerza incontrolable tanto en países de Europa —especialmente en Alemania y Bélgica— como en China e India, y las imágenes de inundaciones y deslizamientos de tierra se viralizaron. Semanas antes, en Canadá y Estados Unidos transcurrieron intensas olas de calor con récords de temperatura que incluso dieron pie a feroces incendios.

Al hablar del riesgo de impacto del cambio climático en los sistemas naturales y humanos, es fundamental comprender que no dependen únicamente de la ocurrencia de las amenazas climáticas, sino también de la exposición —es decir, la presencia de poblaciones y bienes en lugares que podrían verse afectados negativamente— y la vulnerabilidad de los sistemas humanos y naturales —la propensión o predisposición a ser afectado negativamente— frente al cambio climático.

 

Por ejemplo, si la amenaza climática es el aumento del nivel del mar por su capacidad de generar inundaciones costeras, para que haya riesgo, además de haber una ciudad en una costa por inundarse (exposición), ésta también debe ser vulnerable a las inundaciones al ser susceptible al evento y no tener la capacidad para prevenir y responder a sus impactos.

Los países en vías de desarrollo

En ese marco, es importante ser conscientes que los países en desarrollo tienden a ser más vulnerables al cambio climático —en comparación a los desarrollados— por una multiplicidad de factores como las restricciones presupuestarias que dificultan la inversión oportuna en adaptación, que sus economías dependen más de actividades sensibles al clima como la agricultura y que tienen mayor pobreza y falta de acceso a infraestructura de calidad, lo que amplifica el impacto humano y económico de los desastres naturales.

Por tanto, el riesgo frente a una amenaza no es igual para ciudades con la misma exposición, en tanto su habilidad para anticipar, prepararse y responder a los eventos climáticos variará en relación a factores como la incorporación de las proyecciones climáticas en la planificación urbana. Con esto en consideración, es imprescindible que quienes toman las decisiones delimiten las áreas de mayor riesgo bajo sus competencias, y las aborden mediante la planificación de acciones territoriales costo-efectivas que respondan a las necesidades locales.

Estrategias de mitigación

Llevar a cabo estrategias integrales de adaptación y de mitigación para ajustarse al clima y limitar las emisiones de GEI implica una oportunidad única para que las comunidades controlen sus destinos buscando sinergias y co-beneficios entre políticas, siendo innovadoras, creativas y comprometiéndose por un mañana mejor.

Por su parte, al hablar de impactos climáticos también es importante comprender que, para atribuirles al cambio climático como causa, se requiere de análisis y procesos estadísticos complejos. Hay consenso científico en que el cambio climático ocasiona un paraguas de consecuencias que incluye cambios en la frecuencia, estacionalidad e intensidad de los eventos extremos, la disminución de los volúmenes de nieve y hielo, el aumento del nivel del mar y la alteración del ciclo global del agua y de los patrones de precipitación, afectando la agricultura, la infraestructura, la vida en sí misma.

 

Falta de estudios

 

Sin embargo, al momento de hablar de la causalidad entre el cambio climático y eventos particulares se necesitan estudios específicos que muchas veces tardan en realizarse y para entonces la noticia del evento climático dejó de ser viral.

Vale destacar al grupo de científicos climáticos World Weather Attribution initiative (WWA), cuyos esfuerzos permitieron comprobar con rapidez la relación directa entre el cambio climático y el calor extremo en julio en Estados Unidos y Canadá —afirmando que lo ocurrido hubiera sido imposible sin el cambio climático causado por el hombre— lo que posibilitó que los medios de comunicación difundan el evento con certeza de su relación con el cambio climático.

Esto ilustra la enorme importancia de promover las investigaciones locales, centrales para difundir las repercusiones de la crisis climática y justificar las acciones de mitigación y adaptación.

Para enfrentar el cambio climático necesitamos políticas multisectoriales y coordinadas basadas en diagnósticos precisos. La humanidad está atravesando tiempos dificultosos e inciertos, volviéndose especialmente importante crear certidumbre investigando, planificando y comunicando acciones concretas a llevar a cabo.

**Coordinadora en el Departamento de Investigación y Política para la Sostenibilidad de Eco House Global

 

En esta Nota