martes 26 de octubre de 2021
ECOLOGíA Restauración del ecosistema
13-10-2021 10:54
13-10-2021 10:54

Reforestar con especies nativas, la clave para mitigar el cambio climático

Realizar plantaciones colectivas y con especies nativas genera múltiples beneficios no solo para el planeta, sino también para cada comunidad.

13-10-2021 10:54

La actividad humana está provocando la destrucción del ambiente. Y es importante escuchar uno de los mensajes del nuevo reporte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés): es indudable y evidente la influencia del ser humano en el calentamiento de la atmósfera, la superficie y el océano. Sin embargo, aún está en sus manos poder revertirlo. Así como somos responsables de esto, también podemos ser responsables de cambiar nuestras formas de producir y consumir. Esto lo asegura el informe.

¿Cómo podemos entonces alcanzar un desarrollo sostenible? Una de las respuestas es a través de la reforestación.

Primero, un poco de contexto. En Argentina, a pesar de tener una Ley de Bosques, una Ley de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático, y haber declarado la Emergencia climática y ecológica en 2019; estamos padeciendo las consecuencias de destruir sistemáticamente la tierra que habitamos. Atención a este dato: en 2020, en plena restricción de circulación, se desmontaron más hectáreas que en todo 2019.

Según el último informe Planeta Vivo publicado por el Fondo Mundial para la Naturaleza en 2020 (el cual analiza el estado mundial de la biodiversidad), en menos de medio siglo en América Latina la población de mamíferos, aves, anfibios, reptiles y peces se redujo en un 94%. 

¿Cuál es la solución a estas problemáticas? 

En el mundo, en el marco de la declaración de la Década para la Restauración de los Ecosistemas por la ONU para el periodo 2021-2030, se intensifican los esfuerzos, mecanismos, presupuestos, y objetivos en relación a ello. Es momento de actuar y Argentina no puede quedar atrás. 

¿Pero qué significa restaurar los ecosistemas? 

La restauración de ecosistemas es un proceso inverso a la degradación, a partir del cual se intenta recuperar las funciones ambientales naturales de un sitio o espacio, considerando sus características no sólo ecológicas, sino también sociales, políticas, económicas, y éticas. Entendiendo de base, que las personas no somos ajenas al ambiente, sino parte de él.

 

Bosque antártico 20210310

Algunas de las tareas que comprende la restauración ecológica son:

  • El relevamiento de especies autóctonas y la caracterización del lugar a regenerar.

  • Las acciones de limpieza.

  • La mejora del suelo.

  • La multiplicación de especies y reforestación con plantas nativas.

  • El control de especies exóticas invasoras, entre otras.

Pero claro, si bien es necesaria la restauración ambiental, es igual de importante conservar los ecosistemas existentes, es decir frenar el daño y avance constante sobre los pocos espacios naturales que quedan en pié. 

¿Cómo puedo activar?

Si alguien quiere participar solo tiene que buscar un grupo de vecinos que esté “activando”, acercarse a una Reserva Natural o a alguna ONG local. Hay muchísimas opciones. Desde Eco House invitamos a conocer el programa #RestaurAccion. Allí podrán encontrar propuestas para forestar en grupo, como empresa o como institución estatal


Nos parece fundamental en este punto remarcar los beneficios de contribuir colectivamente y en comunidad a los esfuerzos para la conservación y la restauración ambiental. Ya que son las comunidades de vecinos y vecinas en territorio quienes conocen profundamente los problemas socioambientales (causas y consecuencias de la pérdida de calidad ambiental y áreas naturales), y quienes finalmente cuidaran y disfrutarán de estos espacios en esta “casa común”, a través del tiempo.

¿En qué países se deberían cultivar más bosques para combatir el cambio climático?



Luego de algunas experiencias colectivas de restauración ambiental comprendimos que allí no solo se restauran los ecosistemas y el vínculo persona-naturaleza, sino que se generan y fortalecen vínculos dentro de la misma comunidad (persona-persona), aumentando aún más el valor y la importancia de estos espacios de encuentro y trabajo conjunto, de educación y acción, de solidaridad y compromiso más allá del beneficio propio; de igualdad, empatía, naturaleza y arraigo. Algo que debería multiplicarse por mil si queremos un presente y un futuro sano, justo y habitable.

En conclusión, tenemos mucho para restaurar y mucho para aprender sobre como volver a relacionarnos, pero algo claro está, la solución es colectiva.

En esta Nota