domingo 11 de abril del 2021
ECONOMIA APOYOS INTERNACIONALES
06-02-2020 00:10

Alberto Fernández regresa a Argentina: qué pasará con la deuda tras su gira europea

Economistas coinciden en que es "cuestión de tiempo" que el gobierno tenga que pedir una condonación de deuda, porque cualquier otra medida "va a ser insuficiente".

06-02-2020 00:10

Con una gira de trabajo a Europa, menos de dos meses de asumir el gobierno, el presidente Alberto Fernández buscó conseguir apoyos políticos de peso para negociar un reescalonamiento de los vencimientos de la abultada deuda externa. De regreso a la Argentina este jueves, el mandatario deberá enfrentar el desafío del crecimiento económico para poder hacer frente a sus compromisos de pago. Pero, ¿se podrá hacer frente a esta deuda?

"Esa es la pregunta del millón de dólares, pero depende de gran variedad de factores", explicó el profesor Christoph Trebesch, del Instituto para la Economía Mundial de Kiel a DW. En cualquier caso, Argentina tendrá que renegociar su deuda. "Desde mi punto de vista, es una cuestión de tiempo que Argentina tenga que pedir una condonación de deuda", opina. "Una mera reducción de los bonos" o un alargamiento de los plazos "no va a ser suficiente", concluye.

El problema de la economía argentina es que tiene una alta dependencia de la deuda externa y es "adicta a los dólares", resume Trebesch. Y "una y otra vez se endeuda demasiado y demasiado rápido". "Argentina es un mercado emergente atípico", porque otros países mostraron también esa dependencia hacia la financiación extranjera (y pone el ejemplo de Perú o Brasil en décadas pasadas), pero consiguieron basar su crecimiento posterior en el mercado interno y en su propia divisa.

reunion alberto giuseppe

Para Trebesch, el FMI se arriesgó en las últimas décadas otorgando grandes paquetes de rescate a países altamente endeudados, aunque no eran sistémicamente relevantes. El mayor fue el concedido a Argentina, seguido del concedido a Brasil en 2002, a Grecia en 2010 o a Portugal en 2011. Un impago no dañaría únicamente la reputación de Argentina, sino también la del Fondo Monetario Internacional, advierte este analista en una investigación reciente sobre el tema (disponible solo en alemán).

Deuda privada, atomizada y en moneda extranjera

Sin embargo, el economista de la Universidad de Buenos Aires Julián Leone recuerda que "la mayor parte de la deuda no es con el FMI". Esta supone únicamente una parte del total, que suma 310.000 millones de dólares. También las regiones están endeudadas, y no únicamente la de Buenos Aires. Además, algo más de un tercio es deuda privada. Y tanto esta como la deuda pública está, en muchos casos, en manos de una diversidad de fondos de inversión, entre los que destacan los europeos.

"Yo siempre les pregunto a mis alumnos: ¿la deuda es buena o es mala?... y no es ni buena ni mala, depende de para qué tomas la deuda y a qué tasa", y de la rentabilidad que se obtenga invirtiendo ese dinero, explica Leone. "Si me endeudo al 4% y crezco al 1% estoy creando un cuello de botella del que no voy a poder salir". El problema de Argentina es que se vio inmersa en una recesión que dura ya casi dos años y que más del 80% de su deuda está denominada en moneda extranjera.

Leone recuerda que Japón es el país más endeudado del mundo en relación a su economía (más del doble de deuda que de producto interior bruto), "y no parece tener ningún tipo de crisis de deuda". "En Argentina esa ratio no llega al 92%, pero la historia crediticia del país enciende las alarmas de muchos acreedores ante cualquier duda".

Recuperar la credibilidad y volver al crecimiento

Para el decano de Colegio de Economistas de Madrid, Pascual Fernández, "el escenario sería muy distinto si Argentina estuviera creciendo al 2% o al 3%". Pero la clave es recuperar la credibilidad. "Es importante que el gobierno argentino traslade la sensación de que está haciendo todo lo posible por cumplir sus compromisos", dice para explicar la gira europea de Fernández. "Aunque luego no lo consiga", agrega.

Su receta sería abordar reformas que fomenten la competitividad y los sectores más fuertes de su economía. "También el gobierno anterior pareció estar pisando un campo de minas, no sé si le faltó tiempo o hubo errores… aunque eso es muy fácil decirlo después", indica Fernández, pese a estar convencido de que "el proteccionismo anterior tampoco funcionó y sería un error volver a él".

Gira europea: cronología de los apoyos reunidos

♦ 31 de enero: El Vaticano

Alberto Fernández con el Papa Francisco

En el Palacio Apostólico vaticano, el presidente expuso al Papa los problemas de la grave crisis económica en su país en un encuentro privado en el Vaticano que duró duró 44 minutos. Aunque no se pronunció sobre el encuentro, este 5 de febrero el pontífice demandó a las máximas autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) que no se exija a los países que salden sus pasivos con "sacrificios insoportables" para sus pueblos.

"No estamos condenados" a la desigualdad social o a la "parálisis frente a la injusticia", dijo el Papa en el Seminario "Nuevas Formas de Solidaridad" organizado por la Pontificia Academia de Ciencias Sociales en el Vaticano. Un "mundo rico y una economía vibrante pueden y deben terminar con la pobreza", "generar respuestas creativas" para incluir y alimentar a los más desvalidos en lugar de excluirlos", insistió.

"No se puede pretender que las deudas contraídas sean pagadas con sacrificios insoportables. En estos casos es necesario encontrar modalidades de reducción, dilación o extinción de la deuda compatibles con el derecho fundamental de los pueblos a la subsistencia y al progreso", completó Francisco, quien agregó que existen "estructuras de pecados" que incluye repetidos recortes de impuestos para los más ricos justificados muchas veces en nombre de la inversión y el desarrollo".

♦ 3 de febrero: Alemania

Alberto Fernández Ángela Merkel 03022020

Al reunirse con la canciller Angela Merkel, Fernández lanzó también un mensaje a favor del multilateralismo: compartimos "nuestra preocupación por los organismos multilaterales y por la relación multilateral, donde nosotros creemos que es donde el mundo debe encontrarse", dijo. Merkel, por su parte, aseguró que iban a hablar "de la situación en general de la región porque América Latina conoce algunas situaciones políticas difíciles". 

♦ 4 de febrero: España

Alberto Fernández y el presidente de España 20200204

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, le trasladó a Fernández la solidaridad del Gobierno español "para superar la difícil situación económica y social" que vive el país, así como su "respaldo en el proceso de renegociación de la deuda" con el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Me ofreció su sincero apoyo para que la Argentina pueda salir adelante y ponerse de pie", dijo el presidente argentino en su cuenta de Twitter.

Según informó el gobierno español, los dos mandatarios acordaron dar "un importante impulso a las relaciones bilaterales", ahora de la mano de dos gobiernos progresistas, partiendo de los enormes lazos culturales, humanos y económicos entre los dos países. España es el segundo inversor en Argentina, donde operan más de 300 empresas españolas y Argentina es el tercer destino para las exportaciones españolas a Latinoamérica.

El mismo día, en Roma, el ministro de Economía Martín Guzmán se reunió con directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, quien dijo después que tuvo una reunión "productiva" y que las medidas adoptadas por el nuevo gobierno del país apuntan a "restaurar la estabilidad macroeconómica". La jefa del FMI señaló que "las medidas adoptadas" por el gobierno del Frente de Todos "van en la dirección de restaurar la estabilidad macroeconómica y proteger a los pobres". 

♦ 5 de febrero: Francia

Alberto Fernández fue recibido por Emmanuel Macron, su par francés.

El gobierno de Francia se mantendrá "junto" a Argentina en la negociación de su deuda, prometió el presidente francés, Emmanuel Macron a Fernández al reunirse en el Palacio del Elíseo de París. "Francia se mantendrá junto a ustedes y se movilizará con el Fondo Monetario Internacional y otros socios para ayudar a Argentina a volver al camino del crecimiento, de una deuda sostenible", declaró Macron.

"La situación económica de Argentina es para nosotros un tema de preocupación y de movilización y siempre hemos apoyado los esfuerzos de estabilización de su economía, de integración en la comunidad financiera internacional y lo seguiremos haciendo", agregó el mandatario francés. "Resolver el problema de la deuda es una condición necesaria para poder crecer y el Fondo Monetario tiene que saber escucharnos y escuchar nuestra propuesta", agregó Fernández en la conferencia conjunta.

DS

En esta Nota