viernes 07 de agosto de 2020 | Suscribite
ECONOMIA / Negociación con acreedores
miércoles 1 julio, 2020

Deuda: el mercado dice que seria "un fracaso" y muy riesgoso avanzar en un acuerdo parcial

Especialistas estiman que el Gobierno va en esa línea, pero lo consideran riesgoso, porque los holdouts litigarían y complicarían más la economía del país.

Mercados Foto: CEDOC
miércoles 1 julio, 2020

Si el gobierno decidiera avanzar en presentar nueva oferta de canje de deuda que implique lograr un acuerdo parcial por contar solo con el aval de un grupo de bonistas y excluyera a los más duros, como Blackrock, “es un fracaso” ya que el problema del default no se resuelve, e impediría al país crecer genuinamente porque afectaría el acceso a  financiamiento de las empresas, y también de las provincias que están en procesos de reestructuración, advirtieron analistas consultados por PERFIL.

En ese marco, estiman que una oferta unilateral que no tenga amplio consenso entre todos nucleamientos de bonistas no llegaría a cosechar más del 40% de adhesión. 

Según fuentes oficiales, Economía cuenta hasta ahora con el consentimiento de un grupo de fondos, pero Blackrock se muestra muy endurecido 

Una fuente del sector financiero con contacto con los acreedores comentó en off que en esta instancia “el problema es el interlocutor, no lo toleran más a (el ministro de Economía Martín) Guzmán” y acotó que “los bonistas sienten que la transacción no tiene demasiado upside por la crisis argentina y por la desconfianza en un plan económico sustentable que pueda llegar a implementar esta gestión económica”.

Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global, planteó que “si BlackRock y otros bonistas importantes no se suman, el problema no se soluciona, incluso se alarga porque empezarían juicio, es una mala señal para resolver esta condición necesaria, pero no suficiente, para que el país crezca.

El grupo liderado por BlackRock pide avanzar en negociaciones de deuda

“Avanzar con otra propuesta unilateral, sin consenso, aun cuando es una oferta mejorada, no tiene mucho sentido”,  opinó.

En sintonía, Nery Persichini, de GMA Capital consideró que “el camino más probable por estas horas es el de una aceptación parcial del grupo de acreedores más chico” pero eso “no movería el amperímetro y la mayoría de la deuda seguiría en default” dado que el comité Ad Hoc, que lidera Blackrock, “tiene más de US$ 20.000 millones entre bonos Globales, Discount y Par, con posiciones del orden del 30% en cada grupo que le dan poder de bloqueo”.

Profundizar el default con los principales acreedores tendría gusto a derrota porque no eliminaría el foco de incertidumbre sobre la deuda”, opinó Persichini, y afirmó que “resolver este tema es condición necesaria para que Argentina pueda dejar atrás lo antes posible la recesión de este año y no complique el financiamiento público y privado necesario para crecer en los próximos años”.

De igual postura, Guido Lorenzo, de LCG,  juzgó que la estrategia de un acuerdo parcial sería “mala, implicaría una adhesión en torno al 40%, es un fracaso si no es superior al 50%, porque te quedan holdouts, no se resuelve el problema”.

Deuda: se estima que el grado de adhesión a la propuesta aún no supera el 35%

Santiago Abdala, analista de PPI, coincidió que “el riesgo de optar por una estrategia no consensuada con la mayoria es el problema de los holdouts, que podrian iniciar reclamos ante la justicia complicando la situación del país, como ya vimos  en otras ocasiones”.

De todos modos, estimó que “si el mercado creyera que las negociaciones están sin esperanza de llegar a un acuerdo mas abarcativo, los precios de los bonos deberian haber sufrido mucho mas que lo que vemos estos dias”.

Gustavo Neffa, de Research for Traders, sostuvo que “lo que dijo Guzmán de que se había llegado a un entendimiento con un grupo de acreedores, no es ninguno de los tres grandes” y alertó que el riesgo de un acuerdo parcial es que los holdouts “podrían pedir acelerar los pagos si tienen más del 25% de un título, y Blackrock posee más de una serie con el 25%”.

Evaluó que “un arreglo parcial sería mostrar un fracaso a corto plazo”, y señaló que en esa eventual situación “el sector privado es el que tiene mucho para perder si no se reactiva el circuito de crédito internacional, y a su vez, no permite colocaciones pronto como para cubrir los vencimientos que van a venir en 2021, para las provincias y para las empresas”.

En igual línea, Javier Timerman, de Adcap Securities, alegó que “una vez que se levante la cuarentena va haber muchos pesos que se necesitan absorber con instrumentos del mercado de capitales local y si estás en default, hay desconfianza, en cambio, si  no estas en default, muchos de esos fondos tienen capacidad para invertir en pesos argentinos en un mercado de tasas alta donde puede haber un retorno importante”.

Por su parte, Norberto Sosa, de Invertir en Bolsa, cree que “a esta altura de la negociación, no tendríamos que descartar el escenario de una nueva enmienda que logre aumentar  el porcentaje de aceptacion” en relación a la oferta original “pero sin lograr las CACs (Cláusulas de Acción Colectiva), por lo que quedarían holdouts”

“Una situación parecida a lo ocurrido en 2005. Ese escenario no sería grave. En aquel momento, pese a quedaron holdouts, el riesgo bajó significativamente. No es el ideal, pero si al menos se logra un 50% de aceptación, el hecho de pasar a tener una buena parte de la deuda 'performing' mejora el panorama”, fundamentó.

MF/MC


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5080

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.