sábado 18 de septiembre de 2021
ECONOMIA Finanzas
03-08-2021 11:44

El aumento del ahorro será el legado de la pandemia

Un estudio privado mostró que en Argentina el 82% de los inversores pasaron más tiempo pensando en su bienestar financiero y en reorganizar sus finanzas personales a causa del COVID-19.

03-08-2021 11:44

Un mayor enfoque en el ahorro y el bienestar financiero serán algunos de los legados de la pandemia, incluso cuando la confianza de los inversores crezca. Según un estudio de la firma Schroders, casi la mitad de los inversores (46%) ahorrarán más una vez que se hayan levantado las restricciones. Este sentimiento es más fuerte en aquellos que tienen entre 18 y 37 años.  

En la Argentina, 82% de los inversores han pasado más tiempo pensando en su bienestar financiero y en reorganizar sus finanzas personales a causa del COVID-19. Este enfoque más medido también se traslada a las perspectivas de jubilación de los inversores, ya que el 58% de los jubilados de todo el mundo son ahora más conservadores en cuanto al gasto de sus ahorros para su retiro, mientras que el 67% de los que aún no se han jubilado quieren ahorrar más para su jubilación. El impacto de la pandemia en Argentina resulta más evidente en los planes de jubilación de la gente: el 80% de los no jubilados querrían ahorrar más para su jubilación. 

Por otro lado, el informe indica que, a pesar de los retos que ha traído la pandemia, la confianza de los inversores se disparó hasta su nivel más alto desde que se inició el estudio en 2016, con unas expectativas de rentabilidad media anual para los próximos cinco años del 11,3%, un aumento respecto al 10,9% previsto hace un año. Cabe resaltar que, a nivel local, la expectativa de retorno anual total promedio para los próximos cinco años es de 15%, superando el 14,6% del 2020 y el 11,3% global.

Finanzas personales: Tips a tener en cuenta para ahorrar más eficientemente

Foco en el bienestar financiero

Casi tres cuartas partes (74%) de los inversores de todo el mundo han dedicado más tiempo a pensar en su bienestar financiero desde la pandemia, siendo los inversores que se definen como "expertos/avanzados" los más comprometidos. Este cambio fue más pronunciado en Asia, con los inversores de Tailandia, India e Indonesia compartiendo esta opinión con fuerza.  

Los inversores de todo el mundo son ahora más propensos a comprobar sus inversiones al menos una vez al mes (82%), en comparación con el 77% de los inversores en 2019.  En la Argentina, 64% de los inversores consultan el valor de sus inversiones una vez a la semana o más (un incremento del 9% respecto al 55% del 2019). 

A lo largo de 2020, casi un tercio (32%) de los inversores de todo el mundo ahorró más de lo previsto. No es de extrañar que esto se deba a la disminución del gasto en productos no esenciales, como salir a comer fuera, viajar y disfrutar del ocio. A pesar de las dificultades del 2020, para los inversores argentinos fue un año positivo para los ahorros: el 29% de los inversores lograron ahorrar más de lo que habían planeado y el 36% tanto como habían planeado, mientras que para el 35% no fue así y no lograron llegar a sus objetivos de ahorro.

Más de un tercio (38%) de los inversores de Europa habían ahorrado más de lo previsto, seguidos por los de Asia (28%) y América (27%). De los inversores que no pudieron ahorrar tanto como tenían previsto, el 45% a nivel mundial citaron la reducción de los salarios/ingresos laborales como la razón principal, lo que refleja los grandes desafíos causados por la pandemia.

6 opciones que recomienda el Banco Central para ahorrar y cuidar el valor de los pesos

Motivos para el optimismo

Los inversores de América son los más optimistas, ya que esperan una rentabilidad total anual del 12,5% en los próximos cinco años, seguidos por los de Asia (12,3%) y los de Europa, algo más prudentes, con expectativas del (9,7%). En el corto plazo, el estudio demuestra una división en el comportamiento de ahorro e inversión de la gente luego de levantadas las medidas de confinamiento en la Argentina. El 44% de los inversores destinaron más dinero a ahorros en general, 45% invirtieron más en activos de bajo riesgo y 31% en activos de alto riesgo.

 

RM