lunes 04 de julio de 2022

Guzmán, el hombre que le jugó al 29

26-12-2021 06:47

En la historia argentina hay y hubo ministros de Economía para todos los gustos. El Domingo Cavallo de la convertibilidad y el corralito; la única mujer hasta ahora que ocupó esa poltrona, Felisa Micelli, enjuiciada porque se le encontró una bolsa de dinero en el baño privado del Palacio de Hacienda; Hernán Lorenizno, que “se quiso ir” y nunca volvió, entre otros. (La lista es sumamente extensa; esta columna, no).

Al actual, Martín Guzmán, sin dudas se lo recordará por no haber acertado ningún  pronóstico sobre inflación.

Le calculó 29% a todo este año y de enero a agosto el número se pulverizó, como los bolsillos de los argentinos. Para el año que está por comenzar nadie le cree la meta del 33% y, entre otras cuestiones, eso provocó el colapso en la aprobación del Presupuesto. Ahora, el residente Alberto Fernández acaba de decretar la prórroga del vigente para no quedarse sin la Ley de Leyes que, entre otras condiciones, le reclama el FMI, con el que renegocia un préstamo standby millonario.

De tono calmo, con cierto aplomo, sin ningún exabrupto fonético ni sonoro; al titular del Palacio de Hacienda  sí le reconocen, al menos en el sector privado, su permanente disposición al diálogo.

También, por supuesto, el haber impulsado el acuerdo con el FMI. A veces le reconocen más afuera que puertas adentro de la misma coalición gobernante. Sin embargo, ese acuerdo con el Fondo sigue siendo hoy una misión pendiente.

Guzmán, tras el informe del FMI: el préstamo de 2018 "no se utilizó para nada bueno"

Fue el gran pedido de los empresarios en el inicio de 2021 y sigue siendo, un año después, el mismo gran pedido de los empresarios para 2022. Parece haber sido ese reclamo lo que se quedó en standby.

Quienes conocen mucho a Guzmán aseguran que en los últimos meses estuvo más fronteras afuera que en la fangosa política doméstica. Preferiría   sumar en cada una de sus giras con funcionarios del FMI muchas reuniones con otros principales referentes internacionales de los mercados y de la academia. Este último es un ámbito que –aseguran desde su entorno– en varias ocasiones extraña demasiado.

En la arena doméstica, el timonel de Economía prefirió tomarse un respiro de fin de año luego del revés del oficialismo en las sesiones de Diputados por el Presupuesto. Respiro que no pudo lograr en torno a las versiones que hablan de su cansancio, la “silla eléctrica” del Economía y la posibilidad de recambios ministeriales en el segundo tramo de la gestión del Presidente.

Siempre que los rumores en esa dirección se disparan Guzmán está inevitablemente en la lista. Así como marzo pareciera ser la meta (corrida una vez más) para cerrar con el Fondo, también  podría serlo para otras definiciones económicas.

En esta Nota