26th de February de 2021
ECONOMIA Pandemia de coronavirus
05-04-2020 23:50

La industria se reconvierte a insumos de emergencia para salir del estancamiento

Volcaron capacidad ociosa o cambiaron líneas para producir alcohol, barbijos, oxígeno, mascarillas para abastecer a los hospitales. Negocian los permisos con el Gobierno.

Jairo Straccia / Patricia Valli
05-04-2020 23:50

En parte estrategia de superviviencia y en parte colaboración frente a la crisis sanitaria, la industria comenzó a reconvertir su capacidad ociosa para fabricar insumos básicos de emergencia. Coordinan con el Gobierno y municipios y negocian con Desarrollo Productivo habilitación a proveedores.

El comité de crisis de la Unión Industrial Argentina releva sectores y empresas pueden operar y dedicarse a insumos que faltan y trabajan entorno a 70 productos clave. Apuntan a tener clara la oferta para empezar a producir en menos de un mes. Equipamiento médico, insumos plásticos, barbijos, mascarillas, componentes de los equipos médicos, algo de alimentos para atención hospitalaria, medicamentos como antibióticos o antivirales y también gases y equipos de traslado y almacenamiento de gases.

Las pymes textiles también están articulando su oferta. Luciano Galfione, secretario de la Fundación ProTejer, coordina un grupo de 40 empresas que con talleres propios y baja dotación de personal apunta a fabricar insumos básicos, desde elásticos a barbijos reglamentarios y sábanas para los hospitales de campaña. “Son pymes que tienen 50 personas pero en las que pueden ir entre cuatro y cinco. Se busca que cumplan las normas que requiere el sistema de salud”, explicó. “Las empresas lo hacen para perder menos, no para ganar”, agregó Galfione sobre la iniciativa.

La fábrica de electrodomésticos Liliana, de la familia Jacobson en Granadero Baigorria, Santa Fe, pondrá en marcha la producción de unas 50 mil mascarillas plásticas protectoras por semana. Para eso pondrán en uso dos máquinas de las 60 que tienen, en particular las vinculadas a la inyección de plástico. Para hacerlo, invirtieron en matricería para desarrollar el prototipo de un producto que tenían algunas versiones acá y en Europa con impresoras 3D pero que por primera vez se producirá a escala. La primera tanda de 15 mil prevén que sea para donaciones, pero luego apuntan al uso médico y también al uso masivo. No requiere autorización de ANMAT. Aspiran a que el Gobierno incluya a la fabricación de estufas eléctricas como actividad esencial, para cubrir una inminente demanda estacional que aparece ante la baja de temperaturas y más con pandemia de Covid-19.


Uno de los productos con mayor demanda es el alcohol etílico. La cervecería Quilmes comenzó a elaborar en la planta de Restinga, en Mar Chiquita, unas 150.000 unidades de alcohol al 70° y alcohol en gel. Una parte es en base al mosto que se utiliza para la cerveza, y se suma alcohol provisto por una pyme. Se destina a donaciones en hospitales de Quilmes, Zárate, y General Pueyrredón en la Provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires y Mendoza, Tucumán y Corrientes. La distribución la realiza los camiones que también entregan aguas e insumos médicos.

La empresa de cosméticos Natura, que recientemente compró también Avon. La multinacional brasileña reconvirtió algunas de sus líneas de maquillaje y perfumería para fabricar artículos esenciales de higiene personal, alcohol en gel y líquido.

Las fábricas de medias Silvana y Ciudadela se volcaron a los barbijos reutilizables no médicos. La fábrica de Villa Ballester de Silvana utilizará sus máquinas textiles para la fabricación de un modelo propio. En Ciudadela, el titular de TN Platex, Teddy Karagozian, prevé producir unos 100 mil barbijos por semana, también reutilizables. Se llamarán “RespirAR” y comenzarán a venderse en una semana. “Reconvertimos máquinas que hacían medias. No son barbijos para medicina pero sirven para todo lo demás”, explicó Karagozian. “Estudiamos producir hilado para las empresas que hacen gasas”, agregó.

Oxígeno. En la Argentina hay tres plantas de oxigeno, pero ante una mayor demanda ya hay una fábrica de cilindros de GNL que puede volver a una actividad que había dejado que es la fabricación de tubos de oxígeno. Se trata de un insumo crítico en la pandemia. Según cuentan en la UIA, un hospital se reabastece de oxígeno cada 48 horas habitualmente, pero en los picos de la crisis en España e Italia llegaron a necesitar recargas cada 3 horas, pero el desafío problemas logísticos y de distribución más que de producción.

También Impsa está trabajando en la posibilidad de construir tanques criogénicos con el Invap, fabricar asistentes de respiración e incluso utilizar la nave de fabricación nuclear como hospital de campaña de ser necesario. Estos temas surgieron de conversación con el gobierno nacional y de Mendoza.

Las automotrices anunciaron, a través de Adefa, la apertura de sus plantas para dar soporte a los fabricantes de sistemas de respiratorios mecánicos y asistir a los fabricantes de respiradores en la producción de partes como correas. Toyota trabaja en hacer plaquetas para respiradores pero aún está en análisis y estudia con el ITBA la elaboración de soportes respiratorios de emergencia para ambulancias, pero aún está lejos de que se lance a producción. General Motors tiene un programa de apoyo a la Universidad de Rosario para realizar respiradores más baratos.

Volkswagen y la UTN de Pacheco comenzaron a producir máscaras protectoras con impresoras 3D. Prevén unas 600 y serán destinadas al personal médico del Municipio de Tigre. La Cámara Argentina de la Máquina Herramienta y Tecnologías donó insumos para mascarillas protectoras y JMC 3D realizará la impresión 3D de 2400 mascarillas que serán entregadas a hospitales.