miércoles 07 de diciembre de 2022

Líder de Diversidad e Inclusión: un nuevo rol que crece

Los expertos y los analistas coinciden en que unos elevados niveles de diversidad e inclusión en el lugar de trabajo están asociados con mayor productividad, innovación y bienestar de los empleados. El concepto ya está instalado y todos parecen estar de acuerdo, pero todavía se está está haciendo muy poco para promoverlo, según recordó la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un reporte difundido a mediados de este año. En particular, alertó, sigue atrasada la inclusión de los grupos minoritarios. Esto se traduce en una situación paradójica: la idea está madura pero, mientras tanto, las empresas (de todos los tamaños), los trabajadores y las sociedades “están perdiendo beneficios potenciales considerables”, señaló la OIT. Los especialistas consultados por Perfil Económico apuntan, entre otras cosas, que llegó el momento de pasar de la “preocupación” a la “ocupación” y poner manos a la obra.

06-11-2022 00:46

Actualmente en América Latina ser líder de diversidad significa pertenecer a áreas como Recursos Humanos o Marketing, entre otras. Sin embargo, a nivel global se trata de roles o áreas transversales a toda la compañía con reporte directo al top management. Por eso, a través del diseño de planes y programas estratégicos, se vuelve cada vez más necesario para las organizaciones el desarrollo de habilidades necesarias para este rol y en la gestión de la diversidad.

En Bridge The Gap, un hub de soluciones en género y diversidad, realizamos una encuesta a personas que lideran la temática en las organizaciones o bien que interactúan con estos roles para medir las características que debe tener este perfil. Es muy común decir o intuir que para este rol se requiere empatía o cualidades blandas, aunque de acuerdo a nuestra experiencia y a estudios internacionales la empatía no basta: una habilidad clave es la lectura del negocio, por ejemplo. En esta oportunidad nuestro objetivo era mapear cómo estábamos en el ecosistema local respecto de este tema.

Se trata de un rol relativamente nuevo, que se encuentra en plena evolución y  viene pisando fuerte en las organizaciones para impulsar la transformación de cultura y negocio orientada a la diversidad y al impacto positivo. 
El foco de la encuesta se centró en la ponderación de habilidades como empatía, orientación al negocio, formación en temáticas de diversidad, relaciones interpersonales, habilidades de comunicación y argumentación, capacidad de influencia, entre otras variables, para medir y definir las consideraciones ideales que un puesto que es nuevo y en un estadio en desarrollo, como lo es el de líder en diversidad. 

Estos son algunos de los resultados: 

  • Nueve de cada diez personas entienden a la empatía como la principal característica que debe tener un/a líder de Diversidad e Inclusión.
  • Solo cuatro de cada diez personas mencionaron como relevante el conocimiento sobre el negocio.
  • Respecto al conocimiento sobre la temática, ocho de cada diez creen que es una característica fundamental para el rol. 
  • Luego tenemos habilidades relacionadas al vínculo con otras personas: la comunicación -7.5 de 10- y buenas relaciones personales -7.2 de 10-.
  • También se destaca la importancia de entender el entorno y cómo manejarse en él para alcanzar los objetivos: lectura de contexto -6.3- , visión sistémica -5.3- influencia -5.2- y creatividad -4.9-. 
  • Del total de la muestra, solo el 8 por ciento afirmó que la visión sistémica como la habilidad debe ser parte de los liderazgos diversos. Se destaca la importancia de entender el entorno y cómo manejarse en él para alcanzar los objetivos: lectura de contexto -6.3-, visión sistémica -5.3- influencia -5.2- y creatividad -4.9-. 

Los resultados validan la hipótesis previa y la experiencia que hemos tenido en estos años: estamos en un estadio inicial donde hay muchas oportunidades de salida laboral innovadora, de perfiles híbridos, donde se requiere una visión social, pero también una visión de negocio, sobre todo cuanto más alto ocupe el rol en la jerarquía de la empresa y con qué tipo de áreas dialogue. En esto es clave entender si la diversidad es una agenda clave de la organización o todavía se es vista como un tema más de sostenibilidad; algo interesante pero no enfocado en el negocio. Aquí las habilidades de influencia y persuasión nos parecen clave, ya que puede ser un desafío “convencer” a quienes tienen que aprobar presupuesto para acciones, por ejemplo. 

Es necesario que los directivos de las empresas incluyan en la gestión de talento a la diversidad como un eje transversal de  formación,  dado que la diversidad se caracteriza por ser invisible, pero hace a cualquier equipo mucho más eficiente a la hora de encontrar soluciones novedosas e impulsar la innovación. 

¿Cómo formarse para ocupar puestos en este terreno?

Por ahora no es una formación que esté en un solo lugar, porque son competencias y habilidades de diferentes áreas. El o la líder de diversidad es una persona que dialoga con todas las áreas por lo cual es ideal una formación en ciencias humanas pero también que tenga un perfil fuerte en negocios, en comunicación, entre otras.  Muchas veces son personas que vienen de recursos humanos pero no es requisito.  Este perfil tiene un mix de habilidades que no es solamente desde la mirada humana, sino que son perfiles híbridos  que no solamente tiene experiencia en lo que son organizaciones sociales. Es más, desde mi lugar, recomiendo que tengan un paso por la experiencia social pero también un paso por el sector privado.

A aquellos que se preguntan a qué empresa postularse para desempeñar estos roles, mi recomendación es que apunten sobre todo a empresas multinacionales, porque son  las que están empezando a buscar cómo ocupar estos puestos. Además, recomiendo que estén atentos a las redes sociales y a lo que están posteando las empresas,  porque ahí van a ver las que están más activas con estos temas.

Aunque las empresas más interesadas en este tipo de líderes son las multinacionales, es importante destacar que América Latina tiene grandes ventajas en el terreno de la diversidad por el trabajo con las minorías que se viene llevando a cabo, sobre todo en  la Argentina.  Pero, al mismo tiempo, creo que en el país y en la región hay una fuerte impronta de que los temas de diversidad son temas ideológicos o de corrección política, mientras que otras latitudes, sobre todo en Estados Unidos, Alemania y Canadá, se aborda como un tema de mejora de la productividad de las empresas. Es decir, está más alineado al negocio.

* Directora ejecutiva de Bridge The Gap