martes 22 de junio de 2021
ECONOMIA acreedores bajo ley extranjera
29-08-2020 04:09

Más del 90% de los bonistas entró al canje y Economía logró evitar los juicios

El “éxito” de la operación activa las cláusulas de acción colectiva anti fondos buitre. Se abre la refinanciación para empresas y provincias. Fernández y Guzmán dan resultados el lunes.

29-08-2020 04:09

A cuatro meses del lanzamiento de la primera oferta para reestructurar la deuda en moneda extranjera bajo legislación internacional por US$66 mil millones, y luego de varias idas y venidas, ayer venció el plazo para que los bonistas ingresaran al canje.

Según estimaron fuentes del mercado a Perfil, la operación cosechó una adhesión “mayor al 90%”.

Desde la órbita oficial, evitaron dar números, y se limitaron a comentar que “son muy buenos” y aluden a “una aceptación masiva”.

Durante el fin de semana se procesarán los datos. El gobierno planea anunciar el resultado final de la operación con bombos y platillos el próximo lunes en un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández.

Para los analistas, de confirmarse ese nivel de aceptación, sería un “éxito”, y permitiría activar las Cláusulas de Acción Colectiva (CACs)que obligaría a entrar a los que quedaron afuera. El capítulo de la deuda se cerraría así sin holdouts que vayan litigar contra el país en los tribunales de Nueva York, que fue lo que ocurrió en los canjes de 2005 y 2010. Entre ambas operaciones, la adhesión fue del 92%, pero en ese momento no había CACs.

El especialista en deuda soberana, Sebastián Maril, de Research For Traders evaluó a Perfil  que “un canje exitoso sería arriba del 90%, abajo de eso, hay que ver quién se quedó afuera, porque si es un fondo importante puede hacer juicio en la Corte de Estados Unidos, pero es doña Rosa, no pasa nada”.

Las CACs para los bonos Exchange (Par y Discount)  emitidos en la gestión kichnerista durante los canjes 2005 y 2010 son más exigentes y  requieren una aceptación del 85% del total, y 66% en cada serie, mientras que para los títulos bonos Globales emitidos por el gobierno de Macri entre 2016 y 2018, la adhesión debe superar el 66% general y 50% de cada serie.

En los globales se habrían alcanzado las CACs, pero “había alguna duda con algunas series de montos chicos de los bonos PAR en euros o yenes, pero sería menor, y no generarían lío”, comentó un operador.

Leonardo Chialva, de Delphos, dijo que “lo que se rumorea en el mercado es una adhesión total, hay una muy buena expectativa, es una noticia excelente que Argentina evite un default, y juicios”.

Perspectivas. Chialva consideró “el canje solo no alcanza” para generar la confianza de los inversores “pero sin esto no se puede”. Sobre la potencial suba que tendría los bonos tras esta reestructuración, el analista estimó  entre 10% y 15%.

Al respecto, Federico Broggi, de Invertir en Bolsa, comentó que “somos optimistas que encuentren una exit yield en el corto plazo de 10%” por lo que proyectó un upside de los bonos “entre 15% y 20%”.

En sintonía, Fernando Baer, de Quantum Finanzas,  ostuvo que con este canje “se cierra un capítulo necesario pero es el primero de varios que vienen muchos más complejos”.

El gobierno dio esta semana el puntapié inicial para encarar la negociación de la deuda con el FMI. En ese sentido, Baer vislumbra que será “compleja, las condiciones de ajuste van a requerir discusión”.

Por su parte, el financista Christian Buteler remarcó que lograr cerrar el canje “significa que  las empresas privadas que tienen que refinanciar sus deudas puedan salir al mercado a buscar a fondos y a un valor razonable, también abre un camino más auspicioso a las provincias que están en proceso de reestructuración de sus deudas para llegar a buen puerto”.

También Javier Timerman, de Adcap Securities, sostuvo que “se esperaba una adhesión alta, eso ya estaba descontado en el mercado, en el precio de los bonos, el dólar” por lo cual “de ahora en más el gobierno va a tener que generar la confianza con otras señales, con la negociación con el FMI, un contexto fiscal prudente, un Presupuesto 2021 que sea proclive a impulsar inversiones, y bajar el nivel de conflictividad política, porque con este nivel de conflicto, no hay plan económico que pueda generar la confianza que se necesita para que las variables económicas se acomoden”.

Definiciones de Fondo

El Gobierno anunció esta semana que comenzó la negociación oficialmente con el Fondo Monetario Internacional. Pidió un nuevo programa y cuestionó las políticas que se fijaron en el Stand By anterior, que se firmó entre el Gobierno de Mauricio Macri y la gestión de Christine Lagarde. En una carta firmada por el ministro Martín Guzmán, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce y el representante de la Argentina ante el FMI, Sergio Chodos, anticiparon que se buscará poner a resguardo las necesidades de la población. El dato pendiente es si habrá una inyección de dinero fresco atada al acuerdo y qué tipo de acuerdo se negociará: se espera no llegar a un acuerdo que demande reformas estructurales.