jueves 08 de diciembre de 2022
ECONOMIA barreras en el mercado de trabajo

Políticas para emplear personas con discapacidad

La tasa de inactividad laboral en este segmento llega al 70% en las mujeres y el promedio es del 64%. Los programas de empresas y plataformas apuntan a mejorar la inclusión. El riesgo por las prestaciones de salud.

02-02-2020 02:32

Según el Indec, el 10,2% de la población argentina tiene algún tipo de discapacidad y solo un 32,2% de las personas con discapacidad tienen empleo, lo que significa que solo una de cada cuatro personas con discapacidad logra conseguir un empleo en Argentina, según el Estudio Nacional Sobre el Perfil de las Personas con Discapacidad realizado a partir del convenio con la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis).

El año pasado ingresaron 167 personas a trabajar vía Incluyeme.com en Argentina; 55% de estos ingresos fueron mujeres. Los principales rubros fueron en banca, seguros, consultoría, seguridad, tecnología, servicios y atención al cliente, según los datos del portal Incluyeme.com, que apunta a mejorar la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Casi el 10% de la población argentina tiene algún tipo de discapacidad, explica Gabriel Marcolongo CEO de Incluyeme. Sus principales clientes son multinacionales con más de quinientos empleados, muchas con planes de diversidad. “El desconocimiento hoy es la principal barrera”, explica.

“No alcanza la cantidad de gente que entra por año. Por eso tratamos de promover el cambio sistémico. Para lograrlo se trabaja en formar equipos de reclutamiento, mandos medios y directivos en las organizaciones. En políticas públicas trabajamos en los países que tienen cupos públicos y también para empresas privadas”, agrega Marcolongo. Entre las compañías con las que trabajan están Accenture, IBM, Globant, Mercado Libre, Securitas, Banco Galicia y Santander.

“Argentina es un caso mixto. Tiene obligatoriedad de cupo en el Estado y prestadoras de servicios públicos, pero hay dificultad de acceso y una persona que cobra una pensión por discapacidad deja de percibirla en el momento que consigue trabajo registrado. El problema es que volver a la pensión lleva dos años, lo que implica perder el acceso a la obra social, los medicamentos y los tratamientos”, sostiene.

Espectro autista. En SAP, JP Morgan y DirecTV trabajan 27 personas con condiciones del espectro autista (CEA). Se estima que en el mundo una de cada 59 personas tiene CEA. Son cerca de 700 mil en Argentina, de acuerdo a cifras no oficiales. La tasa de desempleo para personas neurodiversas es  de más del 80%, principalmente por barreras del ambiente laboral.

SAP lanzó en 2013 el programa “Autismo en el trabajo” y se asoció a Specialisterne y la Asociación Argentina de Padres de Autistas. Desde entonces, en el país más de veinte personas formaron parte del programa y 14 se encuentran trabajando hoy. “Logramos equipos más motivados y comprometidos hasta mejoras significativas en los procesos y dos patentes en co-autoría con colaboradores con autismo”, señaló Constanza Quiñones, directora de RR.HH. de SAP.

En 2018 DirecTV convocó al Instituto Gironzi y realizó capacitaciones para personas con CEA, cinco de ellos dentro de la empresa. Dos siguen trabajando allí.

En JP Morgan se incorporaron once personas como parte del programa global Autism at Work que emplea a 170 personas en ocho países. Los colaboradores tienen un compañero asignado dentro de su equipo de trabajo y un mentor. “Todos aprendimos y nos adaptamos para facilitar la comunicación entre todos, como evitar comentarios ambiguos o con sarcasmo, metáforas o los dobles sentidos que las personas con autismo tienen dificultades en reconocer”, explicó Karen Jara, Recruiting Manager del banco de inversión.

En esta Nota