domingo 05 de febrero de 2023
ECONOMIA UNIÓN INDUSTRIAL

Siete de cada 10 industrias teme por los insumos importados

De acuerdo con un sondeo de la UIA, casi un 40% de las empresas indicaron que los insumos importados “representan entre un 25% y un 50% de sus costos de producción y que las restricciones a las compras de esos bienes importados podría complicar el nivel de actividad. El Gobierno sostiene que la economìa crecerá en el 2022 y este año.

14-01-2023 02:07

La Unión Industrial Argentina (UIA) reiteró sus reclamos sobre las trabas a la importación de insumos que está provocando problemas de producción en diferentes ramas y pone en riesgo el normal funcionamiento de las empresas. Siete de cada 10 firmas manifestaron que “las dificultades en el abastecimiento de insumos podrían generar paradas en algunas líneas de producción”, según una encuesta realizada por la entidad entre sus asociados. “La no aprobación de las solicitudes y la dilatación en los plazos fueron los motivos más mencionados por las empresas como riesgos de paradas parciales de plantas”, añadió.

De acuerdo al relevamiento, casi un 40% de las empresas indicaron que los insumos importados “representan entre un 25% y un 50% de sus costos de producción”. En tanto, para un 20% de las empresas estos representan más de un 50% de los costos mientras que para el 40% restante significan menos del 25%. La UIA sostuvo que “el incremento en los plazos de pago de las importaciones del nuevo sistema agravó los problemas para conseguir el financiamiento de importaciones de las empresas”.

Según señaló el informe de la entidad “casi un 90% de las empresas indicaron que tienen dificultades para conseguir el financiamiento necesario para importar insumos de acuerdo a su flujo de operaciones”. La representación empresarial cuestionó además el actual .

Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) y sostuvo que “más de un 80% de las empresas indicaron que los plazos de aprobación de las solicitudes con el nuevo sistema son más largos que con el sistema anterior”.

La advertencia de la UIA coincidió con otros datos  que esta semana revelaron que el consumo tendría signos de ernfriamiento debido alos altos precios.

El nivel de consumo cayó 3,5% interanual en el país durante 2022 y la baja fue más pronunciada en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que en el interior.

El dato surge de una relevamiento efectuado por la consultora Focus Market, que precisó que durante diciembre, las ventas minoristas de bienes en general crecieron 2,7%, favorecidas por el programa Precios Justos y recomposición del ingreso con suba de salario mínimo, jubilaciones, bonos y refuerzos en programas sociales.

“Los datos de inflación interanual muestran que la variación de precios en nuestra economía presentan el mayor problema de los últimos 32 años. Con la misma nominalidad los consumidores van comprando cada vez menos productos”, dijo el director de la consultora, Damián Di Pace.

Según el relevamiento, en 2022 el consumo fue similar al año anterior en autoservicios, mientras que el resto de los formatos de comercialización mostraron caídas.

En cuanto a la canasta básica, el informe arrojó que durante el último mes de 2022 sus precios se incrementaron en un 6,3%, impulsados por bebidas y artículos de limpieza. En la “radiografía” del consumo de los argentinos crecieron congelados, harinas, salchichas y bebidas; también registraron cierta recuperación las ventas de artículos de cuidado personal.

“Los bolsillos de los argentinos tienen situaciones diferentes: los asalariados registrados ganaron en promedio frente a la inflación en los últimos dos meses, pero perdieron en todo el acumulado del año. Los no registrados que son los que más crecen en volumen -como monotributistas y autónomos- pero no pueden sostener su nivel de vida con una presión tributaria enorme e ingresos licuados por la inflación. Para el caso de los informales la situación es más grave aún “, expresó Di Pace.

En esta Nota