2nd de March de 2021
ECONOMIA según el mercado
01-11-2020 01:57

Una victoria de Joe Biden ayudaría a Argentina

Un debilitamiento del dólar a nivel global sería beneficioso para las economías emergentes. La designación de los funcionarios de la próxima administración será clave. Relativizan las críticas de Claver-Carone, titular del BID.

01-11-2020 01:57

El próximo martes 3 de noviembre se realizarán las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Algunos analistas plantean que un triunfo del candidato demócrata Joe Biden podría implicar un escenario de debilitamiento del dólar a nivel global, que  sería beneficioso para un mercado emergente como Argentina, aunque advierten que “depende de nosotros si hacemos bien los deberes para aprovechar ese clima más favorable”

Norberto Sosa, director de Invertir en Bolsa, explicó a PERFIL que Biden impulsa un paquete fiscal más fuerte que se “va a financiar con más impuestos, y con más deuda, y en un escenario así lo que se prevé es que el dólar index se va a debilitar más por el aumento  del gasto y del déficit”. “Ese debilitamiento  del dólar es beneficioso para los emergentes porque favorece a los commodities. Desde el punto de vista financiero, que gane Biden genera un contexto más favorable porque hay un atractivo para volver a comprar bonos de países emergentes”.

No obstante, aclaró que en los portfolios managers globales, “no hay interés en Argentina, se la ve mal, en medio de una crisis de balanza de pagos”.

“Un triunfo de Biden genera un escenario más constructivo para la Argentina, ahora para poder aprovecharlo hay que cantar la música que quieren escuchar los inversores extranjeros, que es tener un plan de coherencia fiscal y equilibrando la parte monetaria y cambiaria”, evaluó.

Por su parte, Leonardo Chialva, de Delphos Investment manifestó que “ideológicamente diría que Biden es mejor porque los demócratas son más flexibles y gastadores, pero la historia indica otra cosa”. Según su visión, “a los mercados emergentes les conviene que el dólar pierda valor a nivel mundial y eso suele pasar con los gobiernos republicanos”.

“Gane quien gane, EE.UU. va a otro año de muy alto déficit y eso debería ser dólar en baja. Nosotros solo tenemos que rezar para que pase pronto y la soja siga levantando”.

Comercio. Independientemente de quien gane la elección, los analistas no prevén cambios significativos en la relación comercial con el país. El especialista en negocios internacionales, Marcelo Elizondo, alegó que “no hay grandes cambios previsibles. En la campaña electoral ninguno de los dos habló de Latinoamérica”. 

Hay un signo de interrogación en cuanto al nuevo presidente del BID Mauricio Claver-Carone, quien dijo que va a disponer de fondos para financiar proyectos de infraestructura en Latinoamérica. En el Gobierno cayeron mal las declaraciones de Claver Carone cuestionando las políticas económicas. 

Para Javier Timerman, de Adcap Securities, Claver-Carone “es una persona ideológicamente muy contraria a las políticas del gobierno de Alberto Fernández pero no puede tomar solo decisiones que afecten tanto a la Argentina. Los organismos multilaterales tienen directorios y van a tomar el camino que le indique la política”.

“Trump tuvo una política bastante hostil hacia los organismos internacionales. En cambio, los demócratas tienden a ser más abiertos, a colaborar con organismos internacionales”, agregó Timerman, para quien “con un gobierno de Biden se dialogará de forma más abierta, pero va a depender mucho de los funcionarios que se nombren. El gobierno de Obama tenía funcionarios en el Departamento de Estado a cargo de Latinoamérica que eran muy hostiles al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner”.  

Estados Unidos tendrá un rol clave para aprobar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por su peso en el directorio. La negociación formal de un nuevo programa comenzará a mediados de noviembre cuando arribe una misión técnica al país. ¿Puede el resultado electoral favorecer la negociación de un acuerdo que implique fondos frescos? Para el jefe de estrategia de XP Securities, Alberto Bernal, “es irrelevante quién esté en el poder. Argentina puede tener dinero nuevo si lo pide, lo que pasa es que necesita presentar un plan fiscal más agresivo si quiere fondos frescos”.

Norberto  Sosa razonó: “Cuando se hizo el anterior acuerdo con el FMI había otro presidente argentino, y otra directora en el organismo internacional. Creo que facilitaría que el mandatario de Estados Unidos sea otro también, tal vez sea más cómodo para una negociación  que tengas un cambio de figuritas. Más allá de eso, algún tipo de plan tiene que presentar Argentina”.

En esta Nota