ELOBSERVADOR
Fake news

Google financia campaña contra proyecto para regular plataformas tecnológicas en Brasil

Desde abril, la empresa ha gastado más de 130 mil dólares en anuncios contra un proyecto de ley que responsabiliza a las big tech de los contenidos ilegales y las noticias falsas que generan violencia.

2023_05_21_google_regulacion_plataformas_brasil_cedoc_g
| cedoc

Google fue el mayor anunciante político en las redes Facebook e Instagram a principios de mayo en Brasil. Según la Agencia Pública, Google gastó más de 470 mil reales (cerca de US$ 95.600) en anuncios que criticaban el proyecto de ley (PL) 2630, popularmente conocido como “PL de las Fake News”, en Facebook e Instagram entre el 30 de abril y el 6 de mayo. En total, desde abril, Google ha desembolsado más de 670 mil reales (cerca de US$ 136 mil) en anuncios, todos ellos procedentes de publicaciones contrarias al proyecto de ley, que, entre otras cosas, pretende responsabilizar a las empresas de internet por difundir contenidos ilegales en sus plataformas. El proyecto iba a ser votado en el Congreso brasileño el 2 de mayo, pero la votación se aplazó debido a la repercusión.

Las campañas funcionan de la siguiente manera: Google paga a Meta –empresa propietaria de las redes Facebook e Instagram– para que las publicaciones aparezcan como publicidad y tengan mayor alcance. Es decir, estos contenidos aparecen con más frecuencia y llegan a más personas que utilizan las redes sociales. 

Para tener una idea del tamaño de esta campaña, Google pagó entre 200 mil y 250 mil reales (entre US$  40.700 y US$ 50.800) entre el 1° y el 3 de mayo en un solo anuncio. Con él, un video de 15 segundos en el que se afirma que “el PL 2630 puede aumentar la confusión sobre lo que es verdadero o falso en Brasil” apareció más de un millón de veces entre los usuarios de Facebook e Instagram en Brasil.

La pieza publicitaria afirma además que “necesitamos mejorar el texto de este proyecto de ley” y pide al usuario: “hable hoy mismo con su representante en las redes sociales”. El post incluye un enlace a una entrada en el blog de Google en Brasil. En él, un texto del director de Relaciones Gubernamentales y Políticas Públicas de la compañía dice que “el PL de Fake News puede aumentar la desinformación en Brasil” y que “el PL 2630 puede empeorar tu internet”.

Empresarios, directores, jefes de marketing, profesionales de relaciones públicas, abogados, defensores públicos, jueces, concejales y funcionarios públicos fueron algunos de los públicos a los que Google se dirigió con su campaña contra el proyecto de ley de fake news.

Antes de esta acción contra el proyecto de ley, la última campaña de Google registrada en Facebook e Instagram había sido en noviembre de 2022, sobre el mes de la conciencia negra, que recuerda las luchas de los movimientos negros por el fin de la esclavitud en Brasil. En esa campaña, Google pagó menos de 100 reales (cerca de US$ 20). El anuncio llegó a cerca de 35 mil pantallas.

Google hace campaña política sin etiquetar. En Brasil, quienes quieran patrocinar campañas en Facebook o Instagram que traten de temas sociales, elecciones o política tienen que indicar que los anuncios hablan de ello. Esta etiqueta aparece para Meta y para los usuarios de las redes. Al final, todos esos datos van a parar a la biblioteca de anuncios de Meta, que está a disposición de todo el mundo.

La millonaria campaña de Google en las redes de Facebook incluye la publicación de anuncios sin la debida identificación del contenido político, según los datos de la propia Ad Library de Meta. Según averiguó Pública, la mitad de los anuncios de Google contra el PL 2630 en los últimos siete días no estaban etiquetados como campaña política.

En este grupo de “no etiquetados” se encuentra el segundo anuncio más caro realizado por Google en los últimos días: una pieza, mostrada a más de un millón de pantallas y con el mismo video que dice “el PL 2630 puede aumentar la confusión sobre lo que es verdad o mentira en Brasil” se publicó sin etiqueta. Google pagó entre 400 mil y 450 mil reales (entre US $ 81.400 y US$  91.600) solo para impulsar este anuncio.

Pública preguntó a Meta si esto constituye una violación de las normas de la plataforma, y la respuesta fue que no harán comentarios al respecto. También preguntamos a Google por qué no informó de que los anuncios trataban temas sociales, electorales o políticos.

Tras la publicación del informe, Google respondió que no haría comentarios “sobre los valores mostrados en la herramienta de Meta”. La empresa reconoció que los anuncios se habían publicado sin etiquetar: “Por una cuestión técnica, parte de los anuncios que publicamos en las plataformas de Meta tenían una valoración incorrecta. En cuanto identificamos el problema, detuvimos la campaña e hicimos las correcciones necesarias”. La empresa añadió también que “la campaña está suspendida desde el 2 de mayo, en cumplimiento de una orden del Tribunal Supremo”.

El avance del PL está bloqueado en la Cámara de Representantes. El PL 2630, que ha sido apodado el PL de las Fake News, aún debe ser votado en la Cámara de Representantes. En la primera semana de mayo, la votación, que figuraba en el orden del día, fue aplazada. El texto inicial fue aprobado en el Senado brasileño hace tres años.

El punto principal del proyecto es obligar a plataformas como Google y Meta a retirar de forma proactiva contenidos que incurran en situaciones como delitos contra el Estado democrático de derecho, actos terroristas o preparatorios, incitación al suicidio o a la automutilación y delitos contra niños y adolescentes. El texto también regula la transparencia de las plataformas y el acceso a los datos a través de API. El proyecto se aplica a las plataformas con más de diez millones de usuarios en Brasil.

Además, el texto introduce cambios sobre los derechos de autor y prevé la remuneración de los contenidos periodísticos compartidos en las redes sociales. Según los informes, se espera que el ponente del proyecto, el diputado Orlando Silva, retire estas partes del proyecto, que se votarán por separado.

Un día antes de la fecha prevista para la votación en la Cámara de Diputados, el 1° de mayo, Google mostró un enlace en su página de inicio contra el proyecto de ley. Quienes accedían a la página –utilizada por el 97% de los 160 millones de brasileños que usan internet– veían la afirmación de que “El PL de Fake News puede aumentar la confusión sobre lo que es verdadero o falso en Brasil”. El enlace dirigía al mismo texto de Google que aparecía en los anuncios de Facebook.

*Periodista. Publicado originalmente en portugués por Agencia Pública (apublica.org).