Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 23 de octubre de 2019 | Suscribite
EQUIPO DE INVESTIGACIóN / Equipo de Investigación
martes 23 julio, 2019

Fallas, dudas y polémica por el escrutinio informático para las elecciones

Las pruebas sembraron fuertes interrogantes en torno al software de Smartmatic. Los errores que se generaron durante el simulacro del sistema que se usará para transmitir los telegramas de votación y la explicación del Gobierno.

por Cristian Riccomagno

El secretario de Asuntos Políticos, Ardían Pérez, durante el simulacro del sábado pasado en la sede central del Correo Argentino. Foto: DINE
martes 23 julio, 2019

Cristian Riccomagno*

Luego de los roces y las fuertes polémicas que se dieron tras las primeras pruebas internas, el Gobierno realizó el sábado 20 de julio el tercer y último simulacro del escrutinio provisorio, en el que se probó el sistema de transmisión de telegramas diseñado por la cuestionada empresa Smartmatic y que se implementará este año. De acuerdo a la información a la que accedió el Equipo de Investigación de Perfil Educación, hay más dudas que certezas acerca de la efectividad del sistema que será utilizado en las próximas elecciones presidenciales.

De acuerdo con los datos oficiales difundidos por la Secretaría de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, a cargo de Adrián Pérez, al finalizar la prueba (que arrancó a las 9 de la mañana y se prolongó hasta las 14 horas), se transmitieron en total 94.706 telegramas. El 73% fue enviado en forma electrónica desde 9.131 escuelas en todo el país, mientras que el resto, desde las 1.106 Sucursales Electorales Digitales del Correo. Sólo el 1% de los telegramas previstos para el simulacro (aproximadamente 700) no se pudieron transmitir.

Durante el evento, que se realizó en la sede central del Correo Argentino en el barrio porteño de Barracas y del que participaron los apoderados y fiscales informáticos de los partidos políticos, ONGs y medios periodísticos, Pérez aseguró que "la seguridad del proceso está garantizada". Y agregó: "Con este sistema que implementamos ganamos en transparencia, agilidad y homogeneidad en la carga de los resultados. Ahora los fiscales de los partidos podrán fiscalizar la transmisión de cada telegrama en cada una de las escuelas".

Sin embargo, el Equipo de Investigación pudo verificar que ciertos manejos por parte del Ejecutivo, y los interrogantes presentados por los fiscales informáticos de las agrupaciones partidarias sobre el sistema de transmisión, generan una ola de interrogantes.

Plazos. De acuerdo con la acordada número 3 de la Cámara Nacional Electoral, emitida el 26 de enero de 2017, el software que se utilizaría para el procesamiento de los resultados debía estar "a disposición de las agrupaciones que participen en los comicios, 30 días antes del acto electoral". Pero durante una demostración del sistema de transmisión en la Escuela Normal N°5, ubicada en el barrio porteño de Barracas, Pérez reconoció que el software aún no está terminado. 

"Vamos a entregar los software del provisorio, que se termina cuando tenemos la planilla final (de candidatos) y el de transmisión a la Cámara Nacional Electoral -afirmó Pérez-. Serán en 30 días antes no, porque obviamente lo estamos cambiando, modificando y corrigiendo porque es nuevo, pero nuestro trabajo termina entregando el software final a la Justicia, que determinará lo que tenga que determinar, cómo se hizo siempre". Sin embargo, el funcionario nunca especificó cuándo entregarán a las agrupaciones políticas el código fuente (es decir, el ADN del programa), y tampoco cuál sería el procedimiento si los fiscales informáticos encuentran errores en esa versión final.

Consultado por el Equipo de Investigación, el reconocido especialista en informática, Iván Arce, afirmó que "el proceso, en términos de seguridad, es muy malo". Y agregó: "Cómo actuaron, es justamente la forma en que no se deben hacer las cosas si se busca evitar problemas. Se desarrolló un sistema crítico desde cero y con poco tiempo, se especificaron cuestiones de seguridad sin que las valide nadie, y se seleccionó a la empresa que tiene la menor calificación técnica simplemente porque era la oferta más barata".

¿El sistema modifica los telegramas una vez transmitidos? Ningún periodista acreditado en el simulacro, a pesar de los reiterados pedidos, pudo acceder al salón en el que se encontraban los fiscales partidarios y los técnicos de Smartmatic y el Correo Argentino. Pero el Equipo de Investigación logró acceder a distintos videos en los que se ve, cómo los especialistas informáticos de las distintas agrupaciones, discuten con los empleados de las empresas los detalles del software.

Como muestran las grabaciones, los técnicos de la empresa reconocen que el scanner genera un archivo TIFF, pero los operadores de carga reciben un PNG. En otras palabras, la imagen que visualizan los data entry (que están en el centro de cómputos) no es la misma que sale de la escuela.

Según Claudio León, fiscal electrónico del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), no se sabe “cuál es el requerimiento técnico de porqué se le cambia el formato”. “El scanner podría generar directamente el PNG desde antes de transmitirse y así mantener el formato que se necesita. No parece razonable el cambio que proponen. Quizás el contenido sea el mismo, pero en esa modificación se podría manipular el archivo”, explicó.

Para Arce, el eje de la cuestión es “por qué y cómo determinar que el PNG refleja fielmente el TIFF original”. Y alertó: “Es fundamental que todos los fiscales tengan copia en papel y firmada por las autoridades de mesa del telegrama, para corroborar que los datos coinciden con los del centro de cómputos. Las cosas no mejoran la transparencia, sino todo lo contrario y las explicaciones dadas al voleo agravan más la desconfianza”.

Desde la Dirección Nacional Electoral (DINE), aseguraron que esa modificación ocurrió siempre, incluso en tiempos del kirchnerismo, cuando la empresa que realizaba el escrutinio era INDRA, lo que Resulta llamativo dado que en ese entonces la transmisión era por fax.

En ese sentido, el responsable tecnológico de la empresa postal, Omar Pardo, aseguró ante los periodistas que los operadores no se van a tener que preocupar “por la integridad del sistema”, dado que “eso ya está resuelto con las distintas capas de seguridad que se van a ejecutar de forma centralizada". Pero ante la consulta sobre si el programa de la empresa Smartmatic ya había sido auditado, desde el Gobierno informaron que la empresa certificante del software fue Deloitte. Sin embargo, nunca se le facilitó a una copia de esa auditoría.

“Habría que ver qué es lo que auditó, cuando, con qué alcances y los resultados del estudio. Si el software ya fue auditado y aún no es el definitivo, lo que se examinó es algo distinto a lo que se va a utilizar en la elección real. En caso de que se encuentren problemas, hay que corregirlos y volver a auditar el sistema completo, pero ya no hay tiempo para hacerlo antes de las PASO”, sostuvo Arce.

Pliego. La polémica comenzó a fines del año pasado, cuando el Correo Argentino contrató a la empresa venezolana para que esta desarrollara el software para transmitir los telegramas, antes de que la misma compañía se quedara también con la licitación del escrutinio provisorio. Si bien los montos a pagar se conocieron a principio del 2019, cuando Smartmatic ganó dicho trabajo, nunca había tomado estado público el pliego de dicha contratación.

Lo curioso de dicho documento es que, a diferencia de lo que ocurrió con el escrutinio provisorio, este contrato no fue público. De hecho, en el apartado número que establece la confidencialidad de la información, se instruye a los oferentes a que estos destruyan toda copia de dicho documento. 

Incidencias. En un televisor se podía ver qué ocurría con la carga de los telegramas a medida que avanzaba la prueba. Cerca del cierre del simulacro, uno de los datos que puso en alerta fue el gran número de incidencias que se contabilizaron. Al ver las estadísticas de cada provincia, el caso más llamativo resultó ser La Rioja, que arrojó un 96% de fallas. Los otros distritos que mostraron un alto porcentaje de incidencias fueron Santa Cruz (56%), Misiones (56%) y Chaco (22%).

Las incidencias son fallas en la lectura de los telegramas porque tienen más votos que electores, son ilegibles o no tienen coincidencia. Si bien en los escrutinios provisorios suelen representar en total un 4%, en el simulacro alcanzaron el 13%: aproximadamente 12 mil telegramas.

Aunque la respuesta oficial tardó más de una hora y media en llegar, ante la consulta insistente de los periodistas acreditados, la Dirección Nacional Electoral aseguró que ese porcentaje estaba planificado con anterioridad con el fin de probar el sistema. Sin embargo, no se facilitó a los medios ningún estudio que acreditara esa planificación previa. La única documentación a la que tuvo acceso la prensa fueron los telegramas de La Rioja que, efectivamente, estaban mal elaborados.

*Integrante del Equipo de Investigación.

El Equipo de Investigación de Perfil Educación es dirigido por Rodrigo Lloret y lo integran los mejores periodistas egresados del Posgrado en Periodismo de Investigación de Editorial Perfil.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4791

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.