5th de March de 2021
GUíA DE SALUD PNT Dr. Javier Estrella
07-08-2018 10:31

La educación cardiovascular es primordial para tener condiciones cardiosaludables

Más de la mitad de nuestra población presenta exceso de peso y la obesidad va aumentando año tras año con el surgimiento de enfermedad arterial prematura y ateroesclerosis desde la infancia.

07-08-2018 10:31

Cuando hablamos de prevención de las enfermedades cardiovasculares esta puede ser Primaria cuando tratamos de evitar la aparición de un primer episodio de infarto, por ejemplo, ACV o una trombosis periférica. Puede ser Secundaria cuando el paciente ya ha padecido alguna de ellas pero se habla muy poco de la educación Primordial, la que tenemos que transmitir, divulgar y concientizar a través de los educadores de todos los niveles, directivos de escuelas y colegios, padres de familia y directivos de Recursos Humanos para que mediante la educación y la incorporación de hábitos sanos en todos los ámbitos de la vida de un individuo las nuevas generaciones se formen y trabajen en un ambiente “cardiosaludable”. A nivel global las enfermedades cardiovasculares han sido influenciada negativamente con los cambios de estilo de vida y dieta, con aumento cada vez mayor del contenido de grasas saturadas y azúcares refinados. Más de la mitad de nuestra población presenta exceso de peso y la obesidad va aumentando año tras año con el aumento de factores de riesgo cardiovascular y el surgimiento de enfermedad arterial prematura y ateroesclerosis desde la infancia.

En este punto, dar a conocer las propiedades “cardiosaludables” de los alimentos es muy importante y es una pregunta diaria en mi práctica clínica. Las indicaciones de la alimentación no solo deben darse a quien la prepara, también se debe involucrar a todo el grupo familiar para lograr una educación preventiva Primordial como primer eslabón educativo. Más de la cuarta parte de nosotros siempre le agrega sal a las comidas y el consumo de verduras sigue en descenso y no se llega ni a la mitad del consumo diario de frutas recomendado, especialmente en menores de edad. Como regla general para una alimentación “cardiosaludable” es recomendable alcanzar un valor calórico total que pueda mantener un peso adecuado junto a una actividad física también adecuada a la edad y capacidad individual. Como pautas de una alimentación sana, los Omega 3 son ácidos grasos poliinsaturados que el cuerpo no puede producir y se deben incorporar en la alimentación. El consumo habitual de pescado es una fuente natural de Omega 3. Otra fuente son los cereales como las semillas de lino, sésamo, girasol y chia, el grano de soja y frutos secos como las nueces, almendras y pasas de uva. Se pueden mezclar con leche, yogurt o caldos. Consumir aceites vegetales como de canola, oliva y girasol alto oleico. Evitar la grasa saturada y el colesterol de los lácteos y quesos enteros, la manteca y cremas.

Con respecto a los panificados es preferible consumir los integrales bajos en sodio y evitar las galletitas, tortas, bizcochitos y facturas. En cuanto a las verduras, deben integrarse a todas las comida, en lo posible y de acuerdo a las contraindicaciones especialmente de enfermedades gastrointestinales. Su selección debe ser amplia y colorida. Es habitual que me pregunten sobre pescados y mariscos, en lo posible se debería consumir al menos dos veces por semana tanto de mar como de río y la principal fuente de Omega 3 son los blancos y azules. En lo que respecta a las carnes los cortes de carne rojas magras y la de aves sin piel son los más recomendados. Evitar los fiambres, embutidos y vísceras. También debemos incorporar cereales como el trigo, el maíz, el arroz integral, la avena, cebada y el sorgo. Aportan una buena cantidad de nutrientes y es necesario incorporarlos regularmente. Los países occidentales como el nuestro consumimos muchísimo más sodio que lo recomendado y principalmente se debe al agregado de sodio en los procesos industrializados de los alimentos y bebidas y el uso discrecional de la sal al cocinar y del salero de mesa que pueden aumentar el ingreso de sodio hasta más de 15 gramos por día, mientras que los alimentos naturales proporcionan un aporte de sodio diario adecuado. Si se educa a un consumo normal y civilizado de sodio desde los primeros años de vida es probable que se aleje el fantasma de la hipertensión arterial para siempre o prolongue su aparición a edades mayores.

Es mucho más difícil cambiarle el hábito a un adulto mayor que a un niño o adolescente. Definitivamente los hijos de hipertensos deben comprometerse a reducir el consumo de sodio desde la infancia. Es fundamental comer una gran variedad de alimentos para asegurarse la incorporación de aminoácidos, ácidos grasos fundamentales, vitaminas y minerales. No olvidarse de comer alimentos que contengan almidón y fibra y de beber mucha agua. Toda alimentación saludable debe ir acompañada de actividad física recomendada por su médico además de abstenerse del hábito de fumar, mantener un peso adecuado a lo largo de su vida y de visitar a su médico con regularidad. Una buena alimentación junto a la actividad física regular ayudarán a reducir la enfermedad cardiovascular y contribuirán al bienestar físico y psíquico de las personas tanto en el nivel educativo como en el laboral donde ya se están incorporando gimnasios y lugares de descanso y comedores con alimentos saludables además de actividades deportivas extra corporativas.

Toda la sociedad desde los diferentes niveles educativos tanto en las aulas como en las casas de familia y a nivel empresariado deben contribuir en forma conjunta para disminuir la incidencia de la enfermedad cardiovascular unidos hacia una educación preventiva Primordial. “Con la educación cardiovascular Primordial podemos bajar la incidencia de la enfermedad cardiovascular en un compromiso de todos los ámbitos en los que se desenvuelve el individuo desde su infancia”

Dr. Javier Estrella M.N 81.186 - Médico Cardiólogo Universidad del Salvador. www.javierestrella.com.ar mail: [email protected] Av. Juan Bautista Alberdi 1529 Ciudad de Buenos Aires Tel: 011-4431-0287, 4988-0301 facebook.com/doctorestrella Linkedln: Javier Estrella Twitter: @DrEstrella https://www.youtube.com/channel/ UCyJOLYh0abijGqrFON9XYRQ

En esta Nota