martes 28 de septiembre de 2021
INTERNACIONAL PANDEMIA DE CORONAVIRUS
11-11-2020 01:14
11-11-2020 01:14

Bolsonaro retó a los que se cuidan del virus: "Tienen que dejar de ser un país de maricas"

En el discurso que dio en el palacio de gobierno el presidente de Brasil no ahorro calificativos hacia las restricciones sanitarias por Covid. Descalificó a sus propios compatriotas y mostró rabia con la prensa.

11-11-2020 01:14

En el discurso de este martes que duró 19 minutos, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro aprovechó para reiterar su despreocupación con el covid 19 y lanzó un ofensivo "tienen que dejar de ser un país de maricas".

"Todo ahora es pandemia, hay que acabar con este negocio. Lamento los muertos, lamento. Todos nos vamos a morir un día, aquí todos van a morir. No sirve de nada huir de eso, huir de la realidad. Tienen que dejar de ser un país de maricas. Mira qué plato lleno para la prensa. Plato lleno para el buitre que hay ahí atrás. Tenemos que enfrentar de pecho abierto, luchar", dijo el ultraderechista.

Tomando una postura de víctima, Bolsonaro dedicó a la prensa, al "buitre" que a su entender lo observaba desde el fondo del salón, lo siguiente: "Es un problema todo el tiempo, no tengo paz para nada. Ya no puedo tomarme un jugo de caña en la calle, comerme un bollo, nada más salir me viene esta prensa a molestarme, pilla un chiste que le hago a Guaraná Jesús  para intentar disculparme”.  

A fines de octubre el presidente se burló de la Guaraná Jesús, bebida típica del estado de Maranhão, que es de color rosa. De manera jocosa y con un sesgo que el gobernador Flávio Dino y la prensa local interpretaron como homofóbico, el exmilitar aludió al rosado de la bebida y expresó: “Guaraná rosa de Maranhão, así que quien toma este guaraná aquí se convierte en un maranhense”.

"Ahora vienen queriendo un centro, sin odio para allá, sin odio para allá. Odio es cosa de maricón, mierda. En mi época, el bullying en la escuela terminaba en pelea. Ahora, decirle gordo a alguien es bullying. Tenemos cómo cambiar el destino del país", subrayó con su ya característico y lamentable tono discriminatorio.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), al día 10 de noviembre Brasil reporta por el coronavirus: 5.701.283 infectados, 162.842 muertos y 5.064.344 recuperados.

"Ahora vienen queriendo un centro, sin odio para allá, sin odio para allá. Odio es cosa de maricón, mierda. En mi época, el bullying en la escuela terminaba en pelea. Ahora, decirle gordo a alguien es bullying. Tenemos cómo cambiar el destino del país", subrayó con su ya característico y lamentable tono discriminatorio.

Este mismo martes, Bolsonaro llamo la atención al anotarse como una victoria personal la interrupción en Brasil de la fase de estudios de la vacuna CoronaVac, desarrollada por el laboratorio chino Sinovac. "Muerte, invalidez, anomalía... esta es la vacuna que (el gobernador de Sao Paulo Joao) Doria quería obligar a los paulistas a tomar. El presidente dijo que la vacuna jamás podría ser obligatoria. Otra que gana Jair Bolsonaro", declaró

El lunes a Agencia de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) brasileña anunció que "decidió interrumpir el ensayo clínico de la vacuna CoronaVac tras un incidente grave" el 29 de octubre, aunque el instituto responsable por los ensayos y el gobierno de Sao Paulo, que tiene a la cabeza al principal adversario político de Bolsonaro, aseguran que la muerte del hombre de 33 años no tiene ninguna relación con la vacuna. 

HV / DS