sábado 12 de junio de 2021
INTERNACIONAL Pandemia
31-03-2021 17:59

Cómo Paraguay está enfrentando la segunda ola de coronavirus

La ministra de la Unidad de Gestión de la Presidencia explica las medidas sanitarias y económicas tomadas por el Gobierno de Mario Abdo Benítez.

31-03-2021 17:59

Tras una tercera oleada en Europa y con cifras que se incrementan también en la región, puede notarse que la pandemia de Covid-19, sin dudas, trajo consigo desafíos inimaginables para el mundo. Sin una receta que seguir, los países fueron adoptando distintas medidas y ajustándolas, aprendiendo de aciertos y errores. ¿Qué decisiones mitigaron el impacto en países como Paraguay, donde la caída acumulada del PBI fue sólo del 0,6 % en el 2020 y cuya mortalidad por la enfermedad está entre las menores de la región?    

La pandemia nos exigió decisiones rápidas y certeras, aunque al inicio contábamos con información escasa y apenas estábamos recuperándonos de un año 2019 complicado, principalmente por las condiciones climáticas adversas.  En ese contexto incierto, tras confirmarse los primeros casos de coronavirus, el gobierno paraguayo, por recomendación de la autoridad sanitaria implementó una cuarentena total, luego avanzando con una apertura gradual, iniciando una secuencia de medidas sanitarias, económicas y sociales.

Estas decisiones influyeron en que Paraguay se convierta en el país de menor caída de la actividad económica en el 2020, con una contracción del 0,6% del PIB, frente a un 7,4% en la región. Entre los principales sectores que ayudaron a mitigar la caída de la actividad económica se encuentran el primario, el de la construcción y el industrial.

En cuanto a las condiciones sociales, esta crisis sanitaria está afectando a los más vulnerables a nivel mundial; en el Paraguay el gobierno implementó medidas de apoyo para mitigar el impacto, reconociendo que los indicadores sociales están afectados. Pero si lo comparamos con los demás países de la región, podemos ver que el país se encuentra entre los de menor afectación laboral.

El Presidente de Paraguay cambia a ministros en medio de protestas

Para ello, el paquete impulsado por el Gobierno Nacional (que ascendió a 5,6% de PIB) fue crucial. Una de las principales medidas de este paquete de apoyo fueron los subsidios, que permitieron llegar a la población más vulnerable. Se puede mencionar que a través del programa Pytyvõ, se llegó a 7 de cada 10 trabajadores informales. Igualmente, el pago por el servicio de energía eléctrica fue exonerado al 80% de los usuarios durante 6 meses. Con estas y otras medidas masivas se logró la protección social de gran parte de la población paraguaya.

Otro pilar fue el de la protección a empresas. Con esa premisa la banca pública puso a disposición de las pymes líneas especiales de financiamiento, en condiciones financieras accesibles. Asimismo, se implementaron medidas para proteger los empleos, siendo la principal de ellas la compensación económica para trabajadores formales con contratos laborales suspendidos.

Igualmente, la inversión pública fue determinante para mitigar el impacto económico, lo que representó el récord de 3,6% del PBI al cierre del año 2020.

Mucho por hacer    

Como muchos países, hoy se tiene un incremento de casos de coronavirus, que ha requerido impulsar nuevas restricciones en el contexto sanitario para limitar los contagios.  Aún hay mucho por hacer, debido a que la emergencia impuesta por la pandemia sigue vigente, pero se ha aprendido mucho y hoy se cuenta con las herramientas para enfrentar con éxito los desafíos.     

La velocidad de la provisión de vacunas, considerando la disponibilidad mundial y que hoy la demanda supera ampliamente la oferta. Actualmente solo 13 países concentran más del 80% de las dosis aplicadas. Paraguay avanza con el proceso de vacunación del grupo prioritario, que es el personal de blanco. Adicionalmente al mecanismo COVAX tenemos otras negociaciones concretadas, y varias gestiones bilaterales que se encuentran en proceso para hacer frente a esta situación.  

La estrategia integral para esta crisis está comprendida en el Plan de Recuperación Económica “Ñapu’ã”. Con sus dos pilares de recuperación económica y transformación institucional, el Gobierno está haciendo frente a las necesidades urgentes de la gente y, a la vez, trabajando en reformas estructurales necesarias para afrontar la etapa de la post pandemia.

Con la correcta ejecución de estas acciones y la implementación del Plan de vacunación nacional, Paraguay avanzará con una recuperación con base en su fortaleza y estabilidad macroeconómica. El país ha demostrado su capacidad de lograr mucho en medio de la incertidumbre y, no cabe duda, que continuará consolidando sus pasos en este camino.

*Ministra de la Unidad de Gestión de la Presidencia de la República de Paraguay