viernes 10 de julio de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / Escenarios en Asia
martes 28 abril, 2020

Corea sin Kim: La transición política que desean China, Estados Unidos y Seúl

La incierta salud del dictador norcoreano disparó especulaciones sobre su eventual sucesión. Por distintos motivos, Trump, Xi y Moon apuestan por la estabilidad de la península.

Galería de imágenes


Fotogalería
Kim Jong Un con Trump y con Xi Jinping. Foto: AP
martes 28 abril, 2020

Los rumores sobre la frágil salud de Kim Jong-un no fueron confirmados por el secretismo que reina en Pyongyang, pero dispararon teorías sobre una eventual sucesión en el poder y una transición política en Corea del Norte. Los tres actores internacionales con poder para influir en la estabilidad de ese país o en un cambio de régimen son Corea del Sur, China y Estados Unidos. Con distintas estrategias y móviles, todos apuestan por lo mismo: estabilidad.

Los Kim gobiernan con mano de hierro hace más de setenta años. El “presidente eterno” Kim Il-sung, Kim Jong-il, y el actual mandatario Kim Jong-un forman parte de una dinastía familiar que llegó al poder en la Guerra Fría y encontró en la proliferación nuclear y en sus poderosos servicios de inteligencia las herramientas para sobrevivir a la mutación de la escena internacional.

Fuera de Corea del Norte nadie sabe con certeza si el dictador está grave, como publicó la cadena CNN. Esa información disparó una serie de rumores sobre una eventual e incierta sucesión en el régimen comunista. Hoy, algunas versiones apuntan a que la hermana del dictador, Kim Yo-jong, podría tomar las riendas si hay cambio de régimen. Otras, en cambio, señalan la posibilidad de la asunción de una Junta Militar. Y, por supuesto, no hay que descartar una mejoría y reaparición de Kim Jong-un.

Las principales teorías sobre lo que sucede con Kim Jong-un

Más allá de las especulaciones, hay coincidencia en la necesidad de mantener un status quo político que no amenace a ninguna de las potencias de la región. Corea del Sur, China y Estados Unidos apuestan a continuar con el rumbo que acordaron en los últimos años con Kim Jong-un. Seúl busca la cooperación y la distensión; China, la estabilidad para evitar tensiones en su frontera; y Estados Unidos, la desnuclearización de la península.

Para Seúl es fundamental salvaguardar la cooperación y la distensión política y militar, consagradas en la Declaración de Panmunjom, un documento firmado en la frontera el 27 de abril de 2018 por el presidente surcoreano Moon Jae-in y por el máximo líder de la República Popular Democrática de Corea, Kim. Justo ayer se cumplió el segundo aniversario de esa cita bilateral y Seúl aprovechó para reafirmar su vocación por la distensión. “El Gobierno buscará la forma más realista y práctica de conseguir la cooperación intercoreana. La crisis de la Covid-19 puede ser una nueva oportunidad”, dijo el mandatario surcoreano.

Ramón Pacheco Pardo, profesor del King´s College de Londres y especialista en Corea, afirmó a PERFIL que Seúl “tiene una posición realista y sabe que la reunificación a corto y medio plazo no se va a dar, a no ser que Corea del Sur absorba al Norte”.

Corea del Norte da señales de vida de Kim Jong Un, aunque sigue sin aparecer

¿Cuál es la posición de China? “Le interesaría, ante todo, estabilidad. La relación de Xi Jinping con Kim Jong-un no es buena, así que China no tiene por qué necesariamente apoyar que la familia Kim continúe en el poder. Si, por ejemplo, un gobierno de carácter militar tomara las riendas del país, no creo que a China le importase con tal de que haya estabilidad”, reveló Pacheco Pardo.

Estados Unidos, el otro jugador de peso en la península, salió a especificar claramente lo que más le interesa para el futuro de Norcorea. “Tienen que desnuclearizar -avisó el secretario de Estado Mike Pompeo-. El desafío continúa siendo el mismo, el objetivo no ha cambiado, sea quien lidere Corea del Norte”.

Pacheco Pardo remarca que ese es el principal interés de la administración de Donald Trump, el primer presidente estadounidense en tener una cumbre bilateral con el líder norcoreano. “Lo ideal para Washington sería una transición pacífica hacia la reunificación con Corea del Sur. Pero Estados Unidos sabe que esto no se va a dar”, agregó.

Trump, Xi y Moon parecen haber visto durante la cuarentena la película Lluvia de Acero, una ficción que plantea un golpe de Estado al líder norcoreano y la asunción de una cúpula militar dispuesta a utilizar las armas nucleares. Para ellos lo fundamental, hoy, es garantizar la estabilidad en Corea del Norte.

Más vale malo conocido que bueno por conocer.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5052

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.