viernes 20 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA Pesaj
14-04-2022 09:32

Diana Sperling: "En la Argentina estamos siendo esclavos de la opresión y la pobreza"

La filósofa y ensayista dialogó con Jorge Fontevecchia para Radio Perfil en la previa de la celebración judía. Escuchá la entrevista completa.

14-04-2022 09:32

La filósofa y ensayista Diana Sperling, dialogó con Jorge Fontevecchia en Radio Perfil acerca de la celebración judía de Pesaj.

Los judíos celebran el paso del Mar Rojo hebreo hacia la liberación de la esclavitud. ¿Cuál es su valor en la actualidad? ¿Se lo vive con total libertad? ¿Qué significa?

El término Pesaj quiere decir "pasar" o "saltear". Alude a la figura simbólica del ángel de la muerte, que saltea la casa de los hebreos en la décima plaga que inflige Dios a los egipcios, que es la muerte de los primogénitos. "Saltear la casa" es lo que permite que los hebreos sean liberados, ya que faraón los echa. Es la salida hacia la libertad, que no es automática sino para construir, lograr y conquistar en una durísima tarea que no tiene fin.

Vos dijiste "todos los totalitarismos se construyen sobre la idea de que son la encarnación del bien". ¿Cómo podríamos enganchar el mensaje de Pesaj con ese tipo de régimen?

Pesaj es una fiesta marco, que se repite siempre igual pero los contenidos van variando. No es una fiesta religiosa, es política, legal, ética. En las casas judías se hace el Séder, la cena de Pesaj, que quiere decir "orden". En todas las casas judías hay varios ejemplares de Hagadá, el relato que se lee en la noche de Pesaj, que tiene los 15 pasos detallados de cómo se desarrolla toda esa ceremonia y tiene el relato de la liberación.

A lo largo de los siglos, se encontraron y se siguen confeccionando enorme cantidad de Hagadot -el plural de Hagadá- de acuerdo a distintas circunstancias históricas. Hay una hagadá del ghetto de Varsovia, hay Hagadot frente a cada déspota que intenta coartar la libertad, intenta dominar la vida de la gente. 

En la homilía pascual, Francisco llamó a "silenciar las armas y compartir las vacunas"

En mi texto de Pesaj de este año hago alusión a los faraones, que siempre reaparecen. Tenemos a Putin invadiendo Ucrania con cualquier excusa, matando a mansalva, de manera cruel y despiadada, a un pueblo que no se somete a su voluntad. Alguien debe estar confeccionando una Hagadá de Ucrania, de la liberación o la lucha por la libertad del pueblo ucraniano.

En cada lugar del planeta, donde se repite un acto de autoritarismo, hay un déspota que cree que tiene todo el poder. El poder perdió su valor simbólico. Es el poder encarnado en su peor forma. Siempre que aparezca una figura de estas, va a aparecer como reacción una lucha por la libertad, que va a construir una Hagadá.

¿Una reflexión final de Pesaj?

Lo simbólico es de una enorme amplitud y la metáfora siempre está disponible para cargarla con sentidos actualizados. En Pesaj no solo se celebra la liberación de la esclavitud sino también la de la pobreza, el alimento principal, más emblemático de Pesaj es la matzá, a la que se llama "el pan en la pobreza". 

En Argentina estamos siendo esclavos de la pobreza y la opresión en distintas formas, porque la opresión no siempre adquiere las mismas formas. La batalla por la libertad, la lucha por la liberación de los humanos, no solo de la opresión de una persona omnipotente, que se cree la suma de todo el poder -sea cual fuere su rango- sino también la lucha por liberarse de todas las esclavitudes que impiden que los humanos realicemos nuestras potencias al máximo.  Esto está siempre presente y Pesaj lo renueva, lo aggiorna, lo reformula y lo resignifica una vez más.

En esta Nota