sábado 31 de julio de 2021
OPINIóN Atentado a la AMIA II
18-07-2021 00:34

27 años sin respuestas

18-07-2021 00:34

Pasaron 27 años desde que el terrorismo asesino atacó por segunda vez a nuestro país.

Desde ese momento 85 familias pasamos a tener una silla vacía en cada una de nuestras casas y muchos familiares empezamos a transitar un camino nuevo, desconocido y no buscado. Ese camino tuvo y tiene dos vertientes y se reduce a solo dos palabras: memoria y justicia.

La lucha por la memoria tiene como base la convicción de que los pueblos que no mantienen la memoria de las tragedias que sufrieron, podrían repetir esas tragedias si no crean los anticuerpos necesarios para intentar producir conductas colectivas tendientes a evitarlas.

La lucha por justicia nos enfrentó a situaciones y hechos traumáticos que dieron como resultado que hoy estemos como estamos.

Las investigaciones judiciales se centraron en dos caminos distintos, que se dieron en llamar conexión local y conexión internacional. En la primera los resultados al día de hoy son nulos.

Unidos en el dolor y pedido de justicia

Con respecto a la conexión internacional, la Justicia argentina llegó a determinar responsabilidades en la planificación, financiación y ejecución del atentado, y esas responsabilidades tienen nombre y apellido: Hezbollah y la república islámica de Irán con sus máximas autoridades de ese tiempo que hoy están imputados y con pedido de captura internacional.

Las alertas rojas emitidas por Interpol, aunque devaluadas como resultado del incomprensible Memorándum de entendimiento firmado entre nuestro país e Irán, avalan los pedidos de captura emitidos por la Justicia de nuestro país.

Todo eso nos hace reflexionar que no es correcto cuando escuchamos decir que como resultado de las investigaciones no hay nada. Sí, hay resultados, lo que no hay son condenas.

No se puede seguir avanzando en las indagatorias a los iraníes imputados ya que nuestra legislación no permite seguir avanzando en la medida que los acusados no comparezcan ante la Justicia de nuestro país, previa designación de abogados defensores, que en el caso de los iraníes estoy convencido nunca se va a producir.

Por eso necesitamos que se ponga en discusión parlamentaria la posibilidad de modificar nuestra legislación incorporando lo que se dio en llamar juicio en ausencia, que hasta el día de hoy los poderes públicos prometieron tratar en varias oportunidades, pero que aún no lo han hecho.

Pero la gran pregunta que nos hacemos los argentinos es por qué estamos como estamos en las investigaciones del atentado.

Mi opinión es que el gran motivo fue y es la politización de la causa, y eso lo estuvimos viendo desde el inicio de las investigaciones hasta hoy en día.

Funcionarios de los tres poderes públicos que solo buscan responsabilidades en el afuera o en el funcionario que estuvo antes o responsabilizando a alguno de los otros poderes del Estado, y no haciéndose cargo de sus propias responsabilidades.

Un país que no transmite seriedad hacia el afuera y que no obtiene la colaboración necesaria para avanzar en investigaciones de un delito como el de terrorismo internacional que no solo abarca temas locales, sino que es necesaria la colaboración internacional.

Desde hace tiempo, muchos familiares pedimos que activen denuncias internacionales contra el país que nos atacó, como por ejemplo, hacerlo ante la oficina específica que trata temas de terrorismo internacional de las Naciones Unidas lo que hasta ahora no se ha intentado.

En lo personal y familiar me encuentro involucrado en todos estos temas, como muchos otros familiares de víctimas.

Es difícil seguir después de tanto tiempo y de tantos fracasos, pero el mandato de mi hija Paola hace que siga en esta tarea hasta que tenga fuerza de hacerlo para poder lograr que mis hijos y mis nietos puedan vivir en un país mejor y más justo del que me tocó vivir a mí.

*Papá de Paola Sara, víctima del atentado a la AMIA.

Producción: Silvina Márquez

En esta Nota