jueves 08 de diciembre de 2022
OPINIóN Opinión

Alianzas estratégicas para asegurar la última milla de conectividad e inclusión educativa de una #GeneraciónÚnica de adolescentes

La agenda educativa de los y las adolescentes enfrenta grandes desafíos, lo hacía antes de la pandemia y más aún a partir de su paso, especialmente para los chicos y chicas que viven en contextos vulnerables o de difícil acceso.

02-12-2021 13:34

Generación Única es una alianza multisectorial en Argentina que, con la meta de asegurar y acelerar el desarrollo de más y mejores oportunidades de aprendizaje y participación para los y las adolescentes, focaliza sus esfuerzos en promover que quienes viven en contextos rurales y urbanos vulnerables accedan a una educación secundaria de calidad y participación.

Algunos de los desafíos para lograrlo hoy son: asegurar conectividad en todas las escuelas y que el sistema educativo cuente con información de cada uno de las y los estudiantes, para llegar con políticas oportunas y que ninguno quede atrás. A la fecha cerca del 50% de las instituciones educativas cuenta con conectividad activa, mientras que el complemento cuenta con el piso tecnológico, pero aún sin conectividad, y un 12% de este segundo grupo, se encuentra en contextos sin acceso a las tecnologías tradicionales.

En 2020, Generación Única reunió instituciones de alto nivel de distintos sectores de la sociedad -gobierno, academia, organizaciones de la sociedad civil, sistema de Naciones Unidas, agencias de cooperación multilateral, sector privado y adolescentes– con el propósito de trabajar por el desarrollo de bienes públicos críticos para acelerar el cumplimiento de la agenda por los adolescentes al 2030: la generación de conocimiento, abogacía y promoción de la participación de chicos y chicas. Fueron dos nudos críticos sobre los que trabajaron: por un lado, la identificación de modelos alternativos de conectividad que alcancen a escuelas en contexto de difícil acceso y, en segundo lugar, apoyar la consolidación a nivel nacional del sistema de información nominalizado de estudiantes del Sistema Integral de Información Digital Educativa (SInIDE), con el fin de garantizar la inclusión educativa de las niñas, niños y adolescentes en edad de escolaridad obligatoria.

La alianza presentó a las autoridades educativas los resultados alcanzados hasta la fecha. Por un lado, la estrategia para identificar y poner a prueba los dos modelos alternativos de conectividad fue diseñada teniendo en cuenta la heterogeneidad del territorio y del sistema educativo de la Argentina. Se pusieron en marcha dos modelos con factibilidad para escalar a nivel nacional; tecnologías que ofrecen buen ancho de banda para garantizar el trabajo pedagógico con las tecnologías y bajo costo. Se trata de tecnología satelital HTS y de radio enlace implementado para el ámbito rural.  Ambas tecnologías tienen potencial para brindar una solución de conectividad a cerca de 3.000 instituciones educativas, más del 50% de ellas ubicadas en contextos de difícil acceso, con las que se podrá alcanzar a más de 200 mil estudiantes.

Otro de los ejes abordados fue los avances en el SINIDE para seguir las trayectorias escolares de las y los estudiantes. Son varias las provincias que han avanzado en este proceso y pudieron, durante la pandemia, desplegar estrategias de apoyo específicas. Así, el segundo proyecto de la iniciativa en 2021 concentró esfuerzos e inversión para fortalecer el equipamiento tecnológico y técnico de la Secretaría de Evaluación y las áreas de información de las 24 jurisdicciones que permitió acelerar el diseño y puesta en marcha de un módulo de nominalización de estudiantes con el objetivo de alcanzar a más de 11 millones de estudiantes del país. Al cierre del año SINIDE logró consolidar la carga de datos de más de casi el 70% de los estudiantes del nivel secundario de 15 provincias de Argentina, y se prevé avanzar en la información de la totalidad de los y las estudiantes del nivel en marzo del 2022.  

El avance de la consolidación de las bases de datos homologadas ha sido un insumo crítico para la construcción, implementación y desarrollo de las acciones del programa Nacional Acompañar y también las diversas estrategias jurisdiccionales de la nueva iniciativa Volvé a la escuela para promover el regreso a clases y apoyo de todos los chicos y chicas que interrumpieron su escolaridad.

En este tiempo de emergencia educativa, #GeneraciónÚnica promovió también la participación de los chicos y chicas del ámbito rural y urbano para sumar su experiencia y preocupaciones y contribuir en el diseño de políticas públicas.

En el marco de los grandes desafíos en la agenda educativa, el trabajo y sinergia de diversos actores para contribuir a mitigar el impacto de la pandemia en la escolarización de los chicos y chicas, mostró la potencialidad para cumplimentar con los objetivos de desarrollo sostenible en tres cuestiones prioritarias: educación secundaria de calidad para el siglo XXI; habilidades y conocimientos que favorezcan la empleabilidad y el trabajo digno; y participación y protagonismo de los y las adolescentes en el diseño de políticas públicas.

En esta Nota