martes 29 de noviembre de 2022
OPINIóN Lanzamientos

Ignacio Blanco: el cerebro político

El autor, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, indaga en las complejidades del pensamiento y del cerebro de los líderes. Un interesante análisis que se suma a las corrientes de la “neuropolítica” y “psicología política”.

27-09-2022 10:58

Luis Ignacio Brusco es el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires y tiene dos doctorados: de Medicina y de Filosofia. Es, además, neurólogo, psiquiatra e investigador del CONICET y profesor titular del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental en la misma facultad, donde es profesor titular del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental. Preside la Asociación Neuropsiquiatrica Argentina y  dirige el Centro de Neurología Cognitiva de la Facultad de Medicina  y el Observatorio de Bioética, ambos de la Universidad de Buenos Aires. Es miembro del International Committee de  Neuropsiquiatry  International Association (INA). Es autor de numerosos libros y articulos científicos.

Brusco tiene una larga experiencia de las ciencias cognitivas, y - como afirma- “el estudio del cerebro en las instancias políticas se encuentra actualmente en boga. En tiempos recientes, fueron inauguradas dos subespecialidades de la neurociencia y de la psicología llamadas “neuropolítica” y “psicología política” respectivamente. Ambas forman parte de un área muy importante  que estudia la conducta  humana, que es la toma de “decisiones”.

Neurociencias: un insumo clave para alcanzar el liderazgo

Y agrega Brusco: ”La neurociencia cognitiva y la filosofía de la mente constituyen fenómenos que han revolucionado la ciencia de las ultimas décadas, junto a la genética, la astrofísica y la inteligencia artificial”. 

Estas disciplinas, según la mirada del experto, se encuentran emparentadas y constituyen uno de los restos más complejos, aunque riesgosos, de la humanidad. De su correcto manejo dependerá mucho nuestro futuro.

En este libro, Brusco aporta sus ideas respecto al cerebro político, dentro de un panorama más general, que abarca la descripción del funcionamiento del cerebro en general, considerando la construcción del lenguaje político, el sistema político, el cerebro de los indecisos electorales.

Uno de los aspectos más  positivos de su libro es la enunciación de las fuentes, que abarca 30 páginas, como una de las formas mas completas como introducción al tema de las ciencias cognitivas, a lo cual agrega el aspecto del cerebro político.