25th de February de 2021
OPINIóN
11-12-2020 11:18

Mirando las ruedas

Una movilidad eficiente y sustentable es uno de las tareas que debemos afrontar para mejorar nuestra calidad de vida y cuidar el planeta.

11-12-2020 11:18

Una movilidad eficiente y sustentable es uno de las grandes tareas que debemos afrontar para mejorar nuestra calidad de vida y cuidar el planeta. El modelo de movilidad actual prioriza el uso de automóvil particular por sobre los medios de transportes más ecológicos. El automóvil no solo nos lleva a perder varias horas de nuestras vidas debido a los grandes atascamientos en el tráfico, sino que también producen 27% de las emisiones de CO2 en el mundo, siendo el principal causante del calentamiento global.

La necesidad de las grandes ciudades de reducir la contaminación y mejorar el aire que respiran sus habitantes ha hecho que la movilidad sostenible sea uno de los temas centrales de la agenda urbana. Las ciudades más avanzadas en el tema como Ámsterdam, Copenhague o Hong Kong fueron pioneras en implementar modelos a favor de sistemas de transporte alternativos respetuosos con el medio ambiente.

Cómo será el futuro de la movilidad sustentable

Este año, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ideó un ambicioso plan para hacer de París una “Ciudad en 15 minutos”. Este concepto de ciudad desafía a los modelos de planificación urbana de las ultimas décadas al transformar el territorio metropolitano en un lugar sostenible, equilibrado y resiliente. Para poder llevar a cabo este modelo, se puso en marcha un plan de acción con más de cincuenta medidas. Entre se pueden destacar el lanzamiento de un “Plan de bicicletas metropolitano” para unificar todos los planes existentes en el territorio, la extensión del sistema de bicicletas, y la creación de estaciones de carga para vehículos eléctricos.

La capital francesa no es la única que está experimentando cambios hacia una movilidad sostenible. También lo están haciendo varias ciudades en Latinoamérica, en donde esta transición puede ser más desafiante, pero no por eso menos urgente. En Argentina, el 15% de las emisiones de gases del efecto invernadero corresponden al sector transporte. Sin embargo, cuando miramos a la Ciudad de Buenos Aires, el número aumenta hasta el 30%, ya que tres millones de habitantes viven en la Ciudad, pero a esta cifra se le suma tres millones más que ingresan todos los días desde el AMBA .Es por esto que cuando pensamos en reducir nuestras emisiones y avanzar hacia la neutralidad de carbono, el sector transporte se configura como un eje prioritario.

Ciudades del futuro: cuáles son los nuevos hábitos para una vida sustentable

Las políticas de movilidad sostenible no sólo tienen un impacto en el clima a nivel global, sino que también influyen de manera inmediata y perceptible en la calidad del aire y, por ende, en la calidad de vida urbana. Si bien la pandemia del coronavirus ha generado la mayor caída en la emisión de CO2 de la que se tenga registro en la historia sabemos que esta no es una solución a largo plazo. El gran desafío será lograr canalizar esta reactivación de la movilidad manteniendo una buena calidad de aire. Por ejemplo, en el último mes, la ciudad de Buenos Aires ha dado un concreto avance en la incentivación del uso de movilidad sustentable, sumó 17 kilómetros de ciclovías sobre dos de sus principales avenidas, Corrientes y Córdoba. La ciudad ya cuenta con más de 250 km de ciclovías.

En otras provincias de nuestro país también se están llevando a cabo este tipo de iniciativas. El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez anunció en las últimas semanas junto a los intendentes del “Gran Mendoza”, como Ulpiano Suarez, Sebastián Bragagnolo y Tadeo García Salasar, entre otros, el llamado a licitación de la primera etapa de construcción de la Red de Ciclovías del Área Metropolitana, que contempla la construcción de 110km de ciclovías que se integrarán a las ya existentes, aumentando significativamente la red metropolitana de transporte en bicicleta. Así, Mendoza tendrá la red de ciclovías metropolitana más grande del país.

Movilidad sustentable, un desafío urbano para todos

Para poder hacer posible las políticas de movilidad sostenible necesitamos instrumentos de gobernanza democráticos y participativos, que incorporen a todos los actores metropolitanos: los diferentes niveles de gobierno (nación, provincia, y municipios), las empresas y gremios del transporte. Sólo así podemos avanzar en la coordinación de puntos claves. También podemos pensar nuevas instancias de articulación con aquellas empresas e instituciones con un capital humano metropolitano, para que se pueda impulsar nuevos esquemas de movilidad compartida o trabajo a distancia a largo plazo. Sin duda, las ciudades necesitan una planificación urbana adecuada y es ahora el momento para actuar e ir transformando nuestra movilidad para hacer de nuestro medio ambiente un lugar más amigable para todos.

En esta Nota