Despejado
Temperatura:
10º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 25 de junio de 2019 | Suscribite
OPINIóN / Tecnología
jueves 23 mayo, 2019

Reconocimiento facial, lo que se viene en retail y otros ámbitos

En el mundo del retail, es el gran escenario para definir, analizar y revertir comportamientos de compra.

Por Mariano Rolfo*

La tecnología va a modificar la forma de hacer negocios del sector del retail. Foto: CEDOC PERFIL

Gracias a la evolución de las cámaras y en los algoritmos de reconocimiento, que están hace muchos años trabajando en seguridad para países como EE.UU., la tecnología de reconocimiento facial ahora está disponible en Argentina para otros desarrollos que ayudan a diferentes ámbitos de la vida. Estos pueden analizar y definir: sexo, edad, estado de ánimo, dónde se está mirando, a qué distancia algo captó la atención del usuario, cuántas veces ingresó a un lugar o cuántas miró lo mismo, entre otras variables.

Recientemente, el gobierno porteño implementó un sistema de identificación facial que, si bien no es nuevo, es inédito para nuestro país. Sirve para comparar las fotos de dos rostros y determinar si se trata de la misma persona: en el caso de Buenos Aires, ya sirvió para ubicar a varios prófugos.

En las cárceles, cada recluso está identificado y el sistema con una mera captura de la cara, puede establecer quién es y qué está haciendo. Esto mejora el control y reduce muchas horas de trabajo para quienes deben mirar monitores buscando una situación sospechosa. Y no es sólo por peleas o conflictos, sino para detectar otros factores como el estado de ánimo. Así podemos saber si la persona está enojada, triste, y a su vez si ese enojo es elevado o no. Si estudiamos estas características con el tiempo, trazando una línea que nos determine cómo evolucionó, se puede ayudar a mejorar a cada recluso.

En qué países se usa el reconocimiento facial y el intento fallido de Cristina Kirchner

No obstante, los usos y aplicaciones de esta tecnología no terminan allí, ya que puede ser utilizada en otros sectores. En educación, por ejemplo, algunos países orientales lo emplean para observar a los chicos en las aulas y en los patios de recreo. De esta forma, logran detectar comportamientos conflictivos, reconociendo quién o cuál es el problema y así tratar de resolverlo. También pueden detectar el uso de celulares en las aulas cuando no están permitidos, trampas en los exámenes, entre otros. Al mismo tiempo, saber si los niveles de concentración del alumno mejoran o hay que trabajar para lograr que ellos en esta era del multitasking cambien su forma de estudiar y los profesores de enseñar.

En el mundo del retail, es el gran escenario para definir, analizar y revertir comportamientos de compra, porque si lo pensamos como una historia de un comprador, sería algo así: Laura llega al shopping, al pasar por una vidriera algo llama su atención y camina hacia ella, se siente identificada con un producto que está exhibido, ingresa a la tienda y al encontrarlo su estado de ánimo muestra una alegría con un nivel alto, se dirige al probador, prueba esa prenda y otras de ese mismo estilo o colección. De estas prendas, compra una, al pagar le dicen que, si deja su mail, tendrá un descuento y le contarán qué cosas nuevas hay. Estos soft registran todo, desde a qué distancia le llamó la atención la vidriera, cuándo se acercó, dónde miró exactamente, cuándo ingresó a la tienda, por dónde caminó, dónde se detuvo y qué productos se probó. Al salir, qué ropa, zapato o accesorio fue el último que observó. La próxima vez que vaya al local, el vendedor tendrá una alerta y el sistema le dirá qué prendas se probó y cuál es su gusto, lo que lo llevará a tener una venta más efectiva.

Piden a Amazon no vender tecnología de reconocimiento facial

Además, está el recurso del mail o redes sociales, si esta misma compradora no regresa por un tiempo, pueden recordarle qué cosas quedaron por probarse en el local. Esto no es igual para todos, sino que, a través de esta tecnología, se arma de forma personalizada para cada usuario o cliente.

Todo esto sirve para empresas que no sean obtusas al cambio. Esta información es de suma importancia para lograr la mejora en cada aspecto. Cabe aclarar que los sistemas sólo obtienen datos, no graban videos ni sacan fotos, son parámetros de faciales, únicos para cada ser humano.

Detengámonos a pensar cómo cambiaría la educación, la salud, el trato en un espacio público como un banco, gobierno, etc. Un sistema estaría monitoreando el estado del ánimo y el comportamiento de cada uno de los usuarios o clientes para, después de un tiempo, ser analizado y lograr una mejor calidad de atención y/o de vida.

* Productor Ejecutivo. Director de Smiling Cosmos.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4671

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard