martes 03 de agosto de 2021
POLICIA La muerte de Maradona
28-11-2020 08:58

Allanaron las funerarias y la casa de uno de los empleados que se sacó la foto en el cajón de Maradona

La Justicia trata de determinar cómo fue que se tomaron esas imágenes e investigan también la forma en que se viralizaron.

28-11-2020 08:58

La Justicia allanó dos empresas funerarias donde prepararon el cuerpo de Diego Maradona para el velatorio y también la vivienda de un empleado de la misma que se sacó fotos junto a su cadáver anoche.

Los procedimientos están enmarcados dentro de la causa que investiga a los tres hombres que se fotografiaron con Maradona en el cajón: Diego Molina, Claudio Ismael Fernández (48) y su hijo Ismael Fernández (18).

Los operativos se llevaron a cabo en la funeraria Pinier, en San Martín al 2900, y la casa velatoria Tres Arroyos, sita en esa calle porteña al 1500, ambas en el barrio La Paternal. Además, personal de la Fiscalía Penal en lo Contravencional Número 25 allanaron la casa de Ismael Fernández, en busca de elementos que permitan constatar el hallazgo de las fotografías.

Sin embargo, la policía todavía sigue en la búsqueda de Diego Molina, el otro empleado de la casa velatoria que aparece en una de las fotos sacadas al cuerpo del Diez.

La Justicia trata de determinar cómo fue que se tomaron las fotos y la manera en que se viralizaron las imágenes, pese a que la familia del ex capitán de la Selección argentina pidió expresamente que se preservara la intimidad tras la muerte. En paralelo, también se abrió otra causa para reconstruir cómo fueron las últimas horas del astro futbolístico y establecer, entre otros puntos, si hubo negligencia en los cuidados que debía recibir.

El pedido de disculpas

Tras el fuerte repudio que generó su accionar, Claudio Ismael Fernández, se disculpó en declaraciones a Radio 10: “Estábamos acomodándolo antes de llevarlo, y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y sacaron la foto. Pido respeto y perdón a todos. Mirá que hice servicio al papá de Maradona, al cuñado… estuve con Maradona en vida cerca, no lo hice en vida siendo mi ídolo. No lo voy a hacer de fallecido. No es mi intención. Sé que mucha gente se ha ofendido, lo han tomado mal, sé que molestó”.

Además contó que “fue algo instantáneo”, aunque en la imagen se lo ve al lado de su hijo, que está con guantes, con el pulgar en alto y una sonrisa. “Si vos ves la foto, justo levanté la cabeza porque me dijeron: ‘Flaco’. Fue algo instantáneo. Soy de las personas que no piensan en sacar fotos con féretros y fallecidos, por respeto”, trató de justificar el hombre.

B.D.N.