jueves 16 de septiembre de 2021
POLITICA objetivo del gobierno
12-09-2021 01:05

El desafío del Frente de Todos: ganar para que no se rompa

En el oficialismo ya hacen números para las generales. Randazzo, la “víctima propiciatoria”. Las exigencias al Presidente si pierden hoy.

12-09-2021 01:05

El oficialismo pone en juego mucho más que una nueva composición en el Congreso. El resultado de estas elecciones será un anticipo de cómo se mantendrá el vínculo entre los principales dirigentes que en 2019 se unieron para ganarle al macrismo. Todos aprendieron que la unidad es hasta que duela, pero después de atravesar varios cruces internos, solo un triunfo (en agosto y en noviembre) podrá garantizar que el Frente de Todos no se rompa.

Las cuentas no se detienen. En el oficialismo son optimistas con un resultado de las PASO, y eso es lo que genera alivio. Las exigencias de cambios de nombres, de políticas y de actitudes de Alberto Fernández por parte de los otros miembros de la alianza van a estar más allá del resultado. Sin embargo, no será lo mismo enfrentarse a ellas después de un triunfo que sufrirlas tras una derrota.

Las miradas se dirigen a la provincia de Buenos Aires. Creen que una diferencia de seis puntos hace difícil revertir la elección pero igual hacen números. En el oficialismo hay quienes temen que, como sucedió en las últimas dos elecciones, Juntos por el Cambio pueda crecer de una elección a otra. Pero hay otros que aseguran que después de las internas todavía le queda mucho por crecer.

PASO 2021: qué se juegan oficialismo y oposición

Así lo detalla uno de los dirigentes más importantes de la alianza: “Hay mucho para crecer, en el no voto, en una parte del porcentaje de Florencio Randazzo y en otra parte del voto de Facundo Manes”. Según los cálculos oficiales, el ex ministro del Interior que compite como candidato a diputado con el sello Vamos con Vos no tiene un votante fiel y el voto útil le puede jugar una mala pasada. “No tiene un alto nivel de retención del voto. Es la víctima propiciatoria más fácil y la primera a la que se le van a ir a la carga”, grafica un funcionario.

Según sus números, Randazzo cuenta con un 20% de los sufragios que puede sacar que lo seguirá hasta el final, mientras que un 50% se irá a Juntos por el Cambio y un 30% al Frente de Todos.

Pero el optimismo en el oficialismo es mayor. Aseguran que el que no va a votar en las internas es “oficialista decepcionado”. “Si quisiera no votar por nosotros, iría a la general. Pero no quiere tampoco votar en contra. Tenemos que darle lo que nos pidieron en 2019”, reflexionan. Se trata de que funcione la economía y aseguran que para noviembre los números van a ser mejores.

Incluso, se entusiasman con poder pescar entre los votantes de Facundo Manes. Después de distintos estudios cruzados, un funcionario que lleva al detalle los números explica que el 28% del votante del neurólogo es un votante del FdT en 2019. “A ellos también les vamos a ir a hablar a partir del lunes”, concluye.

Lo cierto es que, en caso de un triunfo en el territorio bonaerense, Alberto Fernández ya no podrá arrogarse el resultado. La celebración del cumpleaños de Fabiola Yañez hizo que los otros socios de la alianza redoblaran esfuerzos. La vicepresidenta lo abrazó por esos días en dos actos para conservar los votos duros, mientras que Sergio Massa, Máximo Kirchner y Axel Kicillof se dividieron los territorios para contener a los votantes.

A horas de las PASO 2021, el Gobierno lanzó una aplicación para seguir los resultados

Aunque esta noche de domingo las noticias sean buenas, estos dirigentes pondrán nuevas exigencias para el funcionamiento de la alianza que gobierna. El Presidente cree que algunas de ellas las podrá resistir y otras ya se convenció a sí mismo que deberá aceptar. Pero el FdT no se romperá.

Distinto será el escenario ante una derrota. En ese caso, nadie puede asegurar hasta dónde llegarán los reproches cuando en estos dos años abundaron las voces críticas, incluso del incipiente albertismo.

Quedan aún dos años de convivencia bajo la gestión de Fernández y el desafío del Presidente será contener a todos. No puede haber fugas y los reproches deben tener un fin. Pero nadie está seguro sobre cómo actuarán dentro del mismo espacio.

Hasta ahora, el Presidente logró mediar ante las exigencias de los distintos sectores. Algunas veces, como con los nombres de los candidatos, Fernández logró ponerles un freno a las aspiraciones K. Otras veces, el albertismo terminó perdiendo espacio mientras el massismo logró conservar su representatividad. Si un triunfo no es posible, la unidad empezará a ser cuestionada. Solo servía para ganar.

Pacú y provoleta

Con la pegadiza canción de Last train to London de fondo, Florencio Randazzo se mostró relajado en la previa de una elección en la que no la tendrá fácil. El precandidato a diputado nacional por Vamos con Vos en la provincia de Buenos Aires se la “jugó” con un pacú a la parrilla y provoleta para los integrantes de su equipo, entre quienes estaba Carolina Castro, la empresaria industrial que lo secunda en la boleta, y su vocero Juan Belén. Sin romper la veda, el ex ministro del Interior, que supo hacer buen uso de los medios y las redes sociales en la campaña, fue describiendo paso a paso la receta que degustaron el sábado al mediodía y que mereció un aplauso de los comensales. Después de votar en la localidad de Gonnet, en La Plata, Randazzo estará hoy a partir de las 18 en sus oficinas del Centro porteño para ir conociendo los resultados.