martes 09 de agosto de 2022
POLITICA la oposición se rearma

En JxC llegan a la elección con intrigas sobre el futuro propio -y también del Gobierno-

Analizan con incertidumbre los pasos que empiece a dar el oficialismo. La crisis económica y la convocatoria al diálogo, en la mira. Esta noche se lanza la carrera de los presidenciables.

14-11-2021 03:02

“Están peor que nosotros en el gobierno de la Alianza. No se sabe quién toma las decisiones”. En esos términos evaluó esta semana la situación actual del Gobierno un importante dirigente de la Unión Cívica Radical en una reunión con otros pares de Juntos por el Cambio. Un estado de ánimo que traduce las intrigas que tienen hoy en la oposición sobre el rumbo que tomará el Frente de Todos a partir de mañana mismo.

Pero el análisis no se quedó ahí. Acostumbrado a lidiar con funcionarios de distinto orden, el radical confió que “nadie soluciona nada”. “Los peronistas son pragmáticos y ejecutivos, pero en este gobierno no hay ninguna de las dos cosas”, resumió. Y deja una conclusión que desconcertó a sus interlocutores: “Al final, la más racional es Cristina Kirchner”.

 

"Al final la más racional es Cristina Kirchner", dijo un radical, para subrayar la falta de pragmatismo que caracteriza al peronismo en los últimos tiempos

En ese océano de incertidumbre navega la oposición, que llega a las elecciones generales con la expectativa de consolidar y aumentar la ventaja obtenida en todo el país en las PASO, pero interrogantes sobre el país que se viene en el futuro próximo. En la oposición analizan que esas dudas tienen impacto político real en dos aristas. Por un lado, por la eventual convocatoria al diálogo con la que especula el oficialismo y que podría poner en tensión a los diferentes sectores de Juntos por el Cambio. Y, por el otro, por la crisis económica que visualizan en el corto plazo y la situación que recibirá quien asuma la Presidencia en 2023.

En ese punto, las intrigas ya no solo apuntan hacia afuera sino puertas adentro de la propia coalición, que desde hoy a la noche empezará a transitar un camino que se ilusionan que los devuelva otra vez a la Casa Rosada. Ese camino, está plagado también de incertidumbres. Algunos lo viven más tensionados y otros más relajados, pero todos saben que las disputas tenderán a profundizarse.

“Se está dando la particularidad de que la apuesta de Horacio Rodríguez Larreta de ir con Diego Santilli y María Eugenia Vidal está saliendo bien, pero al mismo tiempo aparecieron más candidatos a presidente, a gobernadores y a jefes de Gobierno”, analiza una fuente de Uspallata.

Es que si hace unos meses el mandatario porteño aparecía por lejos el mejor posicionado de los presidenciables de Juntos por el Cambio hoy esa grilla está, por lo menos, en debate. Patricia Bullrich logró instalarse como una figura nacional, recorriendo todo el país en la campaña. Mauricio Macri sigue esquivando definiciones sobre su futuro, pero considera que logró mejorar su imagen tanto hacia adentro como afuera. En el radicalismo, Facundo Manes ya se considera presidenciable, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo no esconden sus aspiraciones, Martín Lousteau busca tallar en las definiciones. E incluso desde el Peronismo Republicano, Miguel Pichetto también se anima a presentarse como competidor y sigue armando su espacio, Activar, en diferentes provincias.

En la previa al cierre de listas ya en Juntos por el Cambio discutían sobre si convenía acercarse a sectores del peronismo o del liberalismo. Desde mañana esas negociaciones se reactivarán y también prometen generar tensiones, algo que se vio en el acto de fin de campaña en la Ciudad, cuando lilitos y radicales cantaron en contra de Javier Milei. Fue justo cuando hablaba Bullrich, la que más promueve ese acercamiento.

“Lo bueno de este período es que cada vez más actores del peronismo reconocen que algunas reformas son necesarias, aunque sea como un fenómeno de autopreservación de la casta”, sonríe un dirigente larretista utilizando terminología de Milei.

Para lograr esas reformas en JxC saben que serán necesarios los amplios acuerdos políticos. Aunque una situación ya miran de manera auspiciosa: un buen resultado electoral hoy, si también ganan en 2023, los dejaría muy cerca de tener mayoría propia en el Congreso, algo que sería novedoso para un gobierno no peronista.