martes 22 de junio de 2021
POLITICA para concentrarse en las dosis del posadas
15-05-2021 03:13

La causa del vacunatorio VIP dispara expedientes paralelos contra privilegiados

La jueza María Eugenia Capuchetti remitió las denuncias a los juzgados de Avellaneda, La Plata y Escobar, entre otros. Apuntan incluso contra Vizzotti por inocular a sus padres.

15-05-2021 03:13

La causa por el escándalo del vacunatorio VIP, que en febrero pasado terminó con la renuncia del hasta entonces ministro de Salud Ginés González García, se transformó en el disparador de una nueva serie de causas judiciales. Fue luego de que desde el juzgado federal a cargo de María Eugenia Capuchetti se derivaran denuncias vinculadas a otros casos de vacunaciones presuntamente irregulares, a las respectivas jurisidicciones en las que se habrían dado. 

De ese modo, tras la decisión de la magistrada se remitieron expedientes a las justicias de Avellaneda, Escobar y La Plata, entre otros. Entre el material remitido están desde una denuncia por la vacunación de los padres de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, hasta la del líder de Camioneros Hugo Moyano y otros sindicalistas. 

De esta forma, según pudo reconstruir PERFIL, la magistrada también circunscribió, tras un exhaustivo análisis, el objeto de su investigación, y que es el que tiene que ver estrictamente con el listado de vacunados con dosis asignadas al Hospital Posadas. Y de esta forma, todo lo que no tenía que ver con eso fue remitido a las jurisdicciones correspondientes a los diferentes hechos denunciados, que inicialmente habían recaído en su juzgado, para ser a partir de ahora investigados por los jueces naturales de cada lugar. 

Capuchetti investiga el escándalo desde fines de febrero. Fue luego de que se realizarán las primeras presentaciones tras conocerse el caso, que empezó con las declaraciones del periodista Horacio Verbitzky en un programa de radio. Luego de eso, con una investigación en el diario Clarín, se conoció el funcionamiento del vacunatorio vip, en el segundo piso del ministerio. Entonces se sumaron nombres como los de los legisladores Jorge Taiana y Eduardo Valdés, entre otros. 

Entre las primeras semanas, la Justicia allanó la cartera de Salud y tras eso sumó varios testimonios. Entre ellos los del chofer, el enfermero y el empleado administrativo que viajaron en una combi desde el hospital Posadas hacia el Ministerio  a inocular a un grupo de personas, en el denominado escándalo del vacunatorio VIP. 

Todas esas declaraciones fueron en línea con lo que había dicho previamente el director del hospital, Alberto Maceira, respecto de las órdenes que salían de la cartera nacional respecto de vacunaciones.

 Con el correr de los días la causa sumó cuatro imputados: González García; su sobrino y ex jefe de gabinete del Ministerio Lisandro Bonelli; su secretario privado, Marcelo Cullé y el secretario de la cartera, Alejandro Collia. De momento los delitos que se imputan son: violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad, pero claramente eso puede ir mutando.

Desde el comienzo del caso, tanto Capuchetti como Taiano, trabajaron puntualmente sobre lo sucedido con unidades asignadas al Hospital Posadas y cómo se utilizaron.  Y desde entonces se esperaba que, eventualmente, se hicieran estas extracciones de testimonios o de denuncias respecto de distintas situaciones. 

La investigación se dedica a mirar estrictamente si se desviaron dosis asignadas al hospital y quienes las recibieron, apuntando a personas que no cumplían criterios de prioridad. En ese sentido se fueron desgranando de los listados, nombre por nombre, categoría por categoría, quiénes fueron vacunados, comparándolos con datos del Nonivac.

 

El sobrino de Ginés, complicado

El escándalo del vacunatorio VIP terminó con la gestión de González García, quien desde entonces se alejó de la escena pública. Quien también dejó entonces el ministerio fue su sobrino y jefe de Gabinete en la cartera, Lisandro Bonelli, quien a pesar de tener 44 años fue inoculado en el primer mes del año. Bonelli, oriundo de San Nicolás, está imputado en el caso al igual que su tío y está sospechado de haber facilitado también la inoculación de un grupo de personas cercanas a él, de forma privilegiada. Pero en las últimas semanas Bonelli también fue noticia por otro caso que lo alcanza. Fue en el marco de una investigación por presunto enriquecimiento ilícito, en un hecho que se circunscribe a los años entre 2014 y 2019. En el marco de ese expediente fue allanado uno de sus domicilios, en la mencionada localidad bonaerense.

En esta Nota