sábado 12 de junio de 2021
POLITICA
15-06-2020 13:36

Los agentes acusados de espiar de forma ilegal a Cristina Kirchner recusaron al juez de la causa

Argumentan que las tareas de inteligencia que le encomendó el ex director general de operaciones de la AFI en el Instituto Patria habrían sido ordenadas por Federico Villena.

15-06-2020 13:36

La causa que indaga en el presunto espionaje ilegal a políticos, dirigentes y periodistas sumó este lunes 15 de junio un nuevo capítulo: el policía de la Ciudad Leandro Araque y el abogado Facundo Melo, ambos ex agentes de la Agencia Federal de Inteligencia acusados de espiar a Cristina Kirchner, recusaron al juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, quien los investiga junto a otra gran cantidad de personas por hacer tareas de inteligenacia ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri.

La recusación fue presentada por el abogado Fernando Siciliano, quien representa a ambos en la causa y donde días atrás se les negó la eximición de prisión que había presentado para evitar que eventualmente vayan detenidos. El argumento que ya dio Araque, al declarar en una comisión investigadora en el Congreso de la Nación, es que las tareas de inteligencia que le encomendó Allan Ruiz, ex director general de operaciones de la AFI, en el Instituto Patria habrían sido ordenadas por el propio juez federal Villena.

"En virtud de lo expuesto, el Juez Federal bonaerense, o fue engañado por dicho sujeto, o fue parte de dicho entramado", sostuvo el abogado en el planteo. Por ello, el abogado concluyó que el juez "no es imparcial, tiene sus propios intereses y juega su propio partido" y ello "para corregir sus errores del pasado" haciendo referencia a que las tareas de inteligencia ordenadas tuvieron su firma.

"Qué casual que la señora Cristina Fernández de Kirchner habría sido espiada bajo la protección de ese juzgado", en referencia a Villena y por eso el pedido de apartamiento. Si bien el abogado aclaró que su intención no es llevar la causa a jurisdicción de los tribunales de Comodoro Py, allí un juez había enviado su caso análogo a Villena por lo que si no es éste, se prevé que la competencia del expediente quede en manos de su par Sebastián Ramos.

Macri intenta que la causa de espionaje ilegal no divida al frente opositor

El caso. El 6 de septiembre de 2018 Leandro Araque ingresó a la Casa Rosada y se dirigió hacia la oficina de Documentación Presidencial. Entró a las 14.04 horas y se retiró a las 23.59. No fue ni la primera ni la última visita que este ex agente de la Agencia Federal de Inteligencia hizo a Balcarce 50. Este espía está imputado en la causa de espionaje ilegal a políticos durante la gestión de Mauricio Macri.

El hombre llegaba a veces acompañado de otros agentes, y la persona que los recibía era siempre Susana Martinengo, funcionaria de máxima confianza del ex presidente. La encargada de recibir la correspondencia para el ex presidente habría sido uno de los vínculos con los agentes que durante la anterior gestión realizaron espionaje a distintos dirigentes y políticos de la oposición y del propio oficialismo de entonces.

 Según se desprende de la causa que tramita en Lomas de Zamora, hay chats de whatsapp de distintos espías con Martinengo en los que coordinaban citas y entrega de información sobre estos seguimientos. Uno de estos vínculos era con Araque, ex policía de la Ciudad y agente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), quien habría estado encargado, entre otras tareas, de investigar a la ex presidenta Cristina Kirchner y los movimientos del Instituto Patria adonde llegaban las personas de máxima confianza de la actual vicepresidenta. La relación de la funcionaria de confianza de Macri con agentes investigados por espionaje ilegal no solo llega a Araque, sino también a Facundo Melo y Jorge Sáez, según informó PERFIL.