sábado 21 de mayo de 2022
POLITICA ENTREVISTA
22-02-2022 19:20

Los principales reclamos de los municipales a Rodríguez Larreta

Alejandro Amor, secretario general adjunto de Sutecba y legislador porteño por el Frente de Todos, pidió que los salarios aumentan 12% en el primer trimestre y terminar con "las locaciones de servicio".

22-02-2022 19:20

Alejandro Amor, secretario general adjunto de Sutecba, el sindicato que nuclea a los trabajadores del estado de la Ciudad de Buenos Aires, dejó en claro qué desafíos tiene el gremio con respecto al año paritario y que le piden a Horacio Rodríguez Larreta.

Ante PERFIL, el también legislador porteño por el Frente de Todos y representante en los Congresos Generales de la CGT, declaró que “la decisión que tenemos, no solamente como municipales sino desde la Confederación General del Trabajo, es que todos los aumentos deben estar por encima de la inflación, claramente”. Además, pidió terminar con los contratos de locación de servicio.

-¿Qué escenario paritario observan?

-La decisión que tenemos, no solamente como municipales sino desde la Confederación General del Trabajo, es que todos los aumentos deben estar por encima de la inflación, claramente. Lo hablábamos con Amadeo Genta y las autoridades: queremos un incremento para el primer trimestre del 12% como mínimo, porque las proyecciones que se dan son muy claras. Pero además hay otras cuestiones para discutir en paritarias porque lo que uno diseña es una política laboral de todo un año. Y queremos ir terminando con una política de flexibilización que tiene el sector público, también el privado, que son las locaciones de servicio. Las locaciones de servicio, de acuerdo a la ley 471 de la Ciudad, deben ir incorporándose a planta transitoria y luego a la planta permanente. Pero hay que garantizar la estabilidad de las personas contratadas. Por último, hay que ir resolviendo situaciones particulares, como el equipamiento de áreas técnicas para que no vayan retrocediendo en su prestación, que se fortalezcan para brindar el mejor servicios a los vecinos y vecinas.

-¿Qué pasa con el personal de salud pública?

-Es muy simple, hay muchas situaciones antiguas que hay que resolver: el valor de las guardias técnicas, el valor de los módulos de enfermería, la situación de las estructuras en todas las áreas de la Ciudad. Es un plan completo que uno debe desarrollar. Recordemos siempre que la relación laboral se define por el conflicto. El conflicto puede ser arriba de una mesa en donde uno dialoga y discute o, si no encuentra caminos, se toman medidas de fuerza de carácter constitucional. Pero en el gremio municipal de la Ciudad hay una postura clara de un plan concreto.

-¿Qué inflación proyectan para el año paritario? ¿Será del 50%?

-Mirá, yo no hago proyecciones de ese tipo porque cuando tomás a las consultoras económicas siempre hay márgenes de diferencias. No hablo de mala voluntad ni nada por el estilo. Nosotros hablamos de un modelo mucho más sensato, de paritarias abiertas, de carácter permanente, y revisión constante de todas las variables, obviamente que la inflación es una de ellas. Vimos la inflación de enero, sabemos el impacto que tiene en febrero todo lo relativo a los útiles escolares con respecto al comienzo de clases y sabemos del impacto que va a tener el incremento de tarifas en el mes de marzo, más el arrastre de alimentos. Por eso necesitamos una evaluación constante para tomar decisiones.

Para sentarse a hablar, los gremios dicen que las paritarias 2022 tienen que arrancar en un 50%

-¿El Gobierno de la Ciudad es consciente de la situación que menciona?

-Nosotros nos focalizamos en lo que queremos y tratamos de que el Gobierno lo entienda. A veces, encontrás acuerdos y otras veces no. Ahí tomás decisiones porque tenés una responsabilidad. Sí te digo que para nosotros hay un límite: de acá para delante es recuperación de la capacidad salarial, estabilidad laboral y reafirmación de derechos individuales y colectivos que se deben garantizar. Esto es fundamental. Y hay que terminar con los conceptos no remunerativos, que castigan al trabajador y al sistema de la seguridad social. No es problema solo de la Ciudad sino de la Argentina en conjunto, lo hemos planteado. Y lo digo con claridad: basta de pensar que se puede reemplazar a trabajadores de planta permanente por personas contratadas por locación de servicio que se dan de baja de acuerdo a la decisión política que se tome. El Estado tiene que consagrar la estabilidad.