lunes 18 de octubre de 2021
POLITICA discusión partidaria
05-02-2021 22:44
05-02-2021 22:44

Los radicales prometen llevar el debate a JxC pero los más duros ya rechazan la negociación

La conducción partidaria representada por Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich y Elisa Carrió planea sostener las PASO. Quieren internas provinciales y municipales.

05-02-2021 22:44

“No vamos a negociar las PASO”. La frase de uno de los máximos referentes de Juntos por el Cambio es contundente: independientemente de lo que puedan plantear los gobernadores radicales en el seno de la coalición opositora, la posición de sostener las Primarias Simultáneas, Abiertas y Obligatorias es la mayoritaria dentro del frente.

La intención de suspender las PASO surgió de un grupo de gobernadores del oficialismo a los que se sumaron el de Corrientes, Gustavo Valdés, y el de Jujuy, Gerardo Morales, quienes esta semana le dijeron al presidente, Alberto Fernández, que su intención era apoyar la suspensión de las primarias, en consonancia con otros mandatarios provinciales y un sector importante del oficialismo. El compromiso que adoptaron dos de los tres gobernadores radicales fue llevar el tema a debate en Juntos por el Cambio.

Sin embargo, tanto desde la UCR que conduce Alfredo Cornejo como desde el PRO de Patricia Bullrich y la Coalición Cívica de Elisa Carrió hubo unanimidad de criterios: la férrea oposición a cambiar las reglas electorales en un año electoral.

“Ya tenemos una posición tomada, más allá de lo que digan los gobernadores. Los partidos adoptaron una decisión y eso será comunicado cuando comience el debate sobre el tema”, le explica a PERFIL una fuente partidaria de JxC. Muchos, como Cornejo, creen que en los rubros donde no hay competencia electoral podría suspenderse la primaria. Lo planteó en 2019 para las presidenciales.

“Lo de Morales y Valdés tiene más que ver con cumplir con el Presidente”, explicaron en el radicalismo. De hecho, el correntino no tiene injerencia sobre los diputados de Corrientes del bloque de la UCR para, eventualmente, convencerlos de avanzar sobre el tema. En cambio, el jujeño maneja dos legisladores y ya demostró su capacidad para hacerlos votar con el Frente de Todos sin problemas leyes que el resto de la oposición no acompañó.

Las Paso

Del cambio de sistema electoral dialogaron animadamente el miércoles el titular de la UCR y Bullrich, quienes se reunieron a solas en un café porteño con nombre árabe frente al Botánico. Cornejo y Bullrich fueron, en 2020, parte de las alas más duras de sus respectivos partidos.

Por ello, acaso, Mauricio Macri hoy suele reivindicar al “petiso” Cornejo como uno de sus dirigentes preferidos dentro de la UCR. El ex presidente también quiere que haya primarias: primero porque sostiene que no pueden cambiarse las reglas electorales de apuro y por el otro, porque piensa en un lote de candidatos propios, como su secretario privado, Darío Nieto, para integrar las listas.

Horacio Rodríguez Larreta y Elisa Carrió también hicieron lo propio: pidieron no suspender las PASO este año. El jefe de gobierno porteño se lo reiteró al titular de la UCR esta semana en una reunión que mantuvieron en la tarde del miércoles. “Lilita”, por su lado, también lo expresó entre sus interlocutores.

Incluso, el tercer gobernador radical, el mendocino Rodolfo “Rodi” Suárez, expresó públicamente, al igual que Cornejo, que su deseo es que no haya primarias en aquellos distritos donde no existe la competencia. Este razonamiento también ronda la cabeza de Rogelio Frigerio y otros dirigentes de JxC desde hace largo tiempo.

El diputado nacional, y ex viceministro político del Interior, Sebastián García de Luca (del bloque PRO y referenciado con Emilio Monzó) fue más allá y redobló la apuesta: le pidió al oficialismo que si la excusa para suspender las PASO es el costo económico, que se implemente la boleta única papel.

De todas formas, la agenda política que hoy mantienen incluye sostener las PASO como una herramienta fundamental para dirimir las candidaturas nacionales en las legislativas pero también para elegir candidatos provinciales y hasta municipales. Esto, creen en JxC, les permitirá tener un abanico de propuestas en cada distrito. Y, donde no haya listas de unidad, poder competir.

Es la máxima con la que se empezó a trabajar en el conurbano bonaerense: armados de cuatro patas para luego competir. Así, UCR, PRO, CC y un sector peronista podrían ir a primarias en los municipios.