martes 15 de junio de 2021
POLITICA cruces hacia adentro y afuera
06-06-2021 06:24

Oficialistas y opositores ya están en clave electoral pese a la postergación

Hubo acuerdo para que se vote en septiembre y noviembre, pero igual desde el FdT y JxC recrudecieron la tensión política. Puertas adentro también se aceleran las internas.

06-06-2021 06:24

Se postergó la fecha de elecciones pero no la campaña. Con la promulgación en el Boletín Oficial de la ley sancionada en el Congreso, el nuevo cronograma electoral está oficializado y ya quedan menos de cien días para votar. Sin embargo, la discusión política se recalentó en las últimas horas, no solo por los dardos cruzados entre oficialistas y opositores, sino también por las tensiones puertas adentro de cada fuerza. De “obsesiones” por la Pfizer a candidaturas que no se definen y generan ruido, pasando por aumentos de sueldo oficialistas que van por encima de la pauta oficial. La campaña ya se olfatea en cada movimiento político.

El viernes se publicó en el Boletín Oficial la ley que establece que las primarias serán el 12 de septiembre y las elecciones generales el 14 de noviembre. El oficialismo consiguió así su objetivo de que no se vote en agosto -en un invierno con pronósticos de todavía una elevada cantidad de casos diarios de Covid-19- y probablemente con la campaña de vacunación ya muy avanzada. La oposición, en tanto, se aseguró que no se suspendan las PASO, una instancia que las últimas veces demostró serle productiva para ordenar puertas adentro y generar también un voto útil antikirchnerista.

Vacunas.

Para el Gobierno la campaña electoral tiene dos ejes en la mira, y en los dos casos la postergación de la fecha electoral le sirve para ganar tiempo. Las últimas dos semanas, con la importante llegada de vacunas (5,7 millones de dosis), un halo de alivio circuló por la Casa Rosada. La “campaña de vacunación más importante de la historia”, como le gustaba anticipar a los funcionarios, recién en los últimos días logró superar los más de 300 mil vacunados diarios.

Para el 21 de junio, cuando arranque el invierno, en el Gobierno apuestan a que ya estén vacunadas todas las personas incluidas entre los 15 millones de prioritarios. Y en paralelo, destacan que ya hay provincias que empezaron a inocular a los menores de 60 sin ningún factor de riesgo.

 

El Gobierno acelera la vacunación porque ve "probable una tercera ola"

El único punto que todavía les resta solucionar es el de las segundas dosis de Sputnik V. Hay personas, sobre todo adultos mayores, que recibieron la primera en marzo y ya están cumpliendo los tres meses establecidos. En la Casa Rosada aseguran que este martes llegarán 400 mil dosis del segundo componente y que “todos los esquemas están al día”.

En la oposición, en tanto, seguirán insistiendo en machacar sobre todo lo que consideran que hizo mal el gobierno en torno a la campaña de vacunación, desde el Vacunatorio VIP hasta no cerrar el contrato con Pfizer que, sostienen, hubiese ayudado a paliar la falta de dosis del primer semestre, por las demoras en los cumplimientos en los contratos de AstraZeneca y Sputnik.

La visita de Santiago Cafiero al Senado fue una muestra del tono del debate que se espera en la campaña electoral, con unos y otros apostando a convencer del éxito o fracaso de la gestión sanitaria. El Frente de Todos dirá que se llegó con la vacunación en un contexto mundial complejo. Juntos por el Cambio pondrá la mira en los fallecidos por Covid, que a la hora de votar probablemente serán más de 100 mil.

Inflación

 El segundo eje clave para la Casa Rosada es llegar a las elecciones con un fuerte impulso a la demanda, logrando que los ingresos le vuelvan a ganar a la suba de precios. “La macro estos meses viene subiendo sostenidamente. Eso se tiene que poder trasladar a la mesa y al bolsillo de los argentinos, y no que quede en los formadores de precios ni en ningún eslabón de la cadena”, anticipa una fuente oficial.

En ese marco, el equipo económico piensa insistir en el control de precios y en medidas como la restricción a la exportación de carne, que por más que hay una mesa de diálogo, el Gobierno no se muestra dispuesto a cambiar la medida hasta que dejen de subir los precios y la mesa de enlace amenaza con volver a un paro si no reciben una respuesta satisfactoria.

 

Guzmán apoyó el acuerdo del G-7 para crear un impuesto global a las multinacionales

En el medio, el ministro de Economía, Martín Guzmán, busca dar señales de “tranquilizar” la economía, pero sigue recibiendo fuego amigo. Una de las claves que dispuso es negociaciones paritarias que vayan en línea con la meta de inflación, en torno al 30%. Sin embargo, no solo gremios amigos como Camioneros y Bancarios ya apuntan más arriba, sino que Cristina Kirchner y Sergio Massa cerraron un acuerdo del 40% con el personal legislativo. En los pasillos de la Rosada no cayó bien esa definición, pero preferían evitar la confrontación.

Candidatos.

La oposición, en este escenario, busca unificar los discursos en contra de la política del gobierno mientras se recrudece su propia interna entre duros y moderados. Machacan contra la prohibición de exportar carne (por como fracasó en el período kirchnerista) y por el registro de consumo de carne “más bajo en los últimos cien años”. Para convencer al electorado, sin embargo, deberán lograr alejar los recuerdos de una inflación similar a la de este año en 2018 y 2019.

Antes de eso, primero tendrán que resolver sus candidaturas. María Eugenia Vidal tensiona en la Ciudad con Bullrich, pero no define si jugará. Diego Santilli con Jorge Macri en la Provincia. Todo un escenario donde terminan pulseando Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri. Esta semana, escalaron los dardos mediáticos algo que puede seguir en aumento hasta el 23 de julio, cuando tienen que presentar las listas.

 

Patricia Bullrich y Jorge Macri cruzaron a Vidal y Santilli por candidaturas

Del lado oficialista, las internas, por ahora, se limitan a la gestión, sobre todo por las presiones de los sectores más duros que piden mayor esfuerzo para la ayuda social. En el plano de las candidaturas, la danza de nombres recién es incipiente pero ya trabajan con un axioma: “La marca Frente de Todos es lo más fuerte del espacio”.