martes 28 de septiembre de 2021
POLITICA la maquinita en campaña
31-07-2021 03:15
31-07-2021 03:15

Se acelera la emisión monetaria para financiar el déficit y el gasto electoral

El Banco Central giró en julio al Tesoro $ 180 mil millones. Analistas dicen que el segundo semestre será desafiante por los vencimientos de deuda y menos liquidaciones de la cosecha.

31-07-2021 03:15

La maquinita monetaria financió todo el déficit fiscal primario en 2020. Para este año, el ministro de Economía Martín Guzmán trazó el objetivo de financiar el rojo fiscal previsto en 4,2% del PBI en el Presupuesto con un mix: 40% tomando deuda en el mercado, y 60% con emisión. En el primer semestre, el Banco Central asistió al Tesoro con $ 330 mil millones en un contexto de mayor recaudación por ingresos extras como el impuesto a las grandes fortunas y retenciones a las exportaciones gracias al alto precio de la soja, y compra de dólares por la gran liquidación del agro, junto a un menor gasto. Así, el déficit fiscal primario en la primera mitad del año fue de 0,5% del PBI. 

Pero en julio, la emisión monetaria tomó velocidad. El BCRA hizo tres giros por un total de $ 180 mil millones ante el inicio de un segundo semestre que los analistas tildan de “desafiante” por el mayor gasto electoral y abultados vencimientos de deuda ( $ 1,3 billones) en un escenario de “vacas flacas” por el fin de la liquidación de la cosecha gruesa. 

Deuda: Martín Guzmán logró una exitosa negociación de los bonos con legislación local

Aceleración. “La propia estacionalidad del déficit fiscal y los mayores vencimientos de deuda hacia fin de año anticipan que el financiamiento monetario será más elevado en el segundo semestre y julio ya mostró las primeras señales claras en este sentido”, destacó a PERFIL Adrián Yarde Buller, economista jefe de Facimex Valores.

Federico Broggi, de Invertir en Bolsa, planteó que “la emisión  de julio no es una sorpresa, pero tampoco una buena noticia, porque habrá más pesos dando vuelta y eso empieza a generar presiones sobre la inflación y el tipo de cambio”.

En ese sentido, Víctor Ruilova, de EconViews, calculó que en el segundo semestre, el BCRA deberá transferir al Tesoro $ 1 billón y advirtió que “lo que dificulta esa emisión es que con un tipo de cambio viajando al 1% y tarifas planchadas, la inflación siga en el 3%.

No obstante, Ruilova y Bro-ggi, afirman que el monto de emisión “dependerá de lo que puedan colocar de deuda en el mercado”, y coinciden en que el Tesoro deberá cambiar la estrategia, convalidar “mayores tasas” en las licitaciones y ofrecer “instrumentos más atractivos como el dólar linked que permite cubrirse de una eventual devaluación”.

Al respecto, Lucas Yatche, financial advisor de Liebre Capital, sostuvo que “el segundo semestre es más desafiante, julio y agosto son meses potentes en vencimientos, julio terminó con financiamiento neto positivo, pero se desaceleró el ritmo de roll over. Se alcanzó un ratio de 110%, cuando venía por arriba de eso en los meses anteriores”, remarcó. “El mercado empieza a tener ahora mayor apetito por los bonos dólar linked, y se ve en los precios”, agregó. 

De hecho, luego de la licitación del miércoles último en la que no se logró recaudar la totalidad de fondos para cubrir el vencimiento semanal, Economía pareció leer el reclamo del mercado y anunció ayer que en la primera subasta de agosto licitará dos bonos dólar linked (ver recuadro).

¿Se podrá cumplir el mix que pretende Guzmán? La consultora Equilibra sostuvo que “tras un primer semestre en el que el 52% del nuevo financiamiento vino desde el mercado de deuda, y el 48% del BCRA, el mix comenzó a desbalancearse en julio”. Tras la última licitación, el secretario de Finanzas Mariano Sardi remarcó que “los resultados alcanzados en los primeros siete meses implican una contribución del financiamiento del déficit del 44% a través de colocaciones del Tesoro”.

Para Equilibra, “en lo que resta del año, y para financiar el déficit primario de 3% que estimamos en el segundo semestre, esperamos que la asistencia del BCRA al Tesoro sume $ 720 mil millones mientras que el mercado de deuda aporte $ 320 mil milllones, con lo cual el 37% del nuevo financiamiento en 2021 vendría desde el mercado de deuda, y el 63% del BCRA, apenas por encima de la pauta de emisión del Presupuesto”, indicó.

Para Equilibra habrá giros del BCRA en lo que queda del año por $720 millones 

A su vez, Yarde Buller dijo que proyecta “un déficit primario de 3,5% del PBI para el año, financiado en un 30% a través de deuda nueva y 70% mediante asistencia monetaria del BCRA”, al tiempo que explicó que “no necesariamente derivará en un aumento de la base monetaria de la misma magnitud, ya que el BCRA puede decidir esterilizar parte de la asistencia o adoptar una posición vendedora en el mercado de cambios”.

En sintonía, Claudio Caprarulo, de Analytica, opinó que “va a poder cumplir con la forma de financiar el déficit” porque “la emisión fue baja en el primer semestre y las colocaciones de deuda le permitieron acumular más pesos de los que necesitaba, como en la segunda mitad el BCRA va a tener una posición más vendedora de dólares, eso le permitirá absorber pesos y compensar en parte la expansión monetaria”.

Fernando Baer, de Quantum Finanzas, cree que “la composición será distinta, podría ser 60% financiamiento del mercado y 40% vía BCRA”. “El Gobierno minimizará la emisión porque tiene efectos sobre inflación y tipo de cambio; para eso el Tesoro debe mejorar el atractivo de títulos, y eso es acortando plazos, subiendo tasas, y cambiando la moneda de emisión”, agregó.

 

Bonos dólar linked en la licitación de agosto

El Gobierno afrontará el martes su primer examen de agosto en el mercado local cuando salga a buscar colocar deuda por $ 190 mil millones para refinanciar vencimientos que en el mes suman unos $ 310 mil millones, y la novedad es que ofrecerá dos bonos dólar linked por un total de US$ 450 que ajustan por el tipo de cambio oficial más un cupón.

El Tesoro ofrecerá una canasta de cinco títulos para captar deuda en pesos entre dos Letras de Tesoro ajustadas por CER (Lecer), un Boncer, y dos Bonos Badlar, tres de los instrumentos con vencimientos durante 2022, y dos caducan en 2023. En cuanto a los bonos dólar linked, el que se emite por US$ 150 vence el 29 de abril de 2022, y el de US$ 300 expira el 30 de noviembre del próximo año.

Según Fernando Baer, “en el primer semestre el 60% de lo que se emitió fue deuda ajustable por CER, y en el segundo, probablemente veamos mayor combinación de CER con dólar linked. Eso hará que muchos tenedores de pesos que no quieren convalidar un tipo de cambio al blue o al CCL, decidan participar de estas emisiones de deuda”.