jueves 23 de septiembre de 2021
POLITICA idas y vueltas de la iniciativa
14-11-2020 23:00
14-11-2020 23:00

Siete meses para construir una mayoría con bloques aliados

14-11-2020 23:00

Menos de un mes después del inicio de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, surgió durante los primeros días de abril en el Frente de Todos la idea de gravar a las grandes fortunas.

“Impuesto Patria” fue el primer nombre con el que se conoció la iniciativa que nació en las usinas de Máximo Kirchner, y que contó con el trabajo de referentes en el tema como Carlos Heller, Fernanda Vallejos y el entonces diputado Darío Martínez, que abandonó la Cámara baja para convertirse en secretario de Energía.

Pese a que el texto definitivo tardó casi un semestre en conocerse, sirvió para motorizar el trabajo parlamentario remoto con la vicepresidenta Cristina Kirchner a la cabeza. La modalidad virtual se utilizó para concretar decenas de reuniones de comisión y la aprobación de numerosos proyectos en más de 30 sesiones virtuales en ambas cámaras, pero recién el martes será el turno del rebautizado Aporte Solidario y Extraordinario.

“En Diputados están los votos, y entiendo que también en el Senado para aprobar este aporte de las grandes fortunas, un sector que no ha sido afectado por la pandemia”, confió el senador del Frente de Todos Oscar Parrilli, quien consideró que quienes se oponen al tributo “son avaros, antiargentinos y antisolidarios”.

Se permite estimar
que alcanzarán más
 de 135 votos en el
 pleno del martes
 cuando lo traten

El pedido de sesión especial fue firmado el último jueves por el jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y por varios referentes pertenecientes a bloques provinciales y Consenso Federal, lo que ya permite estimar que se alcanzarán más de 135 votos para la iniciativa. Ese mismo día, se tratará la sanción definitiva del Presupuesto 2021, después del “olvido” de las planillas de obras que no permitió la aprobación el último jueves en el Senado.

El sorpresivo pedido de sesión de parte del kirchnerismo duro tuvo como objetivo la creación de un “hecho político” en coincidencia con el Día del Militante Peronista, que se celebra cada 17 de noviembre para recordar la llegada al país de Juan Domingo Perón después del exilio en España. También se habilitará el tratamiento de la modificación de la Ley de Manejo del Fuego, impulsada por Máximo para restringir cambios en el uso de tierras afectadas por incendios la Ley Yolanda, de capacitación obligatoria en materia ambiental.

La bancada oficialista construyó acuerdos con el interbloque Federal, que conduce Eduardo “Bali” Bucca, el interbloque Unidad para el Desarrollo que preside José Luis Ramon, el Movimiento Popular Neuquino y ahora se sumó Acción Federal, cuyo titular es Felipe Álvarez, que hasta hace quince días formaba parte de Juntos por el Cambio. Con estos consensos ya se pudo sancionar durante este año la moratoria, el Presupuesto y ahora se encamina a aprobar el polémico proyecto. La izquierda, por su parte, se abstendrá mientras que Juntos por el Cambio ya anticipó su voto negativo.

Con el gravamen se esperan recaudar más de 300 mil millones de pesos, que habían sido pensados inicialmente para atacar las primeras consecuencias del confinamiento en la economía y que ahora servirán para intentar motorizar la reactivación post pandemia, con el foco en las áreas sociales más golpeadas.

En esta Nota