viernes 24 de septiembre de 2021
POLITICA La ex dos de la AFI
11-06-2020 16:03
11-06-2020 16:03

Espionaje ilegal: con perfil bajo, Majdalani ya eligió abogado y perito tecnológico

Silvia Majdalani está imputada en la investigación por espionaje ilegal a raíz de una denuncia de la actual interventora de la AFI y busca zafar de la causa de Lomas de Zamora.

11-06-2020 16:03

Silvia Majdalani se mantiene en contacto permanente con Gustavo Arribas. La ex número dos de la Agencia Federal de Inteligencia quedó bajo la lupa por supuestas maniobras de espionaje ilegal, realizadas desde la AFI. En una causa está directamente imputada. Y en otras tres su nombre está al caer. El éxodo del poder la dejó a la intemperie. 

En privado, Majdalani se despega de las acusaciones. Y ya presentó espontáneamente a su abogado y a un perito tecnológico ante el juez Marcelo Martínez de Giorgi. Pero su mayor temor es que la involucren en la investigación que se lleva adelante en Lomas de Zamora. Conducida por el juez Federico Villena, es la causa más pesada sobre la inteligencia paralela desplegada durante la era macrista. 

Las pruebas apuntan a una red de espionaje ilegal que se dedicaba a seguir, escuchar, filmar, fotografiar y hasta infiltrar a la dirigencia política. En la ex jefatura de la AFI pretenden que el hilo se corte por lo más delgado. En concreto, por un nombre en especial: Alan Ruiz, el ex director de Operaciones Especiales de la ex SIDE. No desmienten que esa trama haya existido. Simplemente aducen ignorancia al respecto. 

Cómo es la trama del nuevo escándalo de espionaje ilegal que sacude a la gestión de Cambiemos

Dentro de Juntos por el Cambio, donde incluso hay dirigentes que fueron víctimas del seguimiento, no se encuentran voces dispuestas a defender a Majdalani. Tampoco, por ahora, a señalarla como la principal responsable de los desmanejos de la AFI.

Al igual que Arribas, Majdalani ya designó un abogado. Se trata del penalista Mariano Di Meglio. El ex jefe de la AFI optó por un letrado que ya lo había defendido (con envidiable éxito) en la derivación local del caso Odebrecht: Alejandro Pérez Chada. Arribas había sido acusado de recibir una coima por parte de la constructora brasileña.

Pérez Chada le consiguió un sobreseimiento exprés. Pero eso ocurrió en 2017. Tres años después, el escenario político cambió radicalmente. Pérez Chada además es el abogado de Mauricio Macri y otros ex funcionarios de Cambiemos, a los que intenta cuidarles la espalda en la retirada del poder. 

Majdalani comparte representante legal con su cuñado y exjefe de gabinete de la AFI, Darío Biorci. A ambos los defiende Mariano Di Meglio. ¿En qué causa? Al momento, en la de espionaje ilegal a los correos electrónicos de políticos, dirigentes y periodistas.

La investigación fue abierta a partir de la denuncia de la interventora de la AFI Cristina Caamaño. El fiscal federal Jorge Di Lello imputó a Mauricio Macri, a Arribas, a Majdalani, a Biorci y a dos agentes (identificados como A y B), cuya identidad quedó bajo reserva.

Los espiados del oficialismo durante el macrismo, entre la sorpresa y futuras denuncias

Majdalani ya le comunicó a Martínez de Giorgi que su abogado es Di Meglio. Así lo averiguó Perfil. Si bien todavía no fue citada, la ex número dos de la Agencia decidió anticiparse. Lo hizo con el objetivo de eludir la indagatoria. Arribas eligió la misma estrategia. Majdalani niega haber violado la ley de inteligencia. 

En Comodoro Py, De Giorgi investiga más de 80 interceptaciones de correos electrónicos. Los rastros de ese hackeo fueron encontrados en un disco rígido que estaba en la base de la ex SIDE, ubicada en diagonal a la Casa Rosada. Por eso, Majdalani también ya eligió a un perito tecnológico de parte: el ingeniero en informática Pablo Rodríguez Romeo.

En una causa parecida, también en manos del juez Martínez de Giorgi, se sospecha que la AFI confeccionó fichas ideológicas de unos 500 periodistas y académicos. Las supuestas víctimas se preparaban para participar de las reuniones del G20 y la OMC, realizadas en la Argentina en 2017 y 2018.

Las tareas de inteligencia de la AFI eran un secreto a voces, en la previa del G20. A fines de 2018, la Agencia puso la lupa sobre los grupos y militantes locales que rechazaban ideológicamente la movida: especialmente hizo foco en el espacio “Confluencia Fuera G20/FMI”, formado en septiembre de 2018. 

La reunión fundante de ese colectivo se concretó en en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Ahí estuvieron representantes de la CTA Autónoma, Attac Argentina, Jubileo Sur, ATE, Frente Darío Santillán, Movimiento Evita, CTEP, Libres del Sur, PSTU, Movimiento Campesino de Misiones, Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Red Amigos de la Tierra, Asamblea Argentina Mejor Sin TLC, Multisectorial Anti-Extractivista, Sociedad de Economía Crítica y Clate, entre otros. 

La ex SIDE monitoreó a ese espacio en las redes y en los actos que protagonizaba. El movimiento que derivó en Confluencia Fuera G20/FMI era Attac (Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana). Se trata de una agrupación global, fundada hace más de veinte años, que se opone a las políticas neoliberales y a los tratados de libre comercio. Attac concretó entonces una marcha en la Capital para darle la “malvenida” a Donald Trump. Por aquellos días, Perfil reveló aquellas maniobras de la Agencia Federal de Inteligencia.

Las dos causas que conduce Martínez de Giorgi, sin embargo, no son las más amenazantes para Arribas y Majdalani. El temor de ambos es quedar involucrados en la que maneja Villena en el juzgado de Lomas. 

Desde el gobierno, algunos dirigentes buscarán probar la conexión de ambos ex jefes de la Agencia con la trama oscurísima que se destapó en Lomas, a raíz de la detención de un narco. Mañana, los diputados y senadores del Frente de Todos intentarán exponer las responsabilidades de Arribas y Majdalani.

¿Cómo? Facundo Melo y Leandro Araque son dos ex agentes de inteligencia imputados por el presunto espionaje ilegal a Cristina Kirchner y otros dirigentes. Desde mañana, declararán en el Congreso de la Nación.

La Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia, presidida por el diputado Leopoldo Moreau, citó a ambos. Los dos ex agentes habían pedido hacerlo. El primero en comparecer será Araque, el viernes a las 15 horas. Melo tiene turno para el viernes 19 de junio. Los dos ingresaron a la AFI bajo gestión macrista y eran parte del equipo de Alan Ruiz. En el celular de Araque se encontró gran parte de la información y las pruebas que tiene el juez Villena.

AF/MC