domingo 27 de noviembre de 2022
PROTAGONISTAS El debut del actor como escultor

“Hice un inventario de mí mismo y pensé en el daño que hice a los demás”, dice Brad Pitt

El actor comenzó a hacer esculturas después de su mediático divorcio de Angelina Jolie. En ese momento, Brad Pitt hizo una introspección y encontró cómo expresar lo que le pasaba, en obras realizadas en distintos materiales. De ese proceso participó Thomas Houseago y por eso lo convocó para que muestre por primera vez su arte en una expo junto a Nick Cave. A los tres los unen momentos difíciles; en el caso del músico, la muerte de dos hijos, en 2015 y 2022.

02-10-2022 05:35

Brad Pitt expuso por primera vez sus esculturas. Y lo hizo junto a Nick Cave, ambos como invitados de la muestra We, del artista británico Thomas Houseago, en The Sara Hilden Art Museum en Tampere, Finlandia. Con muy bajo perfil, el actor visitó ese país escandinavo para la apertura de esta exposición.

En su trabajo escultórico, destaca una casa en miniatura, titulada House A Go Go”(Casa a go-go) realizada con bloques de madera desechados precisamente en el estudio de Thomas Houseago. Esa pieza, así como otras que presentó en esta primera muestra, es el resultado de una introspección, en la que el actor indagó en la naturaleza de los vínculos y el daño. “Hice un inventario radical de mí mismo y pensé en el daño que les hice a los demás y en los momentos en los que me equivoqué”, explicó Pitt a los medios fineses.

Por Angelina.  Brad Pitt inició esta búsqueda que plasmó en varias piezas que se exhiben en el museo finés, luego de su ruptura con Angelina Jolie, en 2017. Una ruptura que fue imposible darse en un marco de discreción. Por más que él y ella se mantuvieron en silencio, esas fuentes cuyo origen es casi siempre dudoso alimentaban el morbo mediático.

En la apertura que se hizo en el museo, el actor enfatizó su reflexión acerca del fracaso de las relaciones humanas, y en su propuesta artística  aborda con la mayor honestidad el aspecto trunco de algunos vínculos. Además de House a Go-Go, Pitt presentó otras esculturas realizadas en  silicona transparente. Por ejemplo, hay una con forma de casa que desnuda impactos de bala, y donde “se aprecia la trayectoria de los proyectiles congelando su movimiento destructivo”, según se explica en un comunicado del The Sara Hilden Art Museum.

El diablo interno. Y si la investigación de Brad Pitt suena un tanto oscura, la de Nick Cave no le va en zaga. Durante la pandemia, el músico se acercó a la cerámica y empezó a experimentar con ese lenguaje. Hace poco se estrenó el documental This Much I know to be true (Es demasiado lo que sé para que sea verdadero), en donde el líder de los Bad Seeds le muestra al director Andrew Dominik una serie de esculturas donde se refleja la historia del diablo, desde su nacimiento hasta su redención.

Su colección de esculturas de cerámica hechas a mano, pintadas y esmaltadas, titulada The Devil- A Life (El diablo-Una vida), está compuesta por diecisiete estaciones del demonio, y ese recorrido contempla “desde la inocencia hasta la confrontación con nuestra mortalidad, pasando por la experiencia”, según describe el museo en el catálogo de la exposición.

Hilo rojo. Las obras de Brad Pitt y de Nick Cave parecen articularse muy bien con la obra de Thomas Houseago, responsable de esta doble convocatoria. Houseago atravesó una profunda depresión y en su proceso de sanación también creó obras. “Mi sufrimiento es parte de mí y de mi arte”, dijo en un reciente reportaje donde recordó la importancia de no romantizar el trauma:  “El trauma tiene que ser tomado más en serio, al igual que el impacto que tiene en nosotros personal y socialmente”.

Así, entre la esperanza y la reflexión, Houseago dejó claras algunas posibles conexiones en su nuevo trabajo. Uno que se presenta como el resultado del cuidado de uno mismo y del apoyo de ese universo que conforman los afectos. Algunos de esos afectos son, ademas, parte de su círculo de amigos, como sus invitados famosos. Con sus respectivas obras y sus propios tránsitos internos, esta exposición reunió a Pitt, Cave  y Houseago en el mencionado museo de Finlandia donde hay un imperceptible pero existente hilo rojo que une a los tres: a Houseago, su depresión y mejoría; a Nick Cave “sus diablos” y sobre todo la muerte de dos hijos –en 2015 y en 2022–; y a Pitt, su divorcio de Angelina Jolie.

En esta Nota