26th de February de 2021
REPERFILAR Opinión

¿Olvido o memoria?

La memoria es necesaria porque los que disputan el poder político y económico manipulan los hechos, destacan lo que les conviene y ocultan aquello que les avergüenza. Alberto Fernández representa esa mitomanía.

11-12-2020 21:55

¿Olvido o memoria? Soportamos la cuarentena más larga del mundo con los peores resultados, 40 mil muertos, colegios cerrados, millones de puestos de trabajo perdidos, derrumbe de la economía, aumento de la pobreza, represiones injustificadas, crímenes imperdonables. ¿Quién no quisiera poder olvidar todo cuanto antes?

Sin una revisión crítica no habrá cambio posible. La memoria es necesaria. ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo pasó? ¿Quiénes son los responsables? Los que disputan el poder político y económico manipulan los hechos, destacan lo que les conviene y ocultan aquello que les avergüenza. Algunos traspasan todos los límites, reescriben la historia, adoctrinan, educan a niños y jóvenes para convertirlos en militantes fanáticos. La tensión entre ficción y realidad se vuelve así, dramática. 

Tenembaum sobre CFK - Alberto Fernández: "Es una relación donde mucho amor no hay"

Alberto Fernández representa esa mitomanía, la necesidad de mentir o de mentir sin necesidad. Si se revisan sus declaraciones, artículos escritos y publicados en periódicos antes de que fuera candidato, saltan a la vista sus contradicciones. Alberto Fernández niega o acomoda la realidad según los intereses del momento. Se pueden citar decenas de ejemplos desde sus graves acusaciones a Cristina Kirchner hasta las sospechas sobre el propio Néstor Kirchner. 

Ahora, como presidente con la mitad del país bajo la línea de pobreza, dice que no hay argentinos con hambre. Destaca la exitosa gestión de la pandemia con más muertos por millón de habitantes que Brasil o Estados Unidos sin contar las consecuencias en la economía y la salud mental. 

Las fotos de la memoria de este año recuerdan crímenes, persecuciones policiales, represión, familiares que no pudieron despedir a sus muertos queridos, empresas quebradas, negocios cerrados. El presidente dice que el saldo de este año es muy positivo. Según él, sería muy de necios no darse cuenta. Sin olvido no se puede vivir, sin memoria tampoco. 
 

En esta Nota