domingo 09 de mayo de 2021
SALUD Pandemia del coronavirus
29-04-2021 18:11

Secuelas del coronavirus: cómo recuperar el olfato

La mayoría de las personas que lo perdieron a causa del Covid pueden recuperarlo en pocas semanas, pero otros tardan meses o hasta más de un año.

29-04-2021 18:11

Amélie tiene 40 años, tanto ella como su pareja contrajeron el coronavirus de Covid-19 hace ocho meses y desde entonces sufren pérdida del olfato y del gusto. "Me di cuenta de esto cuando saqué la caja del gato, donde no había olor. Todavía olía algunos aceites, pero hoy ya no los huelo", dijo Amélie en su primera consulta con un otorrinolaringólogo.

Dos posibles causas de la pérdida de olfato

Uno de los rasgos más llamativos del coronavirus es la pérdida del olfato, tanto como un síntoma como una secuela de la enfermedad. La pérdida total o parcial del olfato afecta a más de la mitad de los enfermos de Covid-19. 

Llega al país un nuevo vuelo con más de 244 mil vacunas de Sinopharm

Existen dos posibles causas de esto, por un lado, puede tratarse de un edema de las hendiduras olfatorias. Consiste en dos surcos que están en la nariz por los que pasan pequeños nervios que van al cerebro y se encargan de transmitir las moléculas del sentido del olfato, según explica el Dr. Wissame El Bakkouri. “Es una reacción inflamatoria relacionada con el virus y normalmente nos recuperamos en dos o tres semanas", agrega.

Por otro lado, según el médico la segunda causa de la pérdida de olfato puede tratarse de una invasión viral de las neuronas. Las neuronas olfatorias están situadas en las hendiduras olfatorias que son atacadas físicamente por el virus, e incluso en los bulbos olfatorios del cerebro. “Podemos imaginar entonces que la anosmia, es decir, la pérdida del olfato, durará más tiempo", señala el médico.

"Si la pérdida de olfato persiste más de un año, las posibilidades de recuperación son extremadamente bajas"

Tras una fibroscopia para evaluar el estado de las fosas nasales, el médico le sugiere a Amélie hacer un test de olfato a partir de distintos elementos como rosa, durazno, caramelo, pero también queso de cabra y plantas. El proceso consiste en distribuir los cinco olores al azar en 48 frascos de cristal que se entregan uno a uno al paciente, que debe identificarlos.

Pfizer trabaja en una pastilla que podría derrotar al coronavirus

Pero el test no es una tarea fácil, Amélie respira el olor indicado que le recuerda a algo "indefinido". “¿Será durazno?", se pregunta. Este ejercicio deberá realizarlo de ahora en adelante dos veces al día, cumpliendo con un protocolo muy estricto. La intención es volver a educar su cerebro que de alguna manera ha olvidado los olores, e intentar recrear las conexiones. Si este método se hace a tiempo aumentan las posibilidades de recuperación.

El panorama no es muy alentador ya que no todos las personas que contrajeron Coronavirus recuperarán el sentido del olfato.

"Nos gustaría decir a todos los pacientes que hay esperanza. Pero la verdad es que, por desgracia, si la pérdida de olfato persiste más allá de un año, las posibilidades de recuperación son extremadamente bajas, sino nulas", advierte el médico. Esto representa un problema serio ya que la rehabilitación del olfato mediante el test es hoy en día el único recurso que existe para que las personas que padecen anosmia, más conocida como pérdida total del olfato, puedan recuperarlo.

cdi / ds