jueves 13 de mayo de 2021
SOCIEDAD Pandemia de coronavirus
05-05-2020 03:50

Tapabocas obligatorio: diez claves para usarlo bien

En la Ciudad de Buenos Aires es obligatorio, pero expertos advierten que, si no se lo usa correctamente, puede ser contraproducente. Cómo manipularlo.

05-05-2020 03:50

Los porteños -y gran parte del país- ya lo incorporaron a su cotidianeidad. Este lunes 4 de mayo se convirtió en de uso obligatorio y aunque según un informe del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tiene alto acatamiento -los datos indican que desde el 15 de abril, cuando se estableció su obligatoriedad en comercios, dependencias de atención al público y medios de transporte, se aplicaron 240 multas que van de los casi $ 11 mil a los $ 80 mil-, ya se transformó en mandatorio también para circular por vía pública. 

Y si bien las autoridades de Salud nacionales promueven que su elaboración también sea casera -para evitar desabastecimientos de los barbijos indicados para personal de la salud y personal esencial en contacto con infectados-, las malas prácticas, advierten los expertos, pueden hacer que la medida se torne contraproducente si no se manipulan correctamente. 

10 cosas que tenés que saber sobre los tapabocas caseros

PERFIL consultó a la médica infectóloga Florencia Cahn sobre qué hacer y qué no con los tapabocas caseros. Aquí, 10 consejos prácticos para su uso adecuado: 

  1. No reemplazan el lavado de manos. Parece algo obvio, pero es la premisa principal. “Más allá de que fundamental aclarar que el barbijo debe ser sólo para uso del personal de la salud y aquellas personas que presenten síntomas, y el tapabocas de tela puede ser usado por el resto de la población, éstos no reemplazan ni hacen que sea menos necesario lavarse las manos con agua y jabón, la principal manera de prevenir el contagio”, explica. 
     
  2. Tampoco al distanciamiento social. “Son fundamentales para prevenir aún más posibles transmisiones si se utilizan por ejemplo para ingresar a un comercio pequeño, para la atención al público -en un banco, entre otras opciones- o para viajar en el transporte público”. 
     
  3. Deben estar hechos de tela de algodón y tener al menos dos capas. “No importa qué tan gruesas sean esas capas, pero sí es recomendable que sean dobles. También pueden incluir una tela protectora tipo friselina (similares a las de las bolsas de hacer compras reciclables) para la parte que está en contacto con la boca, filtros de café o servilletas de papel. No bolsas de plástico, porque eso acumula gérmenes”, asegura Cahn. 
     
  4. Deben cubrir boca, nariz y  mentón. “Es clave que no sólo cubra la boca, y que además esa persona no olvide que si debe toser, se cubra por supuesto además con el pliegue del codo”, dice la infectóloga.
     
  5. Hay que lavarlos todos los días. “Si se utilizan aunque sea por dos horas y están muy expuestos, hay que lavarlos igual, con agua y jabón neutro o en lavarropas. Por eso recomendamos que la gente tenga más de uno”. 
     
  6. No tocar la tela al ponérselo o quitárselo. “Para que no se contamine con las manos, principales transmisoras del Covid-19, hay que evitar tocar la tela y los pliegues del tapabocas. Para ponérselo y quitárselo, hay que hacerlo tomando con cuidado los elásticos que tienen para colocarse detrás de las orejas”. 
     
  7. Si están bien hechos, no es necesario descartarlos después de su uso. “Siempre y cuando tengan dos capas de tela y se higienicen en forma correcta -lavándolos tras cada uso y no con soluciones de alcohol al 70% o lavandina diluida en agua, por ejemplo- pueden reutilizarse”. 
     
  8. Guardarlos en una bolsa limpia o un sobre de papel mientras se utiliza. “Para protegerlos cuando uno se los retira y luego va a volver a colocárselos -por ejemplo, si entra a una oficina a trabajar y se retira unas horas más tarde- hay que ponerlo en bolsas plásticas limpias o en un sobre de papel exclusivo para tal fin, siempre y cuando no se lo toque con las manos sin higienizar con agua y jabón o alcohol en gel”. 
     
  9. Tener especial cuidado en el banco. “Como tener un tapaboca puede hacer que nos toquemos con más frecuencia y en forma involuntaria la cara, es fundamental tener especial cuidado en el momento de ir a hacer trámites a un banco: cuando tocamos billetes o en el cajero -o superficies en el supermercado- es útil tener a mano un alcohol en gel para limpiarse y evitar infectar el tapabocas”, dice. 
     
  10. No es necesario utilizar barbijo si no se está infectado. “Los barbijos quirúrgicos y tipo N95 son indicados sólo para uso médico o del personal que asiste en servicios de salud y está indicado también para quienes tengan síntomas compatibles con el coronavirus, para su traslado y tratamiento”, concluye la doctora Cahn. 

CFE / DS