miércoles 05 de octubre de 2022
SOCIEDAD Vicente López

Doble homicidio en Zona Norte: detuvieron a la empleada doméstica de la pareja de jubilados asesinada

José Enrique del Río y María Mercedes Alonso aparecieron baleados dentro de su auto, en el garage de su casa. Sospechan que la empleada haya sido la entregadora. En el domicilio del crimen faltaban joyas y dinero.

26-08-2022 11:18

María Ninfa Aquino, empleada doméstica, trabajaba en la casa de José Enrique del Río, de 74 años, y su esposa, María Mercedes Alonso, de 72. Fue ella quien llamó a la policía cuando encontró a sus empleadores muertos dentro de su auto en el garaje de la casa. Ahora ella fue detenida, sospechada de entregarlos.

Ninfa Aquino tiene 64 años, es de nacionalidad paraguaya y trabajaba para la pareja asesinada en Vicente López. En el lugar del crimen encontraron a ambos dentro de su auto con heridas de bala y la primera hipótesis fue la de un robo, ya que en la casa faltaban joyas, dinero y otros objetos de valor.

Investigación homicidio de Vicente López 20220826

Ante la sospecha de que la empleada fuera la entregadora la detuvieron el jueves por la noche en su domicilio del partido bonaerense de Tres de Febrero.

De acuerdo a fuentes que participan de la investigación, Ninfa Aquino tuvo varias contradicciones en su declaración y, en un allanamiento, hallaron un sobre de terciopelo, que era propiedad de la víctima en la que se cree que se hallaría la llave de la caja fuerte de la vivienda.

La escena del doble homicidio

Cuando los detectives llegaron a la propiedad de Vicente López el jueves a la mañana, se encontraron con José Enrique Del Río y María Mercedes Alonso sin vida dentro del Mercedes Benz E350 Avantgarde de ambos en el garaje de su casa de Melo al 1100.

Investigación homicidio de Vicente López 20220826

Del Río era un policía retirado y abogado jubilado y tenía tres disparos en el cuerpo, mientras que su esposa tenía una única herida de bala en la nuca. Ambos estaban con los cinturones de seguridad colocados.

Dentro de la casa había un gran desorden y la caja fuerte estaba abierta, pero no se veía ninguna puerta, ventana o abertura forzada. Quienes efectuaron el ataque tuvieron la precaución de llevarse los archivos de las cámaras de seguridad, por lo que se cree que se trató de un delito muy planificado. 

 

RB/ff