viernes 30 de julio de 2021
SOCIEDAD Etología
09-03-2021 20:39

El abrazo de los animales

Un psicólogo de British Columbia dijo que el 80% de los perros se estresa cuando su amo quiere abrazarlos. ¿Qué diría cuando la "mascota" es tigre, león, elefante, caballo, oso, cerdo, reptil o tucán?.

09-03-2021 20:39

Nosotros creemos que nuestro perro es el animal más feliz del mundo cuando le damos un abrazo. Sin embargo, un estudio reciente realizado en la Universidad de British Columbia, en Canadá, sostiene todo lo contrario.

Stanley Coren, Profesor de psicología canina y autor del texto La fabulosa inteligencia de los perros, analizó centenares de encuentros entre perros y sus amos para determinar patrones de comportamiento en los animales.

Así, sin que importe de qué raza se tratara, el alrededor del 80 % de esos perros observados de cerca evidenció señales de ansiedad y estrés cuando sus dueños le daban un abrazo inesperado. Los animales hacían ruidos amenazadores, mostraban los dientes, intentaban rehuir el contacto para demostrar su malestar.

Coren concluyó que esas conductas cercenaban su capacidad de movimiento y les impedía escapar, algo que es parte de su naturaleza si se sienten en peligro o algo les disgusta.

Al abrazarlo, un animal siente que se le cierra la posibilidad de huida, algo que está en su propia naturaleza

En su trabajo, Stanley Coren cuantificó que solamente un 10,8 % de los perros se mostraban cómodos a al ser abrazados por sus dueños. De todos modos, el autor señaló que esa estadística no significaba que no se puede demostrar afecto por la mascota propia, incluso con un acercamiento corporal.

El investigador enumeró que caricias breves, suaves, y palabras dichas a media voz y en un tono amable pueden hacer sentir al animal cómodo en ese acercamiento sin que despierte desconfianza, del mismo modo en que incorporar juegos y premios por su conducta genera conductas favorables. 

Aún así, no se trata de una ley universal y hay que ir observando el carácter y temperamento de cada animal, siendo sumamente prudentes al entablar contacto físico con él. Lo más aconsejable es esperar a que el animal mismo se aproxime, busque contacto, se acurruque junto al amo. Hay que observarlo y ver qué le agrada.

De ningún modo es aconsejable dejar que los chicos jueguen a solas con los animales, que no siempre pueden interpretar sus intenciones

De todos modos, muchos de los amos del video hicieron caso omiso de las opiniones del profesor Stanley Coren, aun cuando sus “mascotas” fueran animales salvajes como leones, tigres, gallos, cerdos, reptiles y más

Por seguridad, se desaconseja imitar con animales salvajes las actitudes que demuestra el video que acompaña esta nota.