lunes 08 de agosto de 2022
SOCIEDAD Conurbano Bonaerense

“Mamá, me pegaron un tiro, estoy en el chino”: el terrible mensaje que recibió la madre del niño baleado

Natalia contó que “no le sacaron nada” y que atacaron a su hijo de “pura maldad”. La mujer que le salvó la vida relató: “Se estaba desangrando y la gente no hacía nada”.

04-08-2022 15:00

Mamá, me pegaron un tiro, estoy en el chino”, fue el crudo mensaje que alcanzó a decirle el niño a su madre, Natalia, cerca de las 18 de ayer, luego de ser baleado en Ciudad Evita, La Matanza. La mujer contó que los atacantes le dispararon, pero que no le robaron nada, escaparon sin llevarse ninguna pertenencia de su hijo.

No le sacaron nada, es pura maldad, no puedo entender, le pegan un tiro”, dijo llorando Natalia a Todo Noticias. “Sentí que mi mundo se partió, mi corazón está partido, si bien no me quitaron la vida de mi hijo, nos truncaron los proyectos, es como que ya nada tiene sentido”, lamentó.

“¿Con qué necesidad le pegaron un tiro? ¿si le querían robar por qué no le robaron? Tenía sus dos cuadernos para ir al colegio”, detalló la mamá que recién este año se había animado a dejar que su hijo de 12 años fuera solo a la escuela que queda apenas a tres cuadras de su casa. 

“Le dije a mi marido, vendamos todo y nos vamos. Yo no quiero esto para mi hijo, ¿Qué herramientas le doy para que salga a la vida sin miedo?”, sostuvo y agregó: “Aunque tengamos una profesión, es triste tener que emigrar a otro lugar. Yo quiero vivir tranquila”. “Tengo el alma destrozada. Hace más de 30 horas que no duermo, no quiero bañarme, no quiero comer. No me quiero imaginar la gente que pierde un hijo”, contó.

Balearon a un niño en Ciudad Evita 20220804

Jéssica, la empleada de un comercio que auxilió al pequeño tras el ataque, denunció que la ambulancia que pidieron nunca llegó. “Escuché el disparo, estaba en el fondo y cuando me asomo veo que le sangra el ojo, que se apoya contra la pared y empieza a largar sangre por la boca; crucé corriendo y busqué el orificio que tenía para cubrirlo”, relató. “Él hablaba (por teléfono) con su mamá y le dijo ‘me pegaron un tiro, estoy en el chino’’. Lo senté, le dije que se quede tranquilo y me hablara”, detalló.

“Se estaba desangrando y la gente no hacía nada, solamente miraba. Nadie se mete y puede ser mi hijo o el de cualquier persona”, dijo.

El caso quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 1 de La Matanza, cuyo titular es Fernando Garate, quien dispuso diversas diligencias tendientes a identificar a los agresores, entre ellas el análisis de cámaras de seguridad instaladas en la zona del hecho.

RB / MCP