Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 24 de octubre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / surgio en el colegio nacional de buenos aires
domingo 1 septiembre, 2019

Usan memes creados por alumnos para estudiar clásicos de la literatura

Una profesora les pidió que reinterpreten Facundo con imágenes y la iniciativa se viralizó. Educadores advierten que el recurso "no debe reemplazar la lectura".

Pilar Padula

En clase. Clea Gerber (centro) incorporó a su curso de literatura en el CNBA el uso de las imágenes humorísticas que armaron juntos. Foto: juan obregon
domingo 1 septiembre, 2019

En medio de su clase de literatura del Colegio Nacional de Buenos Aires (CNBA), Clea Gerber encontró a uno de sus alumnos riéndose con el celular en la mano. Al preguntarle qué estaba mirando, el joven le mostró un meme que describía qué significaba para él el libro que trabajaban en ese momento: estaba aburrido. Inmediatamente, la profesora y doctora en Letras descubrió en la imagen un potencial elemento de enseñanza y le propuso a la clase de quinto año un concurso de memes que reflejaran los conceptos del Facundo de Domingo Faustino Sarmiento.

“Desde el momento en que propuse el torneo, los estudiantes se entusiasmaron y me mandaban hasta de madrugada. Llegué a juntar más de 60 imágenes y me sorprendí con su creatividad y compromiso”, cuenta Gerber, que también da clases en la Universidad Nacional de General Sarmiento. Subió a su Twitter el proyecto, que tuvo 30 mil réplicas. Santino Casasco, ganador de la división, explica cómo “una señal de protesta” por la dificultad de concentración se convirtió finalmente en un trabajo divertido y llevadero. “Un libro que por lo general no resultó entretenido terminó logrando que en una semana me enganche a la lectura. Me copé tanto que hice diez imágenes para el concurso”, dice (ver aparte).

A raíz de la exitosa práctica, Gerber no solo supo ver el interés de sus alumnos en el Colegio Nacional de Buenos Aires, sino que también compartió la experiencia con quienes se están formando para ser docentes: “A raíz de comentarios de estudiantes del profesorado que habían visto los memes, pudimos reflexionar sobre esto y pensar cómo mediante las herramientas o lenguajes que los adolescentes usan cotidianamente pudieron apropiarse de manera productiva de un texto tan complejo como el Facundo”, remarca la docente.

Complementarios. Sin embargo, para expertos en educación, la tecnología “no debería reemplazar la importancia de la lectura en el proceso formativo”. Para Paula Pogré, investigadora de la Universidad Nacional de General Sarmiento, “cuando los profesores y los estudiantes pueden dar cuenta, con las imágenes y su fundamentación, que comprendieron el texto, pueden dejar de lado las pruebas convencionales”, asegura. “La idea no es pensar que se les enseña a hacer memes para reemplazar la lectura”, sino que “las imágenes se convierten en una de las posibles herramientas para que los alumnos demuestren que leyeron, analizaron, contextualizaron, pensaron  y sintetizaron todo ese trabajo  en un dibujo que se transforma en una manera convocante y creativa de compartir su aprendizaje”, agrega.

Por su parte, la psicopedagoga de la Fundación Favaloro Soledad Barreto asegura que “la herramienta que vinculó el lenguaje de las redes sociales y el clásico texto de Sarmiento produjo en los alumnos un elemento de apropiación y expresión”. Es decir que, en este caso los memes “acercaron a los alumnos a la materia de una manera diferente para que se identifiquen, motiven y mejoren su rendimiento. Hoy, los contenidos convencionales quedaron desplazados y puede ser productivo utilizar los medios de comunicación que los representan para impulsar sus ideas”.

Antecedentes. No es la primera vez que Gerber y el CNBA innovan para que los contenidos lleguen a los alumnos. En 2016, para homenajear a Miguel de Cervantes por los cuatro siglos de su muerte, el Departamento de Castellano y Literatura del colegio impulsó la reflexión sobre el Quijote y la creación de nuevos productos comunicacionales en los cursos de literatura española.  Los estudiantes de la división a cargo de Gerber realizaron una canción con videoclip, un audiolibro infantil, un segmento radial, un video con escenas de la vida cotidiana inspiradas en la obra de Cervantes y lo que a su juicio fue más original: un videojuego de impronta similar a los libros de Elige tu propia aventura, donde los protagonistas de la novela debían optar e ir armando su recorrido. “Por su desempeño los chicos fueron reconocidos en el ámbito escolar, y seguro que si hubieran usado las redes, también habrían tenido éxito”, reconoce la profesora, que ingresó al mundo de Twitter hace pocos meses para participar de las lecturas colectivas que se realizan en la red social.

El "campeón" de los stickers

Santino Casasco tiene 18 años y cursa 5º año en el Colegio Nacional de Buenos Aires. No solo participó del concurso que organizó su profesora Clea Gerber sino que también, por decisión de sus compañeros que fueron los que votaron, lo ganó. “Teníamos varios días para hacer el meme pero en el momento que anunció la tarea no había leído nada del Facundo. Sin embargo, me entusiasmé con la idea, leí el libro e hice más de 10 stickers”.

La consigna agilizó el estudio del libro de Domingo Faustino Sarmiento, así también como su creatividad: “El día del concurso todos expusimos los memes, incluso los ayudé a mis amigos que no lo habían podido hacer”, cuenta. “Varios coincidimos en que a Sarmiento le gustaba poner frases en francés e inglés y la traducción era ridícula porque estaba todo escrito en español”.

Por último, confiesa que la iniciativa fue una buena manera de poder “engancharse: leí el libro completo y lo entendí”, ríe.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4792

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.